sigue los mismos pasos que francia

Bélgica anuncia el envío de cazas F-16 para bombardear al Estado Islámico en Siria

El primer ministro belga, Charles Michel, asegura que esta decisión ya ha sido discutida y aprobada por el Parlamento a la espera de que se concrete una fecha exacta para iniciar el bombardeo
Foto: El secretario de estado estadounidense, John Kerry, y el primer ministro belga, Charles Michel, este viernes. (Efe)
El secretario de estado estadounidense, John Kerry, y el primer ministro belga, Charles Michel, este viernes. (Efe)

Bélgica responde a los atentados de Bruselas. El primer ministro belga, Charles Michel, ha confirmado que enviará próximamente cazas F-16 para bombardear al Estado Islámico, igual que hizo Francia tras el 13-N, después de que al menos 31 personas murieran este martes en tres explosiones -dos en el aeropuerto de Zaventem y una en la estación de metro de Maalbeek- y más de 300 personas estén heridas de diversa consideración, algunas en estado crítico y coma inducido. Paralelamente Estados Unidos ha anunciado la muerte de Abd al Rahman Mustafa al Qaduli,número dos del Estado Islámico, durante un ataque aéreo en Siria.

Así lo ha confirmado este viernes el primer ministro belga después de reunirse con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y ratificar que esta decisión ya ha sido discutida y aprobada por el Parlamento a la espera de que se concrete una fecha exacta para iniciar el bombardeo. "Somos una gran democracia", ha dicho el mandatario belga, que ha señalado con contundencia que defenderá "con toda nuestra determinación" valores como la libertad de expresión, la tolerancia y la diversidad.

[Siga en directo las últimas novedades de los atentados de Bruselas]

Destruir centros de mando y depósitos de armas

Ya en septiembre de 2014 el Gobierno dio el visto bueno a la participación en la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, para el uso de aviones caza en Irak. La primera fase duró nueve meses, hasta julio de 2015, pero no continuaron por cuestiones presupuestarias. Fue el pasado 3 de marzo, 19 días antes de los atentados, cuando Bélgica comenzó a debatir en el Parlamento si debía o no enviar aviones F-16 para responder a la petición de EEUU de reforzar la lucha contra el Estado Islámico. 

El objetivo de Bélgica es destruir los puestos de mando que el ISIS tiene repartidos en Siria así como depósitos de armas y munición y campos de reclutamiento y entrenamiento, los mismos objetivos de Francia y que, cuatro meses después, parecen no haber debilitado a esta organización terrorista. 

Combatientes del Estado Islámico en la ciudad siria de Raqqa. (Reuters)
Combatientes del Estado Islámico en la ciudad siria de Raqqa. (Reuters)

 

Esta decisión no es para nada casual ya que llega 72 horas después del atentado múltiple y en mitad de una grave crisis de Gobierno tras la decisión de los ministros de Interior y Justicia de dimitir por los errores en la lucha antiyihadista y las duras críticas a las fuerzas de seguridad por su falta de medios y de coordinación. A pesar de ello Charles Míchel rechazó sus dimisiones alegando que en una situación tan crítica Bélgica no puede prescindir de dos ministros de tanta importancia.

La misma respuesta que Francia

Esta respuesta del Gobierno belga es idéntica a la de Francia cuando el pasado 15 de noviembre, dos días después de los atentados de París, bombardeó masivamente un campamento de entrenamiento del Estado Islámico cerca de la ciudad siria de Raqqa, considerado el feudo de los yihadistas en el país.

En este bombardeo Francia contó con la ayuda de las fuerzas de Estados Unidos desplegadas en esta zona utilizando al menos una veintena de bombas lanzadas desde 10 cazas convirtiéndose en el ataque de mayor envergadura de los que hasta ese momento hizo la aviación francesa en Siria. 

[Lea aquí: 'El pacificador de Molenbeek: "La yihad no es religión"']

Bélgica anuncia el envío de cazas F-16 para bombardear al Estado Islámico en Siria

Abdeslam reconoce su participación en París

Salah Abdeslam
Salah Abdeslam

Paralelamente el terrorista Salah Abdeslam ha reconocido ante el juez su papel logístico en los atentados de París. En su declaración, a la que ha tenido acceso la cadena francesa BFMTV, asegura que él fue quien alquiló los coches y los hoteles "a petición" de su hermano Brahim, que recibió, dice, el encargo del "responsable" de los atentados en la capital francesa, Abdelhamid Abaaoud, que falleció en el asedio del barrio de Saint-Denis el 18 de noviembre. 

Además, ha relatado al juez que fue él quien conducía el coche que llevó a los terrorristas al Estadio de Francia. En él iba Bilal Hadfi y otras dos personas de nacionalidad iraquí. Junto a ellos, Salah debía de activar su cinturón de explosivos pero se arrepintió en el último momento. "Me dí por vencido cuando aparcamos el coche. Se bajaron los tres ocupantes y me dí la vuelta", reconoce desvelando que el plan era acudir al Estadio de Francia como un forofo más del partido amistoso entre Francia y Alemania pero que "no tenía entrada".

En este punto, el terrorista ha confesado que una vez huyó se metió en el metro, donde contactó con Mohammed Abrini, en busca y captura por la Fiscalía belga tras saber que dos días antes de los atentados de París estuvo con Salah en Ressons, en la autovía que va desde Bruselas a la capital francesa. Éste le puso en contacto con Mohamed Amri y Hamza Attou, que le llevaron hasta Bruselas, donde logró esconderse de la policía belga durante casi cuatro meses, hasta el 18 de marzo cuando fue detenido en el barrio de Moleenbeek. 

[Lea aquí: 'Sven Mary, el "abogado de la escoria" que defiende a yihadistas']

Bélgica anuncia el envío de cazas F-16 para bombardear al Estado Islámico en Siria

Las mentiras de su declaración

Su declaración, según la policía belga, está plagada de mentiras ya que ha señalado que apenas conocía a Abaaoud y que solo le había visto "una vez", algo incierto ya que ambos fueron condenados juntos en 2010 por un delito de delincuencia común.

Abdeslam, que ha pedido su extradición a Francia, también ha mentido presuntamente al decir que no reconocía en una foto a Najim Laachraoui, quien solo tres días después de su declaración participó en el atentado en el aeropuerto de Bruselas. Sin embargo, en 2015 el propio Abdeslam viajó a Hungría para recoger a Laachraoui y trasladarle hasta Bélgica, según consta en el registro de control de fronteras entre Austria y Hungría.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC