Lunes, 22 de julio de 2013

DESALOJA TAKSIM POCO DESPUÉS DE ANUNCIAR SU DISPOSICIÓN A NEGOCIAR

Erdogan intensifica la represión para afianzarse entre sus seguidores islamistas

Erdogan intensifica la represión para afianzarse entre sus seguidores islamistas
Un manifestante arroja un cóctel molotov a los antidisturbios en la plaza Taksim (Reuters).
Agencias 11/06/2013   (16:11)       Actualizado: 11/06/2013 (17:21h)
2
Enviar
20
13
 
0
Menéame
Imprimir
Lejos de calmar los ánimos ante lo que parece ya una imparable ola de protestas que azota Turquía, el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, sigue aumentando la tensión, en un intento de consolidar su propia posición entre sus seguidores del partido islamista AKP. Tras unas seis horas de enfrentamientos entre policías y activistas en la plaza de Taksim, en el centro de Estambul, se respiraba al mediodía una tensa calma, con el espacio repartido entre agentes y manifestantes. Cientos de policías descansaban a la sombra de una docena de blindados provistos con cañones de agua, pero ya sin enfrentarse a los manifestantes que, por su parte, hacían sentadas ante los vehículos.

La policía turca irrumpió esta mañana con blindados en Taksim, en una sorpresiva operación pocas horas después de que el Gobierno anunciara su disposición a negociar las reivindicaciones de quienes ocupan la plaza y el cercano parque Gezi. Los agentes, distribuidos a ambos extremos de la plaza no han bloqueado el libre tránsito en Taksim, donde la Policía no entraba desde los duros enfrentamientos de hace dos semanas.

La tensión llegó a su punto álgido poco después del mediodía, cuando un nutrido grupo de agentes subió las escaleras del parque Gezi, en un aparente intento de tomar el control, pese a las reiteradas promesas del gobernador de Estambul de que no se tocaría el campamento de este recinto. "Se encontraron con una densa multitud de manifestantes que no les dejó pasar, y poco a poco los fuimos empujando fuera, sin que hubiera violencia", relató poco después a Efe una estudiante.
 

La joven señaló que las batallas con cócteles molotov, que se sucedieron en la plaza desde las 4.30 GMT, daban a la policía un pretexto para intervenir en el parque, cuyos ocupantes se han pronunciado mayoritariamente en contra del uso de medios violentos. "Puede haberlos, puede haber infiltrados entre nosotros, nadie sabe, no está claro", señaló, aunque calificó de "sospechosos" también el comportamiento de los activistas más violentos.

En las redes sociales se han vertido acusaciones de que agentes infiltrados han lanzado botellas inflamables contra la policía para justificar una reacción más violenta y el desalojo. Otras dos activistas, estudiante una y periodista otra, ataviadas con mascarillas para combatir el gas y aparentemente habituadas a estar en primera línea, descartaron que la violencia se debiera a agentes infiltrados.

"En los 14 días que llevamos aquí, nunca hemos usado cócteles molotov, y hoy sólo los ha empleado un pequeño grupo atrincherado ante la sede del partido socialista SDP, pero es autodefensa, si la Policía ataca hay derecho a defenderse", opinó una. "Los rumores sobre agentes infiltrados los difunde la propia policía, para dividirnos y enfrentar a los ocupantes del parque con los activistas más decididos, para crear desconfianza entre nosotros", señaló la otra.
 

Pero también ella descartó que el incendio de un coche particular, ocurrido en las primeras horas cerca de Taksim, pudiera ser obra de los activistas. "Esto han sido policías de paisano, seguro", se mostró convencida.

El gerente de un restaurante situado justo enfrente del vehículo calcinado señaló que en el momento de incendio hubo tanto gas lacrimógeno que no pudo observar lo ocurrido. "Pudo ser un cóctel molotov, pudo ser la policía, o los propios gases, no sé", dijo a Efe.

Según las activistas en la plaza, a las 16.00 GMT, al acabar la jornada de trabajo, numerosas marchas ciudadanas se dirigirán a Taksim. "Aquí nos quedaremos" concluyeron. De hecho, la Plataforma de Solidaridad con Taksim, surgida para proteger el parque Gezi de un proyecto urbanístico, ha convocado para esa hora a todos quienes apoyan las protestas antigubernamentales a acudir a la zona verde.

Desde la Plataforma se ha insistido en que las autoridades no han satisfecho aún ninguna de sus demandas, desde asegurar que el parque será respetado, la liberación de los detenidos en las dos semanas de protestas y el cese de los responsables de la violencia policial. 
 

Erdogan culpa a la prensa internacional y a Internet de las protestas

Mientras, el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, culpó en Ankara a la prensa internacional y a las redes sociales en internet de las violentas protestas contra su Gobierno de las últimas dos semanas, al tiempo que advirtió de que no habrá más tolerancia con los manifestantes.

El líder islamista moderado manifestó ante su grupo parlamentario que "los medios internacionales están desinformando de forma sistemática, y con las instituciones de prensa malintencionadas han crecido las protestas", informaron los medios turcos. "Insto a todos los activistas en el parque Gezi (de Estambul) a entender lo que pasa. Insto a todos, que son sinceros, a que abandonen ese lugar. Como primer ministro lo pido", manifestó.

A continuación Erdogan hizo un llamamiento "a aquellos (manifestantes) que continúan aterrorizando, para que se detengan". "A partir de ahora no habrá más tolerancia", advirtió el primer ministro en su discurso, pronunciado poco después de que la policía turca interviniera en la plaza Taksim de Estambul con gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Las protestas de Turquía se iniciaron hace unas dos semanas con una acampada pacífica contra la demolición del parque Gezi para dar lugar a un proyecto urbanístico. Desde el desalojo forzoso del parque y las siguientes manifestaciones en todo el país, han muerto al menos cuatro personas, entre ellas un policía, indicó hoy el propio Erdogan. Según informó hoy el colegio turco de médicos, cientos de personas han resultados heridas hoy, cinco de ellas de gravedad.
 

En su discurso el primer ministro advirtió de que están en peligro los intereses económicos del país eurasiático. "La economía turca está directamente afectada por estas acciones (las protestas). Subir los tipos de interés, asustar a los inversores es parte de un gran proyecto. Esto se hace con solidaridad de dentro y fuera del país", dijo.

"Las acciones en la plaza Taksim y en el parque Gezi han sido planeadas sistemáticamente para cubrir otras acciones. Se está jugando un gran juego con el pretexto del parque", aseveró Erdogan.

Los eventos de los últimos días se han convertido en una "espiral de la violencia", aunque las protestas no deben ser vistas como una lucha por más derechos democráticos, agregó el primer ministro. Desde el inicio de las manifestaciones, Erdogan ha denunciado supuestas interferencias extranjeras, hostiles a su movimiento islamista moderado, que gobierna Turquía desde hace una década.
2
20
13
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

2

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

2mesnadero 11/06/2013 | 22:51

Los islamistas son totalitarios, lo mismo los moderados que los radicales. He estado dos veces en Estambul y no me importará regresar más veces, pero sin los islamistas en el poder. Los turcos que conocí eran gente agradable, acogedora, simpática y con una educación de quitarse el sombrero. Hacían todo lo posible por entenderte y ayudarte. En un restaurante, mi esposa se demayó por una disentería y entre los comensales había un grupo de médicos que nos ayudarón a estabilizarla, llamaron a un taxi y pudimos regresar al hotel sin problemas.
La primera vez que fuí los isalmistas no tenían ningún poder y no veías velos y actitudes arrogantes. En la segunda, Endorgan había ganado la alcaldía de Estambul y se notaban ya los cambios por la calle. Mujeres más tapadas, velos y vestuario que impedía ver la figura de la mujer. El hecho mas curioso era la iluminación de las mezquitas, oratorios y edificios religiosos. Refulgían en la noche como antorchas, mientras muchas calles estaban a oscuras, incluso cerca de la Universidad de Estambul. En los dos viajes la sensación de seguridad era absoluta, nadie nos tocó un pelo ni nos faltó un céntimo. Espero que encuentren su buen "yol".Saludos

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

1andreu kostolany 11/06/2013 | 20:55

Lo que parece evidente es que a la sociedad turca se le ha acabado la paciencia y la tolerancia con este "pachá" del siglo XXI. Aqui se está iniciando otro capitulo de la primavera árabe. Su actitud se asemeja cada vez mas al "rais" sirio
Por el bien de Turquia, harán bien en rechazar esa nueva Cnstitucion que entroniza a Erdogan cual reyezuelo por los tiempos de los tiempos.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes


Las más, patrocinado por Caja Mar
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios