milicias chiíes rompen las líneas de suministro

El mal tiempo y los civiles en fuga detienen el avance sobre Mosul

Las tropas iraquíes ralentizan su avance sobre el último bastión del Estado Islámico en Irak, después de que el martes irrumpieran en la capital de los yihadistas desde el este

Foto: Combatientes tribales caminan entre pozos de petróleo incendiados por el ISIS tras su expulsión de Qayyara (Reuters).
Combatientes tribales caminan entre pozos de petróleo incendiados por el ISIS tras su expulsión de Qayyara (Reuters).

Las tropas iraquíes ralentizaron este miércoles su avance sobre la ciudad de Mosul, último bastión del Estado Islámico en Irak, después de que el martes irrumpieran en la urbe desde el este y aseguraran su entrada a la 'capital' de los yihadistas. Tras la entrada de las fuerzas gubernamentales en el barrio de Kukyeli y la toma de la televisión local de Mosul, la mayoría de los combatientes radicales se retiraron de la parte oriental de la ciudad, según informa a la agencia Efe Mohamed Al Bayati, jefe de seguridad de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul.

Al Bayati explicó que la irrupción de las tropas por el frente oriental provocó la huida de los yihadistas hacia los barrios ubicados en la orilla occidental del río Tigris, que discurre a través de la ciudad y la divide en dos. A esta zona han sido también trasladados gran parte de los familiares de los miembros del ISIS, que temen por su seguridad a medida que las tropas avanzan. Los yihadistas están "desconcertados por el avance de las fuerzas de seguridad, la pérdida de varias zonas que controlaban y por su incapacidad de parar a las tropas", aseguró Al Bayati. Asimismo, subrayó que las fuerzas iraquíes, integradas por unidades antiterroristas y tropas convencionales, "están preparadas para hacerse con el control total" de las áreas próximas a la ribera oriental del Tigris.

Sin embargo, las operaciones sobre el terreno se han ralentizado por la presencia de civiles y también a primeras horas de este miércoles debido al mal tiempo, ya que el polvo y la arena en suspensión dificultan la visión de los soldados y de los aviones de combate de la coalición internacional. Las fuerzas iraquíes podrían estar preparando su próximo asalto sobre el barrio de Al Qudis, situado junto al de Kukyeli, mientras que los yihadistas se están escondiendo en las viviendas, y los túneles y trincheras que excavaron para protegerse de los bombardeos.

Los niños que están huyendo de la ofensiva militar llegan "aterrorizados" a los campos para desplazados en la zona y en algunos casos incluso no pueden hablar tras lo que han visto y han vivido, explicó el gerente de programas de World Vision en el norte de Irak, Aaron Moore. "Estamos trabajando con los niños que han llegado de Mosul en los últimos días. Todos reflejan el impacto de haber estado atrapados en una ciudad tomada por Estado Islámico hace más de dos años", indicó en un comunicado.

Mientras, el frente oriental permaneció en calma, en el occidental las milicias chiíes "Multitud Popular" lograron cortar la línea de abastecimiento del ISIS desde el oeste de la urbe, por donde los extremistas habían contado hasta hace poco con una vía de comunicación con Siria. La fuerza paramilitar que apoya al Gobierno de Bagdad informó en un comunicado que logró hacerse con el control de las aldeas de Um al Ozam, Jabirat, Tel al Seif al Azari, Shirka Ain al Yahsh y Al Rahmaniya, ubicadas al oeste de Mosul, después de "combates directos" con los extremistas.

Un cristiano iraquí prepara la primera misa en la iglesia de Qaraqosh, arrebatada al ISIS, cerca de Mosul (Reuters).
Un cristiano iraquí prepara la primera misa en la iglesia de Qaraqosh, arrebatada al ISIS, cerca de Mosul (Reuters).

Además, las milicias rodearon las poblaciones de Kuj, Hedaya y Abu Feshka, y tomaron el control del oleoducto de Al Lain, al suroeste de Mosul, y en los enfrentamientos mataron a 47 combatientes radicales y destruyeron cinco vehículos bomba con sus conductores (terroristas suicidas) a bordo, según la nota. Las milicias chiíes que actúan bajo el paraguas de la "Multitud Popular" comenzaron a participar en la ofensiva para arrebatar Mosul a los yihadistas el pasado sábado, en el frente oeste, y en los últimos cuatro días han logrado recuperar un total de 49 aldeas.

Ese frente de batalla había permanecido vacío hasta la entrada en combate de los milicianos progubernamentales y los yihadistas habían tenido a su disposición un "corredor" desde Irak hasta Siria, donde se encuentra su otro gran bastión, la ciudad de Raqqa. El grupo radical podría quedar de esta forma aislado en Mosul y tener dificultades para obtener refuerzos de hombres, armas y municiones.

En el interior de Mosul, el ISIS está tomando represalias contra los civiles, a medida que se siente más acorralado, y asesinó este miércoles a tiros a 52 jóvenes en un colegio público situado en el este de la ciudad, informó a Efe Mohamed Al Musali, uno de los dirigentes de los llamados Caballeros de Mosul, agrupaciones de residentes armados que combaten a los yihadistas. Mohamed al Musali explicó por teléfono que las víctimas eran antiguos efectivos de las fuerzas de seguridad iraquíes.

Al Musali relató que cientos de jóvenes se dirigieron al colegio Meca de Al Jadraa, después de que los yihadistas hicieron un llamamiento a través de los altavoces de las mezquitas y les amenazaran. En el patio de esa escuela fue perpetrada la ejecución extrajudicial, método al que el ISIS está recurriendo con más frecuencia desde el comienzo de la ofensiva de las fuerzas iraquíes sobre Mosul.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC