"solo estamos autorizados para adiestrar"

Una unidad de las Fuerzas Especiales españolas, a las puertas de Mosul

Una unidad de operaciones especiales, compuesta por 12 boinas verdes, se encuentra a tres kilómetros del frente de Mosul, 'capital' del ISIS, en labores de adiestramiento de los iraquíes

Foto: El equipo de instructores móviles del Ejército español desplegado en el norte de Irak. (Fuente: web del Estado Mayor de la Defensa)
El equipo de instructores móviles del Ejército español desplegado en el norte de Irak. (Fuente: web del Estado Mayor de la Defensa)

Una unidad de operaciones especiales del Ejército español, compuesta por 12 'operators', se ha trasladado a las cercanías de Mosul para instruir a un destacamento iraquí que tendrá un papel esencial tras la liberación de la ciudad. Esta unidad iraquí formará parte de los combates posteriores en Tal Afar y en la carretera oeste que se dirige hacia Siria, donde se producirá la siguiente fase de la ofensiva contra Daesh, en los últimos esfuerzos por eliminar al grupo yihadista de Irak. El Mobile Training Team (equipo de instructores móviles) se ha desplazado desde el aeropuerto internacional de Bagdad, donde se encuentra la unidad de élite española (Spanish Special Operation Task Group, SOTG), hacia el norte, para prestar un apoyo específico en la gran batalla por Mosul.

Según explican fuentes dentro del mando de operaciones especiales españolas a El Confidencial: “Nosotros no tenemos autorizada la capacidad de entrar en Mosul, solo estamos autorizados para el adiestramiento”. De momento, los españoles realizan funciones de 'train and advice', es decir, de entrenamiento y asesoramiento en combate, pero no de acompañamiento a las tropas iraquíes. “Hacía falta un nuevo Gobierno para que se hubiera modificado el mandato de la misión y se hubiera aprobado el acompañamiento [en la ofensiva]”, afirma la fuente. Una misión que sí realizan las tropas estadounidenses que están en la retaguardia alrededor de Mosul. El Ejército británico, que desarrolla su propia misión, operación Shader, también acompaña a las tropas iraquíes, según esta fuente.

Pero ¿qué funciones implica el acompañamiento que autoriza la Coalición Internacional? “Están en un puesto de mando a, por ejemplo, unos tres kilómetros de donde se está combatiendo. Los de operaciones especiales van con ellos y les ayudan con la localización, con el manejo de los drones, con el apoyo de bombardeos. Son tareas de facilitación y comunicación apoyadas por información desde arriba”, explica la fuente. Dentro de Mosul, oficiales de las ISOF (Fuerzas Especiales Iraquíes) se desplazan con la ayuda de aplicaciones digitales, como ATAK, en las que coordinan movimientos con las tropas estadounidenses. En cuanto a la participación en el combate, “solo disparan si se les ataca, [la implicación en la batalla] no ha sido autorizada por el Gobierno iraquí”, afirma.

“Esta batalla sería imposible sin la coalición”

El general de división iraquí Najim al Juburi, comandante de las operaciones en el Nínive, reconoce que sin el apoyo internacional sería imposible derrotar a Daesh en Irak. “Especialmente, sin la ayuda del Ejército americano”, apunta a El Confidencial. Juburi es uno de los altos rangos de la hueste iraquí que gozan de buenas conexiones con los mandos estadounidenses. “La coalición ha enseñado a las tropas iraquíes a aprender de sus errores en batallas anteriores”, apunta la fuente dentro de los GOE (operaciones especiales españolas). “Por ejemplo, en Faluya había demasiados frentes abiertos”, quizá por eso, señala, esta vez se haya lanzado la ofensiva por un único punto al este de la ciudad. “Daesh está derrotado (…) La única cuestión será el número de bajas o el tiempo que se extienda la batalla”.

"Daesh está derrotado (…) La única cuestión será el número de bajas o el tiempo que se extienda la batalla"De igual manera que la coalición aprende de sus errores, también Daesh modifica sus procedimientos buscando siempre el factor sorpresa. “En Faluya, lo novedoso era que los yihadistas ocultaban vehículos bomba VBIED dentro de las casas. A las tropas iraquíes no les daba tiempo a reaccionar… En Mosul, están inventando cosas… Por ejemplo, a través de los túneles que han cavado por la ciudad consiguen ganar tiempo y sorprender a la retaguardia. De pronto, tienes cinco tipos [en una posición supuestamente asegurada] y eso puede hacer mucho daño. Aunque el gran problema de Mosul están siendo los escudos humanos”, confirma.

En las últimas semanas, Daesh ha trasladado a miles de civiles al interior de Mosul para protegerse entre la población y dificultar el avance de las fuerzas iraquíes. Incluso, los yihadistas han utilizado ambulancias para atentar en un 'check point' y en un lugar de peregrinación en Tikrit y en Samarra. “Están comenzando [los iraquíes] a parar también a quienes caminan con una bandera de Irak o con las banderas blancas de civiles, porque nunca se sabe”, asegura la fuente.

La misión española en Irak

La Coalición Internacional, integrada por 60 países y liderada por Estados Unidos, apoya a las tropas de Irak en la lucha contra Daesh con bombardeos selectivos y también con la instrucción de varios destacamentos. En total, 307 militares españoles están desplegados en Irak, en la base Gran Capitán de Besmayah, al sureste de Bagdad, y en la base del aeropuerto internacional de Bagdad, donde se concentran los 60 soldados de operaciones especiales, que forman a las CTS (servicio contraterrorista), así como a la División de Respuesta de Emergencia de la Policía Federal (ERD). Los 12 boinas verdes que se han trasladado hacia Mosul se están encargando de adiestrar para “el combate en zona urbana, liberación de una ciudad y la limpieza de las casas [de IED]”.

Desde marzo de 2015, las fuerzas armadas españolas contribuyen a la Coalición Internacional con varios tipos de adiestramiento. Durante la ofensiva de Mosul, dos batallones comando de la Policía de Frontera iraquí están siendo entrenados por militares españoles. Además, han realizado un curso de limpieza de rutas para detectar y evitar artefactos explosivos en los caminos. El contingente español también ha instruido en agresivos químicos ante la utilización de cloro por los yihadistas y la quema de una fábrica química que ha creado una gran nube de óxido sulfuroso.

Las ISOF, que están liderando la entrada en Mosul, son fuerzas contraterroristas que fueron entrenadas por los Estados Unidos en misiones muy específicas en el escenario insurgente posintervención de Estados Unidos. Como, por ejemplo, el asalto o detención en la casa de un yihadista. En Bagdad, los de operaciones especiales han instruido en IED, controladores aéreos, combate en población, principios sanitarios, morteros, liderazgo y unidades complementarias. “Se trata de reconvertir estas unidades en tropas de élite de infantería. Ahora no necesitan el combate antiterrorista, sino que se les está adiestrando para entrar en una ciudad”, revela la fuente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios