SEGÚN UN INFORME de FREEDOM HOUSE

La libertad de prensa en España alcanza su nivel más bajo durante la democracia

Desde el inicio de la democracia la libertad de prensa nunca había estado tan comprometida en España como lo está hoy, según un informe estadounidense
Foto: La libertad de prensa en España alcanza su nivel más bajo durante la democracia

Desde el inicio de la democracia la libertad de prensa nunca había estado tan comprometida en España como lo está hoy. La independencia de los periodistas españoles ha disminuido de manera suave, pero constante en la última década, hasta colocarse al nivel de naciones como Ghana, Surinam o Islas Salomón. Además, estamos a punto de dejar de ser un “país libre” para pasar a ser un “país parcialmente libre”.

Este es el panorama que dibuja el último informe presentado ayer en Washington por Freedom House, una organización independiente aunque financiada en un 80 por ciento por el Gobierno estadounidense. Desde sedes repartidas por todo el mundo, sus analistas elaboran los estudios y listados internacionales sobre libertad de prensa más citados desde su creación en 1972.

En una escala en la que los países más restrictivos obtienen más puntos, España sumó 28 en 2013, de los cuales 14 se explican por las trabas impuestas por el poder político, 8 por condicionantes económicos y 6 por limitaciones legales a la libertad de informar.

“España sigue siendo un ‘país con libertad de prensa’ pero está muy cerca de ser un ‘país con libertad de prensa parcial’. De hecho, es un debate que este año hemos tenido por primera vez. Aunque al final no lo hicimos, nos planteamos seriamente bajar a España de categoría (donde se encuentran naciones como Argelia, Guatemala, India o Mongolia)”, dice a El Confidencial la directora del programa, Karin Deutch Karlekar. “Es preocupante el empeoramiento constante que hemos visto, especialmente en los últimos cinco años”, remata.

España comparte el lugar 52º de la clasificación con naciones africanas, latinoamericanas y de Oceanía. En los últimos años nos han adelantado países salidos del telón de acero, islas perdidas en mitad del Pacífico y naciones latinoamericanas. Portugal nos saca ya diez puntos. La República Checa, ocho. Eslovaquia y Lituania, cuatro. Uruguay, Tuvalu y Polonia, dos.

Entre los pesos pesados de la Unión Europea, nos encontramos por detrás de Alemania (17), Francia (22), Reino Unido (23) pero por encima de Italia (31), el único que se sitúa en la categoría de “parcialmente libre”, a causa del monopolio televisivo que mantiene Silvio Berlusconi. Muy por encima están Holanda, Suecia y Noruega, que encabezan la tabla con 10 puntos. Siempre nos queda el consuelo de estar aún muy lejos de países como Rusia (81), China (84), Cuba (90) o Corea del Norte (97), donde se encarcela a los periodistas críticos.

Desde que se elaboró por primera vez la clasificación, en 1980, España nunca había estado al borde de caer a la categoría inferior. En 1994 se introdujo el sistema de puntos, cuya evolución cronológica refuerza la idea de que cualquier tiempo pasado fue mejor. España sumó 14 puntos en 1994, cuando Freedom House nos colocaba como una de las naciones más libres del planeta. Desde entonces hemos ido cayendo, con altibajos, hasta que en 2006 inició una etapa de declive constante.

“Creemos que es consecuencia de la crisis económica. Hemos visto cómo los medios de comunicación despedían periodistas, cómo cada vez hay menos profesionales y en peores condiciones. La industria mediática está disminuyendo y esto hace que los periodistas se vean obligados a callar, que les preocupe perder su trabajo. En muchos casos la situación conduce a la autocensura, a no cubrir ciertas noticias. Al mismo tiempo, la diversidad de opinión que ofrecen los medios de comunicación está disminuyendo”, detalla Karlekar.

El informe, cuyo análisis abarca hasta el 31 de diciembre de 2013, no cubre lo ocurrido desde entonces, meses en los que la directora del programa observa nuevas tendencias "preocupantes". “El año que viene tendremos que considerar también los despidos de varios directores de periódicos (en referencia a los cambios al timón en El Mundo, El País y La Vanguardia en los primeros meses de 2014). Creemos que es otro ejemplo de lo que ocurre en España, donde la libertad de prensa está tocada por la presión que ejercen los propietarios de los medios, así como el Gobierno, para despedir a periodistas y reporteros que no se quieren callar”, denuncia.

El deterioro de la libertad de prensa en España, es cierto, se produce en un panorama internacional sombrío, en el que muchos países están experimentando retrocesos. De hecho, Freedom House destacó en la presentación de su informe que la situación actual es la peor en una década, con graves retrocesos en naciones con democracias tan consolidadas como la estadounidense. “En general, estamos viendo un deterioro, pero nos preocupa más cuando ocurre en países más democráticos, como es el caso de España. Hemos visto tendencias similares en otras democracias estables, como Corea del Sur. El caso español no es único pero desde luego resulta preocupante”, concluye la directora.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
86 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

El Editor De Libros | Trailer Subtitulado Español HD
Dzanan Musa showing his talent (Cedevita - Olimpija Ljubljana, 3.12.2016)
Derek Carr throwing at Fresno State's Pro Day

ºC

ºC