DESDE EL MAIDAN HASTA LA GUERRA EN EL ESTE

Cómo (intentar) entender el derribo del avión malasio en diez imágenes

 El derrocamiento de Yanukóvich La extrema derecha y la "lucha contra el fascismo"En la imagen, la Policía intenta detener los enfrentamientos entre prorrusos y activistas proKiev durante

Foto: Miembros de los servicios de rescate ucranianos reúnen cadáveres esparcidos por la zona del siniestro, en la región de Donétsk (Reuters).
Miembros de los servicios de rescate ucranianos reúnen cadáveres esparcidos por la zona del siniestro, en la región de Donétsk (Reuters).

Dos días después del ataque al avión de Malaysian Airlines, Rusia sigue en el punto de mira de las grandes potencias. Aunque Vladimir Putin y Angela Merkel acordaron ayer abrir una investigación internacional sobre el derribo del Boeing-777 cuando sobrevolaba el Este de Ucrania, EEUU insiste en culpar a Moscú. El jefe del Pentágono, Chuck Hagel, afirmó ayer que el misil Buk que destruyó el MH17 con 298 personas a bordo "tuvo que venir de Rusia; y la instrucción para operarlo también tuvo que venir de Rusia". Y, mientras el jefe de la diplomacia estadounidense y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, coinciden en que es "imprescindible garantizar una investigación sin trabas", Ucrania asegura tener pruebas de la implicación rusa en la catástrofe.

La guerra entre el nuevo Gobierno instaurado en Kiev a golpe de revolución en febrero y los separatistas prorrusos del Este, que han organizado dos nuevas repúblicas en el corazón industrial de Ucrania, ha cobrado una dimensión internacional. De las protestas del Donbás, hasta un conflicto  de dimensiones impredecibles. En un momento en que Washington promueve sanciones más duras contra Moscú, Reino Unido y Holanda declaran que la Unión Europea debería reconsiderar su relación con Rusia. Estas diez imágenes resumen la escalada constante que ha experimentado la crisis Ucrania desde el derrocamiento de Viktor Yanuukóvich.

 

(Reuters).
(Reuters).

 

Ayer, los rebeldes prorrusos permitieron el acceso a expertos internacionales y periodistas, aunque con limitaciones, al campo donde aún yace la mayoría de los cadáveres. Kiev acusó a los separatistas de "robar" 28 cuerpos pero los líderes de la autoproclamada República Popular de Donétsk aseguran que no los han tocado. Aseguran desconocer los motivos por los que no han llegado a la zona los investigadores ucranianos y piden la ayuda de expertos de Rusia. En la imagen, inspectores de la OSCE inspeccionan el lugar del accidente bajo la vigilancia de un miliciano prorruso.

 

(Reuters).
(Reuters).

 

Muertos de nueve nacionalidades. El panorama de la zona del siniestro es infernal. En uno de los descampados carbonizados por el impacto del avión en llamas aún yace una veintena de cuerpos desnudos. Entremezclados con toda clase de aparatos técnicos, cables y tuberías, se pueden ver adultos y niños, hombres y mujeres, rodeados de maletas y objetos personales, informa la agencia Efe. Poco después del accidente, Kiev y los insurgentes prorrusos se acusaron mutuamente. El Gobierno de Petró Poroshenko asegura que los rebeldes derribaron la aeronave con un misil tierra-aire lanzado por un sistema BUK desde Snezhnoy, en onétsk. La muerte de 298 personas de nueve nacionalidades incendió la guerra de Ucrania.

 

(Reuters).
(Reuters).

 

EEUU acusa a los prorrusos. Una conversación interceptada por los servicios secretos ucranianos a la que tuvo acceso la BBC pocas horas del siniestro parece confirmar la autoría de los separatistas. En la llamada, un rebelde admite ante un miembro de la seguridad rusa que han derribado el avión. “Es un avión civil… había una gran cantidad de personas a bordo”, dice. El corazón industrial de Ucrania está en poder de los separatistas

 

(Reuters).
(Reuters).

 

La guerra en el Este de Ucrania. Al mes de su investidura, el nuevo presidente ucraniano Petro Poroshenko reactivó con éxito la “operación antiterrorista” (ATO), con un Ejército reorganizado que ha tomado, entre otras, la ciudad de Slaviansk el pasado 5 de julio y cercado Donétsk y Lugánsk. Hasta el momento, el conflicto se ha saldado con más de 1.000 muertos entre combatientes y civiles desde abril, según Kiev, y unos 110.000 refugiados en Rusia y unos 54.000 desplazados internos en el resto de Ucrania, según datos de Naciones Unidas. En la imagen, un hombre observa los daños causados por el Ejército ucraniano en su ofensiva. 

 

(Reuters).
(Reuters).

 

La tragedia del 2 de mayo en Odesa, con decenas de muertos prorrusos cuando proucraniaos incendiaron un edificio, inflamó los ánimos de los milicianos separatisas, que abrieron centros de reclutamiento y cuentas bancarias en Moscú y otras ciudades rusas a fin de “combatir el fascismo, como en 1941”.

 

(Reuters).
(Reuters).

 

Tensión entre Washington y Moscú. Apenas 24 horas antes del impacto, el presidente Barack Obama había anunciado nuevas sanciones económicas contra Rusia. ¿Por qué? Fundamentalmente por un informe de Inteligencia según el cual Moscú estaba enviando más armas pesadas a los prorrusos, incluidas baterías antiaéreas. Dichas sanciones se suman a las que Obama ya aplicó en los últimos meses. En la imagen, el presidente de EEUU conversa con Putin sobre la crisis de ucrania.

 
(Reuters).
(Reuters).

 

La rebelión del Donbás. Además del aspecto económico, la rebelión del Donbás posee un fuerte contenido emocional que mezcla símbolos antes irreconciliables. Nicolás II, Lenin y la Virgen María... Las clases humildes, acantonadas en barrios lejanos que cuelgan de pensiones ínfimas, añoran a Rusia. A mediados de abril, esta vez armados, los prrorrusos erigieron barricadas y proclamaron las repúblicas populares de Donétsk (DNR) y Lugánsk (LNR). Los rebeldes expandían su territorio humillando al Ejército ucraniano o bien con la rendición de un grupo de blindados, o bien con el derribo de helicópteros y aviones con misiles tierra-aire portátiles.

 

(Reuters).
(Reuters).

 

La absorción de Crimea. La popularidad de Putin bate récords en Rusia (especialmente entre los jóvenes) desde que absorbió Crimea sin ni siquiera reconocer la participación militar rusa. Su combinación de fuerza y diplomacia le convierte en el gran líder que necesita el país. Sea como fuere, el derribo del avión donde volaban casi 300 personas de nueve nacionalides obliga a Putin a posicionarse y acelerar el desenlace. En la imagen, ciudadanos de Crimea celebran el resultado del referéndum soberanista con un retrato del presidente ruso en Simferópol. 

 

(Reuters)
(Reuters)

 

El derrocamiento de Yanukóvich. Bajo el nombre de Pravyi Sektor (Sector de la Derecha, SD), un conjunto de agrupaciones nacionalistas y de ultraderecha consideradas marginales se unieron al comienzo de las protestas para proteger a los manifestantes contra el Gobierno de Yanukóvich. Se integraron en los grupos de autodefensa de los concentrados en la Plaza de la Independencia de Kiev. Acabaron manteniendo durísimos enfrentamientos con la policía antidisturbios (Berkut) y terminaron derribando el Gobierno. Durante días, barricadas de neumáticos ardieron y mantuvieron a raya a los Berkut, convirtiendo la plaza en una fortaleza llameante.

 

(Efe).
(Efe).

 

El origen. La negativa del expresidente Víktor Yanukóvich a la firma del acuerdo de asociación y libre comercio con la UE el pasado mes de noviembre dio lugar a las primeras protestas populares en la plaza Maidán, inicialmente pacíficas pero que pronto se enquistaron tras los tímidos intentos gubernamentales de disolver a los concentrados en Kiev. Yakukóvich quería más Rusia, mmientras los opositores exigían acabar con la corrupción un cambio en el sistema.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios