Presidirá su filial Colas en españa

Alberto Ruiz-Gallardón ficha por Bouygues, el gigante francés de la construcción

El ex ministro de Justicia capitaneará el desembarco en España de Colas, la filial de ingeniería del gigante francés, tras haberse cumplido los dos años de incompatibilidad

Foto: Alberto Ruiz-Gallardón ha fichado por la empresa privada tras cumplirse el periodo de incompatibilidad.
Alberto Ruiz-Gallardón ha fichado por la empresa privada tras cumplirse el periodo de incompatibilidad.

Fichaje de campanillas. El gigante francés de la construcción, Bouygues, ultima la incorporación del exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón como presidente en España de su filial de ingeniería, Colas, un nombramiento que ha empezado a conocerse dentro de su círculo más íntimo, ya que solo está pendiente de la rúbrica final y de la aprobación del supervisor francés, y que supondrá la vuelta a la primera plana del histórico político del Partido Popular (PP).

El pasado septiembre, se cumplieron los dos años de incompatibilidad que marca la ley y que podrían haber obligado a someter este nombramiento a la Oficina de Conflictos de Intereses. Pero, una vez superado este periodo, el que fuera alcalde de Madrid entre 2003 y 2011, y presidente de la Comunidad de Madrid durante los ocho años anteriores, tiene vía libre para incorporarse a la empresa privada que desee.

Y lo hace entrando por la puerta grande. Con un valor en bolsa de 11.000 millones de euros, Bouygues es uno de los mayores conglomerados de Francia, miembro del índice CAC 40 -el equivalente galo al Ibex 35-, cuyos tentáculos se extienden por los negocios de construcción, inmobiliario, telecomunicaciones, producción televisiva, servicios e ingeniería, entre otros.

El Gobierno autorizó a Gallardón a ejercer la abogacía a los cuatro meses de dimitir como ministro de Justicia.
El Gobierno autorizó a Gallardón a ejercer la abogacía a los cuatro meses de dimitir como ministro de Justicia.

En España, el grupo ya está presente, tanto con su filial constructora como con la inmobiliaria y los servicios; abanico al que ha decidido sumar el negocio de ingeniería con el desembarco de Colas en Madrid, a cuyo frente estará Gallardón, acompañado por el hombre de Bouygues en nuestro país desde hace años, el directivo canario Rafael Gómez Bravo de Laguna

Colas es también una compañía cotizada en Francia, con una valor en bolsa de 4.500 millones de euros, aunque el 96,6% de sus acciones está en manos de Bouygues. Al cierre de septiembre, último periodo con cifras oficiales, su volumen de ventas consolidado ascendió a 8.115 millones, más de la mitad de los cuales proceden de Francia, mientras que el beneficio neto ascendió a 167 millones.

Durante los 16 años que estuvo al frente de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid, Gallardón capitaneó algunas de las obras más importantes de la historia de la región, como la ampliación del metro o la remodelación de toda la M-30, faraónicos proyectos que transformaron la capital y todo su núcleo de influencia, pero también la llevaron a cifras de endeudamiento récord.

Aunque ahora se incorpora al grupo como presidente de Colas, Gallardón ya mantenía lazos con Bouygues a través del bufete que abrió al dejar la política

Aunque Gallardón se incorporará ahora al gigante galo como presidente de Colas, los lazos del exministro con Bouygues se remontan a varios meses atrás y enlazan con su formación en derecho, título que decidió desempolvar apenas cuatro meses después de dejar la política, cuando el Gobierno le concedió permiso para ejercer como letrado.

Tras abrir su propio despacho, una de las empresas con las que empezó a colaborar como asesor legal fue, precisamente, Bouygues, según han confirmado a El Confidencial fuentes conocedoras.

Su vida tras la política

Nada más presentar su dimisión como ministro de Justicia, decisión que tomó por la oposición dentro del propio PP a su propuesta de reforma de la Ley del Aborto, Gallardón se incorporó al Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid como miembro permanente y con un sueldo de 8.000 euros al mes.

Sin embargo, una de las primeras decisiones que tomó Cristina Cifuentes cuando llegó al poder fue eliminar este órgano, resolución que entró en vigor en diciembre de 2015. Para entonces, Gallardón ya había sido nombrado presidente de la Fundación Ciudadanía y Valores (Funciva), creada por el magistrado del Tribunal Constitucional Andrés Ollero, y se había incorporado al claustro de la Facultad de Derecho de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

No obstante, desde que abandonó la política, su labor profesional más destacada ha sido la defensa del opositor venezolano Leopoldo López, a cuyo equipo de abogados se unió el pasado junio, conformando su defensa internacional, junto a otros ilustres nombres como el del expresidente del Gobierno Felipe González.

Convencido de no volver nunca a la esfera política, Gallardón acaba de ser nombrado vocal del patronato de FAES, puesto que ha aceptado después de que esta fundación, creada por el también expresidente José María Aznar, se haya desvinculado del PP y se haya convertido en un colectivo civil.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios