AL MENOS 42 ESPAÑOLES ENTRE LAS VÍCTIMAS

Accidente de avión en Francia: "La aeronave está completamente desintegrada"

El presidente francés ha confirmado que en el Airbus A320 había 150 personas a bordo y que no hay supervivientes. Al menos 42 españoles viajaban en el avión

Un avión de la compañía alemana 'low-cost' Germanwings que realizaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf (Alemania) con 150 personas a bordo se ha estrellado hoy en los Alpes franceses. El aparato, un Airbus A320 que descendió durante ocho minutos y "está totalmente desintegrado", ha desaparecido de los radares antes de estrellarse en la región de los Alpes Haute Provence, cerca de Marsella (sur de Francia), según fuentes de la Prefectura.

El presidente francés, Francois Hollande, asegura que lo más probable es que no haya supervivientes: "Las condiciones del accidente hacen pensar que no hay ningún superviviente", ha afirmado. Hollande ha añadido que al menos 42 españoles viajaban en el aparato y que "hay víctimas de otras nacionalidades, principalmente alemanas y turcas". Entre ellas, 16 adolescentes germanos y dos profesores que regresaban de un viaje de estudios a Cataluña.  

Entre los pasajeros españoles confirmados hay dos trabajadores de la Fira de Barcelona, dos de la multinacional Delphi, uno de ellos identificado como Rogelio Oficialdegui Tina; un vecino de Badalona -confirmado por el alcale Xabier García Albiol- de nombre Javier; varios trabajadores de Nutrisport; dos camioneros murcianos de las localidades de Águilas y Lorca; la mujer del jefe del gabinete del líder de ERC, Oriol Junqueras; y un exempleado de Inditex llamado Joseph Sabaté Casellas que trabajaba ahora en Sprit y que estaba esperando el nacimiento de su cuarto hijo.

También hay una empleada de Desigual, un colaborador de la multinacional Bayern y la mujer de otro empleado de esa misma farmacéutica. Según cugat.cat, una niña, una madre y una abuela también viajaban en ese vuelo por "cuestiones familiares". También se ha confirmado que viajaba una mujer de Jaca (Huesca) y su bebé de 7 meses.

Otra de las vícitmas es una mujer de Meliana (Valencia), que actualmente residía en Barcelona y que viajaba a Düsseldorf para visitar a sus hijos que están de Erasmus en la ciudad alemana. Así lo ha explicado el alcalde de Bonrepòs i Mirambell (Valencia), Fernando Traver, quien ha indicado que esta mujer, Pilar V., de unos 55 años, fue durante 25 profesora en el colegio público Mare de Déu del Pilar del municipio y, hasta el año 2012, fue la directora del centro.

El Liceo de Barcelona ha confirmado a El Confidencial que en el avión también viajaban la mezzosoprano María Radner, que viajaba junto a su marido y su hijo, además de su compañero de reparto Oleg Bryjak. Ambos actuaban en Siegfried, una de las últimas producciones del Liceo.

Además, al menos ocho de los pasajeros viajaban a una feria alimentaria de Anuga. De ellos, al menos seis trabajaban en cuatro empresas alimentarias y de mecánica de la provincia, Banyoles, Cornellà de Terri y Girona.

"Va a llevar días evacuar los cuerpos de la zona del accidente" ya que los restos se encuentran dispersos y en un perímetro de una hectárea de muy difícil acceso, ha declarado el teniente coronel de la Gendarmería, Jean-Pierre Bloy, presente en el lugar del siniestro, donde las autoridades francesas han localizado una de las cajas negras. El militar precisó que "hay una docena de restos grandes, lo demás está muy disperso" en una zona "de en torno a una hectárea". Por su parte, el presidente del Consejo General de la región de los Alpes-Alta Provenza, Gilbert Sauvan, ha asegurado que el avión "está completamente desintegrado" y que el resto más grande del aparato tiene el tamaño de "un coche".

Sus palabras se suman a las declaraciones del diputado de la región de Alpes de Haute-Provence Christophe Castaner, que sobrevoló la zona en helicóptero con el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, y asegura que el avión está "totalmente destruido". "Sobrevuelo la zona del siniestro con el ministro del Interior, es un horror. El avión está totalmente destruido. Tristeza", escribe el político socialista en su cuenta personal de Twitter. "Imágenes espantosas en este paisaje de montaña. No quedan más que restos del fuselaje y cuerpos", agrega.

Un helicóptero de la Gendarmería confirmó hace horas a la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) que había localizado el aparato cerca de Prads-Haute-Bléone, entre Digne-les-Bains y Barcelonnette. Según informa la DGAC en un comunicado, el avión no emitió una llamada de socorro antes de estrellarse, como se informó en un principio. "Fue el controlador aéreo el que lanzó la alerta porque había perdido contacto con el avión, sobre las 10.30 hora local (09.30 GMT)", informó un portavoz del organismo. 

El vuelo 4U9525, en el que viajaban 144 pasajeros -entre ellos 67 alemanes que regresaban de pasar unas vacaciones en Barcelona y Palma de Mallorca- y 6 miembros de la tripulación, perdió el contacto con la Torre de control francesa a las 09:53 GTM cuando se encontraba a un altura de 6.000 pies, según el presidente de Germanwings, Thomas Winkelmann, quien añadió que el avión salió de Barcelona a las 10.01 horas local (09.01 horas GMT) con destino a Düsseldorf y sufrió una caída de 8 minutos a las 10.45 horas local (09.45 GMT). El capitán tenía diez años de experiencia en Germanwings y en la compañía matriz, Lufthansa.

La web especializada Flightradar24, que realiza un seguimiento de las rutas, había perdido el vuelo a las 10:39 horas el 4U9525 a una altitud de 6.800 pies (unos 2.000 metros de altura). Mientras, dos alcaldes de la zona y un residente han contado a la emisora Europe 1 que el avión volaba más bajo de lo normal. El alcalde de Prads Le Bléone, Bernard Bartoleni, ha explicado que el siniestro se ha producido a "una altitud de más de 2.000 metros y que es de difícil acceso". "Nadie puede informar de nada porque estamos a dos horas y media del último lugar habitado y el macizo se sitúa en plena montaña", ha aclarado. 

Según este edil, "el tiempo estaba cubierto sin ser catastrófico" esta mañana en la zona, "muy montañosa y escarpada". El alcalde de Méolans-Revel, Daniel Million, ha dicho que desde esta localidad próxima al lugar del siniestro "no se puede ver nada". Según ha explicado, el avión se habría estrellado "detrás de una cima". Además, un testigo ha relatado a iTéle que le sorprendió la poca altura a la que volaba en una zona montañosa, aunque no percibió ningún otro elemento que señalara que el avión tenía problemas. "Lo único que me extrañó es que a esa altura no iba a poder atravesar la montaña", indicó por teléfono Sébastien Giroux, que regenta una serrería en el municipio de Prads-Haute-Bléone. 

 Fuentes de Aena confirman a El Confidencial que el vuelo 4U9525, que comenzó a perder altura cuando volaba a 38.000 pies (unos 13 kilómetros), mantuvo una absoluta normalidad mientras estuvo bajo control aéreo español, entre las 10:01 y las 10:19, minutos durante las cuales no se registró ninguna incidencia. Añaden que se acaba de realizar un reconocimiento de la pista de despegue. Además, se ha habilitado una sala en la terminal 2 del aeropuerto del Prat para familiares de los pasajeros y un número de teléfono para familiares de posibles víctimas en el accidente: 902400012.

"Hay cuerpos alrededor de los restos"

El secretario de Estado de Transporte francés, Alain Vidalies, ha indicado que el avión de Germanwings se ha estrellado en una zona montañosa de imposible acceso por carretera y ha precisado que los restos del aparato han sido localizados y hay cuerpos alrededor. "Lo que sabemos por ahora es que este avión (...) ha enviado una señal de alerta a las 10:47 horas, en un momento en el que ya estaba a una altitud preocupante de 5.000 piés", ha explicado Vidalies, en declaraciones a la emisora Europe 1.

 
Equipos de rescate se preparan para llegar a la zona del siniestro (Reuters).
Equipos de rescate se preparan para llegar a la zona del siniestro (Reuters).

"A continuación, este avión se ha estrellado cerca de la comuna de Prads", en la región de Alpes de Alta Provenza. Según el secretario de Transporte, "el avión ha sido localizado" y se encuentra "en un lugar inaccesible por carretera". "Nadie ha podido llegar hasta el avión (...), el sobrevuelo en helicóptero ha permitido ver el fuselaje y algunos cuerpos alrededor", ha añadido.

El Ministerio francés del Interior no descarta ninguna hipótesis para explicar las causas del siniestro. Desde Météo France, el servicio meteorológico francés, se ha informado que las condiciones eran "particularmente tranquila" en el momento del siniestro. "Las condiciones eran incluso óptimas con un tiempo seco y un cielo totalmente despejado durante toda la mañana", señala, "el viento era escaso, prácticamente nulo, y no había nubes 'peligrosas' como cumulonimbos". Mientras, Lufthansa‎, compañía matriz de la filial de bajo coste Germanwings fundada en 2002 y que cuenta con una flota de 85 aparatos, asegura que desconoce las causas del accidente.

Ana Pastor viaja a Francia

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría será la encargada de presidir una célula de crisis en el Palacio de la Moncloa mientras que la ministra de Fomento, Ana Pastor, viajará al lugar del accidente. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por su parte, ha mantenido hoy sendas conversaciones telefónicas con el Rey, que se encontraba de visita en París, la canciller alemana, Angela Merkel; y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, sobre las consecuencias del accidente de avión siniestrado en los Alpes.

 

 

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español ha habilitado un teléfono exclusivamente para aquellas personas que tengan datos o necesiten recabar información sobre los pasajeros del avión que se ha estrellado en los Alpes franceses, y en el que viajaban ciudadanos españoles y alemanes. El teléfono, que pertenece a la unidad de Emergencia Consular, es el 913948900. También se atiende en el correo electrónico: unidaddecrisis@maec.es, ha informado la Embajada de España en Alemania en su cuenta oficial de Twitter.

Merkel: "No sabemos mucho del accidente"

La canciller alemana ha afirmado que su Gobierno colaborará con las autoridades de Francia y España para averiguar las causas del siniestro. "No sabemos mucho del accidente", ha dicho, ante de adelantar que ella misma viajará a Francia mañana, junto al ministro principal de Renania del Norte-Westfalia, para obtener su "propia impresión" y "hablar con autoridades locales".

El último accidente aéreo de pasajeros sucedido en Francia tuvo lugar el 25 de julio de 2000. Lo protagonizó un Concorde que acababa de despegar del aeropuerto de Charles de Gaulle. Después de que el motor del único avión de pasajeros supersónico combustionara al despegar del aeropuerto de Charles de Gaulle (en París), el impacto contra el suelo provocó la muerte de todos sus pasajeros y la tripulación (109 personas). A esas víctimas se añadieron otras cuatro que se encontraban en tierra cuando sucedió el accidente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
55 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC