LA 'PREMIER' DETALLA SU PLAN PARA la ruptura

Discurso de May: "El acuerdo final sobre el Brexit se votará en el Parlamento"

Reino Unido abandonará el mercado único europeo, no habrá asociación parcial con la UE y el Gobierno someterá a una votación parlamentaria el acuerdo final sobre el Brexit

Foto: La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)
La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)

Reino Unido abandonará el mercado único europeo, no habrá asociación "parcial" con la UE y el Gobierno británico someterá a una votación parlamentaria el acuerdo final sobre el Brexit. Estos son los puntos clave del discurso de la 'premier' Theresa May, que hoy ha detallado su plan para la ruptura con la UE.

La líder 'tory' ha asegurado que Reino Unido "tiene que dejar el mercado único, porque salir de la UE pero seguir en el mercado único" impediría cerrar acuerdos de libre comercio con otros países y significaría, en la práctica, que el país no abandona la Unión porque seguiría sometido a la legislación europea. May, que ha dejado una puerta abierta a una pertenencia parcial a la unión aduanera, al insistir en que quiere "un acuerdo tarifario", intentará alcanzar "un acuerdo ambicioso de comercio libre" y un "máximo acceso al mercado único en base totalmente recíproca". No obstante, también ha advertido desde Lancaster House —el lugar donde Margaret Thatcher alabó el mercado único hace 29 años—, de que prefiere "dejar la UE sin acuerdo que con un mal acuerdo".

Sobre el control de fronteras, May ha afirmado que "el Brexit debe suponer controlar el número de personas que llegan a Reino Unido desde Europa". La primera ministra ha señalado que su experiencia como responsable de Interior le ha demostrado que no se puede controlar la inmigración y permitir a la vez la libre circulación en la Unión Europea. Preguntada sobre si los comunitarios tendrán acceso preferente, May ha repetido el mensaje de que Londres quiere recibir a los mejores: el Gobierno establecerá las leyes migratorias en función de los objetivos que se ha marcado.

La 'premier' también confirmó que someterá a votación del Parlamento el acuerdo definitivo al que llegue con Bruselas. Tras este anuncio, la libra se ha dado la vuelta y experimenta la mayor subida contra el dólar desde 2008. En este momento, ha recuperado el nivel de los 1,23 billetes verdes después de hundirse ayer hasta su cota más baja desde 1984. Londres aguarda el veredicto que el Tribunal Supremo emitirá este jueves sobre una demanda ciudadana para que May no pueda activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa sin la aprobación de Westminster. La mayoría de los parlamentarios hicieron campaña por la permanencia en la UE, pero derogar ahora el resultado del referéndum supondría un suicidio político.

Evolución de la libra frente al dólar en los últimos tres días. (Fuente: Bloomberg)
Evolución de la libra frente al dólar en los últimos tres días. (Fuente: Bloomberg)

"El Gobierno tiene un plan para el Brexit. Y quiero que el Brexit deje un Reino Unido más fuerte, justo, unido y más abierto que nunca". Así ha comenzado su discurso la primera ministra británica, quien ha asegurado que su país "quiere que la UE tenga éxito. (...) Queremos ser aliados y un amigo cercano porque deseamos seguir desarrollando actividades comerciales con la Unión". "El resultado del referéndum no supone que deseemos alejarnos del mundo. Somos un país europeo y estamos muy orgullosos de nuestra herencia, pero queremos también acercarnos al resto del mundo. Queremos comerciar con países mucho más allá de las fronteras de Europa. Con el Brexit decidimos crear un Reino Unido global", ha dicho.

Discurso de May: "El acuerdo final sobre el Brexit se votará en el Parlamento"

Mitigar el miedo de banca y empresarios

May también ha abogado por un acuerdo "transitorio" entre Londres y Bruselas que permita aplicar de forma ordenada el nuevo marco resultante de la negociación del Brexit. Muchos interpretan el discurso de hoy como un guiño al empresariado y a la banca, un intento por mitigar las críticas de inversores y legisladores por no haber concretado todavía cómo será la futura relación con Bruselas más de seis meses después del referéndum de junio. Sin embargo, la promesa de un 'Brexit duro' aumenta la presión sobre May, a quien se exige que asegure una etapa de transición tras la ruptura que permita a la banca y otros sectores adaptarse a la nueva situación.

Antes de que se difundieran extractos de su discurso, la Confederación de la Industria Británica clamó contra un "aterrizaje forzoso caótico" y la Asociación de la Banca Británica señaló que una transición es absolutamente necesaria para "ayudar a evitar una repentina y dañina interrupción de los servicios".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios