MÁS DE 1.500 HAN RECIBIDO ENTRENAMIENTO MILITAR

El ISIS empieza a usar mujeres combatientes ante el elevado número de bajas en Mosul

El grupo prevé para la mujer un papel tradicional restringido al hogar, salvo en tres supuestos, entre ellos el ser llamadas a una yihad con fines defensivos. Según algunas fuentes, ya está ocurriendo

Foto: Foad, hermano de Nora, una joven francesa de 15 años que huyó a Siria para vivir en el Califato, muestra una foto en París (Reuters).
Foad, hermano de Nora, una joven francesa de 15 años que huyó a Siria para vivir en el "Califato", muestra una foto en París (Reuters).

Mucho se ha hablado sobre las “novias del Califato Islámico”, pero poco se conoce del verdadero papel que desempeña el séquito de mujeres “yihadistas” que juraron lealtad al Estado Islámico. A diferencia de los muyahidines extranjeros que se fueron solos a hacer la yihad a Chechenia, Afganistán o Pakistán, la cercanía de Siria, el fácil acceso a los lindes del “Califato” a través de la frontera turco-siria, y, en especial, la anunciada bienvenida de Abu Baker Al Bagdadi a todos los musulmanes que quieran formar parte de su “Estado” Islámico, ha llevado a muchos yihadistas a traerse a la familia. También ha permitido a jóvenes occidentales enamoradas de combatientes del ISIS poder viajar a Siria para casarse con su amado.

Y aunque el papel que en principio la organización prevé para la mujer sea de mera consorte restringida al hogar. Hay tres excepciones que les permiten tener un rol fuera de la casa: si son llamadas a una yihad con fines defensivos porque no hay suficientes hombres para luchar, para estudiar ciencias religiosas, y para trabajar como médicos o maestras, pero solo cuando sea necesario. “Hasta ahora las mujeres del Califato no han tenido un rol combatiente, aunque muchas de ellas han recibido entrenamiento de armas cuando se unieron al grupo con la idea de que deberían ser capaces de defenderse cuando sus maridos están ausentes”, señala a El Confidencial Hasan Hasan, experto en yihadismo. La consecuencia es clara: a medida que el ISIS se queda sin recursos, las mujeres cobran un papel cada vez más activo en los frentes, incluyendo el de combatientes.

El grupo terrorista no sólo atrajo a decenas de miles de yihadistas de todo el mundo para unirse a sus filas en Siria e Irak, sino también a mujeres y adolescentes extranjeras, lo que ha "cambiado la dinámica del yihadismo para convertirlo en un asunto de familia”, explica Hasan. “Al Bagdadi ha basado su proyecto yihadista en la creación de un verdadero estado, por ello es tan importante la constitución del núcleo familiar. Desde el principio, el ISIS ha alentado a sus combatientes a traerse a sus familias o a formar una nueva”, insiste Hasan.

La Brigada Al-Khansaa (la policía femenina del ISIS), encargada de hacer cumplir las estrictas normas morales para las mujeres, destaca este ideal familiar ultra-religioso en su manifiesto. “El papel fundamental de la mujer, aquél para el que la naturaleza y la bondad divina la han dotado, no es otro que el de la maternidad y debe desarrollarse en el seno del hogar”, se resume en el dpcumento publicado el 23 de enero de 2015 bajo el título “Las mujeres en el Estado Islámico: manifiesto y estudio de caso”. Según el texto, la mujer alcanza la plenitud de la vida a los 15 años para convertirse en “esposa y madre de posibles mártires por la causa de la yihad”.

Sin embargo, la gran ofensiva iraquí contra Mosul o la batalla de las Fuerzas Democráticas Sirias, aliados de EEUU, en Al Raqqa, ha reestructurado el papel de las mujeres del Estado Islámico y “han empezando a defender la ciudad de Mosul y Raqqa”, asegura a El Confidencial Tim Ramadan, alias de un activista de Al Raqqa. “El ISIS está desesperado, necesita más combatientes . No para de preguntar a las mujeres que se unan a ellos en la batalla”, explica Ramadan en una conversación de Facebook. “Antes no era así. Solo existía la brigada Al Khansaa (la policía femenina) pero desde que comenzó la batalla en Mosul han empezado a pedir a todas las mujeres que luchen”, indica.

Una mujer siria camina por una calle de Raqqa, la 'capital' del 'Califato' en Siria, en marzo de 2014 (Reuters).
Una mujer siria camina por una calle de Raqqa, la 'capital' del 'Califato' en Siria, en marzo de 2014 (Reuters).

Reclutamieno boca a boca

Ramadan explica que en los últimos meses, el ISIS ha empezado una campaña de boca a boca para reclutar a mujeres locales en la capital siria del Califato Islámico. El grupo ha estado utilizando la imagen de la mujer occidental yihadista, como la famosa Sally Jones, empuñando un rifle kalashnikov, o cargada de pistolas y cinturones de explosivos, para sus campañas en las redes sociales, pero la mayoría de sus cuentas en Twitter o Facebook han sido eliminadas después de un tiempo, por lo que han dejado de ser efectivas para captar a nuevas seguidoras.

Ahora el método para el reclutar es diferente. Una chica local le contó a Ramadan que una amiga suya, casada con un combatiente del ISIS, le dijo: “¿Por qué no te unes a nosotros? Si entras en uno de los campamentos de entrenamiento obtendrás un montón de dinero y podrás ayudar a tu familia. Y no te preocupes, si mueres, el ISIS pagará dinero a tu familia, no nos olvidaremos tu sacrificio”.

El activista explica que durante el año pasado el Estado Islámico abrió dos nuevos campamentos en Raqqa, uno sólo para mujeres. “Allí las mujeres aprenden cómo luchar y usar armas. El tipo de entrenamiento en estos campamentos es diferente al entrenamiento estándar que recibieron al principio", explica Ramadan, al tiempo que agrega que en la vecina provincia de Deir Ezzor hay otro campo de entrenamiento para mujeres.

Aunque es difícil precisar el número real de mujeres del ISIS entrenadas para el combate, el activista calcula que hay entre 1.500 a 2.000. “Hasta ahora no hay mujeres yihadistas luchando en Siria, están sólo en Mosul”, indica. A pesar del avance de las Fuerzas Democráticas Sirias, apoyadas por EEUU, hacia el feudo yihadista en Siria, Ramadan cree que Raqqa “aún tardará en ser liberada”.

En otra conversación con El Confidencial, el activista Ibrahim Raqqawi, del grupo “Raqqa Is Being Slaughtered Silently” ("Raqqa está siendo asesinada en silencio") no cree que ISIS autorice a las mujeres estar en las líneas de frente o participar en batallas, porque el grupo “ni siquiera permite que las mujeres viajar solas a áreas que no están bajo su control”. A las mujeres "se les entrena en cómo usar armas, pero para defenderse”, explica.

No obstante, señala Ibrahim, el grupo yihadista podría utilizarlas para ataques suicidas: “Aunque esto no legitimo en el Islam, si ellos quieren hacerlo buscarán algún versiculo del Corán o Hadiz [dichos del Profeta Mahoma] para legitimarlo”, comenta Ibrahim. Lo mismo ocurrió con Al Qaeda en Irak (AQI), que no involucró a las mujeres en la lucha pero sí las utilicó para llevar a cabo decenas de atentados suicidas entre 2003 y 2009 en el país. “Es de esperar que el EI utilice cada vez más a las mujeres en la lucha o los ataques suicidas, no porque les gustaría hacerlo sino por las circunstancias, porque están perdiendo a muchos combatientes hombres”, opina.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios