las dos son profesionales menores de 40 años

Las candidatas del Movimiento 5 Estrellas ganan las alcaldías de Roma y Turín

La abogada Virginia Raggi será la primera alcaldesa de la capital italiana. El Partido Demócrata de Matteo Renzi es el gran perdedor de los comicios locales

Foto: Virginia Raggi, del Movimiento 5 Estrellas, en el momento de depositar su voto en Roma (Reuters)
Virginia Raggi, del Movimiento 5 Estrellas, en el momento de depositar su voto en Roma (Reuters)

Las candidatas del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) -el partido contra la "casta política"- gobernarán Roma y Turín, tras su victoria en la segunda vuelta de las elecciones locales. El partido, que hasta ahora administraba solo algunas pequeñas ciudades como Parma, ha roto años de dominio del centroizquierda apostando por dos jóvenes desconocidas y en su primera experiencia política.

La abogada Virginia Raggi, de 37 años y madre de dos hijos, será la primera alcaldesa de Roma.  "Esta noche han ganado los ciudadanos de Roma. Quiero agradecer a todos los romanos que me han otorgado este deber importante que realizaré en los próximos cinco años", dijo Raggi en una breve aparición ante la prensa. Raggi aseguró que dará a Roma "legalidad y transparencia después de veinte años de mal Gobierno y de Mafia Capital (como se conoce la red de infiltración mafiosa que se descubrió en el ayuntamiento). La derrota en Roma, que desde octubre estaba sin regidor tras la dimisión de Ignazio Marino, abandonado por el Partido Demócrata (PD) por un pequeño escándalo de facturas falsas, era algo que se esperaba.

El M5S arrebata la capital italiana al centroizquierda, que la administró las últimas dos décadas, a excepción de un mandato con Gianni Alemmano, al imponerse con una horquilla de entre el 64 % y el 68 % contra el 32% y el 36% del candidato del PD, Roberto Giachetti. Este admitió en seguida su derrota y afirmó que había sido un "desafío difícil" y animó a su partido a comenzar desde la oposición. El resultado en Roma es un duro golpe para el PD del primer ministro italiano, Matteo Renzi, aunque después de la primera vuelta ya se había hecho a la idea de que la capital caería.

En Turín, Chiara Appendino ganó en la segunda vuelta de las elecciones municipales por un 54,6 % al alcalde y miembro histórico del PD, Piero Fassino, que quedó en el 45,4 %. La joven miembro del M5S, economista y empresaria de 31 años y madre de una niña que nació en enero, remontó los más de diez puntos porcentuales que Fassino tenía de ventaja en el primer turno del 5 de junio.

Chiara Appendino, candidata a la alcaldía de Turín, votando (EFE)
Chiara Appendino, candidata a la alcaldía de Turín, votando (EFE)

"Italia ya no cree en Renzi"

Un gran entusiasmo se vivió en el cuartel general del M5S en Roma, trasladado a un hotel del barrio de Ostiense ante la gran cantidad de periodistas italianos y extranjeros acreditados. Beppe Grillo, fundador del M5S, advertía en su blog : "Esto es sólo el inicio" y los miembros del M5S aseguraban que su partido se convierte en la "única alternativa" al PD de Renzi.

Renzi había advertido que estas elecciones eran para elegir alcaldes y no un examen al Gobierno, pero estos resultados los tendrá que tener muy en cuenta pues pueden ser un espejo de lo que puede ocurrir ante el importante referéndum que el país celebrará en octubre. En ese mes los italianos tendrán que decidir sobre la gran reforma constitucional por la que ha luchado Renzi desde que se propuso como primer ministro al entonces Jefe de Estado, Giorgio Napolitano, en febrero de 2014, y que supone el final del bicameralismo perfecto con un Senado con representación regional y pocas funciones. En el caso de que los italianos no aprueben esta reforma, Renzi ya ha anunciado su dimisión.

"Italia no cree ya a Renzi", afirmó el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini. Con el resultado de Raggi y Appendino, el M5S se afianza como una fuerte alternativa política contra los partidos históricos. En Nápoles, el actual alcalde apoyado por listas cívicas, Luigi De Magistris, también repetiría mandato al haber conseguido entre 60 y 65 % de los votos respecto su adversario del centroderecha, Alberto Lettieri. Mientras, las únicas noticias positivas para el PD llega de Bolonia -donde su candidato, Virginio Merola, ganaría por el 54,6 % a Lucia Borgonzoni, a quien apoyan Forza Italia y la Liga Norte.

La afluencia a las urnas fue del 50,6 %, muy por debajo del 61,10% registrado en la primera vuelta del 5 de junio. Cerca de 8,6 millones de italianos estaban llamados ayer a las urnas para la segunda vuelta de las elecciones que renovarán las alcaldías en 126 ciudades, entre ellas Roma, Milán, Turín, Bolonia y Nápoles. Los colegios electorales abrieron a las 07.00 hora local (05.00 GMT) y cerraron a las 23.00 hora local (21.00 GMT) y acto seguido comenzó el escrutinio, que durará varias horas. Los resultados definitivos se conocerán en la mañana de hoy lunes. La segunda vuelta ha sido necesaria después de que el pasado 5 de junio ninguno de los candidatos lograse superar el 50 % de los votos en las principales ciudades del país. 

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC