Sigue esta sección:
BLOQUEADO EL GOBIERNO FEDERAL

13 preguntas sobre el “apagón político” en Estados Unidos

Pasada la medianoche en Washington (seis de la mañana en España), el Gobierno federal estadounidense quedaba oficialmente paralizado
Foto: El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (Reuters)
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (Reuters)

Pasada la medianoche en Washington (seis de la mañana en España), el Gobierno federal estadounidense quedaba oficialmente paralizado por culpa de su clase política. El Senado (controlado por los demócratas) y la Cámara de Representantes (en manos republicanas) han sido incapaces de pactar unos presupuestos federales antes de que concluya el año fiscal.

Aunque se mantendrán los servicios mínimos, y a pesar de que infinidad de competencias están en manos de los 50 estados de la Unión, el desacuerdo congela indefinidamente los empleos de más de un millón de funcionarios federales, cercena la actividad pública y pone en riesgo la recuperación económica. Se calcula que el país podría perder entre un 0,15  y un 0,35 de su PIB por cada semana que dure la crisis.

¿Cómo han conseguido llegar hasta aquí?

La ley estadounidense prohíbe que el Gobierno federal incurra en gastos que no hayan sido aprobados previamente por el Congreso. Cuando, como ahora, ninguno de los dos grandes partidos tiene el control de ambas Cámaras, aumenta la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo.

¿Cuál es el epicentro del desacuerdo?

Los republicanos, especialmente los miembros del Tea Party, exigen que se aplace o cancele la reforma sanitaria lanzada por Barack Obama, el llamado “Obamacare”. Para ello, presentan presupuestos que excluyen las partidas necesarias para la implementación de la reforma. Los demócratas lo consideran un “chantaje inaceptable” y dicen que no están dispuestos a negociarlo.

¿Estamos ante algo inédito?

Para nada. Ha pasado 17 veces desde 1976. El “apagón” más largo, a mediados de los 90, duró 21 días bajo la presidencia de Bill Clinton. La década más correosa fue sin embargo la de los años 70, cuando el Gobierno se paralizó seis veces.

¿Qué servicios se mantienen?

Las estructuras federales que se financian de manera autónoma o paralela, como Correos o los servicios consulares. También se respetan aquellas que son consideradas “esenciales” para la “seguridad de la vida humana o la protección de la propiedad”.

¿Por ejemplo?

La mayor parte del personal de agencias de seguridad como la CIA o el FBI, las embajadas, las prisiones, el tráfico aéreo, los trenes, las aduanas, el Ejército, y tres cuartas partes del personal de la Casa Blanca. También están asegurados servicios y seguros sociales básicos como los programas sanitarios para pobres (los llamados Medicare y Medicaid).

¿Qué se suspende entonces?

Todo aquello considerado “no esencial” como es la NASA, los centros de investigación, los museos, oficinas de tramitación burocrática no urgente, los monumentos públicos, áreas turísticas (incluso la Estatua de la Libertad), parques naturales, y todas las áreas no esenciales del resto de ministerios, agencias y organismos.

¿Afecta a todos los ministerios igual?

En absoluto. En algunos, como el Departamento de Agricultura o el de Medio Ambiente, se manda a casa a prácticamente todo el personal. Por ejemplo, el área de Educación sólo considera “indispensables” a 242 de sus 4.225 empleados. En el extremo opuesto se encuentran el Departamento de Justicia, el de Estado (Exteriores) y el de Seguridad. Este último dejará marchar a tan sólo 31.295 sobre un total de 231.117 trabajadores.

¿Cobrarán los funcionarios?

Aquellos considerados “no esenciales” tienen prohibido acudir a su puesto de trabajo hasta que se reanude la actividad del Gobierno y se prevé que pierdan la parte equivalente de su salario. Mientras, casi todos los clasificados como “esenciales”, incluido el millón y medio de militares en activo, no cobrarán hasta que la crisis política se resuelva, pero luego recibirán los atrasos.

¿Y los congresistas?

Pese a ser los principales responsables del problema, ellos sí percibirán sus salarios. No así sus asistentes y ayudantes. Un legislador estadounidense gana 170.000 dólares anuales.

¿Cuál será la ciudad más afectada?

Sin duda la capital, Washington DC, ya que es la única que depende íntegramente del presupuesto federal y un porcentaje enorme de su población trabaja para el Gobierno. Está previsto que se suspenda incluso la recogida de basuras y se pierdan unos 200 millones de dólares al día.

¿Qué piensan los norteamericanos?

Los estadounidenses están muy hartos de su clase política, especialmente de los inquilinos del Capitolio, que ostentan los peores índices de popularidad de la Historia. Más de un 80 por ciento de la ciudadanía se muestra insatisfecho con ellos. Y cosas como la de anoche agravan el enfado. Todos los sondeos de opinión reflejaban que una aplastante mayoría exigía un acuerdo político, el que fuese, para evitar el “apagón” gubernamental.

¿Cuándo se volverá a la normalidad?

Los expertos calculan que durará entre dos días y tres semanas, dependiendo del grado de indignación popular y de la cabezonería de los congresistas.

¿Por qué el problema es sólo “relativamente grave”?

Porque se avecina otro mucho peor. El Congreso y el presidente Obama tendrán que pactar a mediados de mes los términos para elevar el techo de la deuda federal, de modo que el Departamento del Tesoro pueda seguir pidiendo dinero prestado para cumplir con todas las obligaciones del Gobierno, entre ellas el pago de intereses sobre la deuda ya emitida.

Mundo
Comparte en:
Sigue esta sección:
#8
En respuesta a cayo bruto
Compartir

Muy bien dicho. Si lees mi comentario (#7), verás que en este caso los Republicanos tienen toda la razón. Lo que no es de recibo es que el Senado (demócrata) se oponga a la enmienda que le manda el Congreso (republicano) en la que los republicanos les piden que revoquen su exención de la ley. Vamos, que los Republicanos les dicen a los demócratas "si aprobáis una ley para el pueblo, someteros también a ella y comprad vuestro seguro sanitario en los "health exchanges" o mercados de seguro sanitario. Los demócratas se niegan. La ley es tan mala que ni ellos quieren dar ejemplo y someterse a ella. Hasta los sindicatos se oponen a Obamacare. Pero Obama es tan engreído que no negocia. Y su electorado, es tan borreguil que, tras leer la CNN, le sigue apoyando. Una pena, amo a los EEUU, pero me dan ganas de marcharme a Australia...

Ampliar comentario
#7
Compartir

Resido en USA, y ayer mismo me comunicaron las nuevas tarifas de mi seguro sanitario. Somos 3, nosotros dos y nuestra hija. Estamos sanos, delgados y no nos gusta ir al médico. Tenemos un seguro muy bueno, por el que actualmente pagamos $880 al mes. A partir del 1 de Enero, nuestro seguro subirá a $1,200 al mes, es decir, casi un 50%. Me río de Obama cuando dice que "podrán mantener su plan sanitario y su médico", y que con su ley sanitaria, el seguro "bajará de precio". Esta ley es un desastre. No es que los Republicanos se opongan a la sanidad universal (de hecho, esta ley copia al seguro sanitario que implantó Mitt Romney en Massachussetts cuando era gobernador de ese Estado). Más bien, se oponen a lo MAL que los Demócratas han redactado y están implementando la ley. En definitiva, o bien se hace una sanidad pública universal, o se deja la privada como estaba, y se mete a los asegurados en el Medicare (que es el equivalente a la sanidad pública para los mayores de 65 años y personas de pocos recursos). Los Republicanos simplemente piden que se retrase la aplicación de la ley 1 año para los autónomos como nosotros, y que se elimine la exención que los demócratas han creado para los miembros del Senado, funcionarios y, claro está, el POTUS (President of the United States), Mr. Obama. Los Republicanos en este caso tienen la razón.

Ampliar comentario
#6
Compartir

Una pena, porque revisando sus anteriores articulos el tema estaba mas centrado... pongo por ejemplo este...

 

http://www.elconfidencial.com/mundo/2013-10-01/el-bloqueo-en-el-congreso-lleva-al-cierre-del-gobierno-de-estados-unidos_35055/

 

En dónde se manifiesta que los republicanos han aprobado una ley puente para no parar y en la otra camara, democrata, se ha parado... la informacion es mucho mas imparcial que esta de ahora...

Ampliar comentario
#5
Compartir

Ya vemos que este medio de comunicacion se pone del lado del presidente Obama... La informacion por mucho que se revista de seria es sesgada y NO neutral... Una pena...

se podria dar una informacion mas seria e imparcial. Al menos ese el regusto que me queda a mi.

 

los anteriores presidentes usa tambien pasaron por esto, todos los que yo recuerdo.... Y todos tuvieron que pactar... En eso estriba la separacion de poderes... Cuando los democratas dominaban ambas camaras le pararon la guerra de las galaxias a reagan... Y?... Cada uno defiende sus criterios con las armas que le dan... Pero es el presidente el que no cede y decide mandar a "su" gente a casa. Por cierto que el articulo no cita todos los "sectores" que paran y ademas cita que la ley obliga al presidente a parar... Y eso quien lo dice? La casa blanca? De cuando es esa ley? Estoy convencido de que si el presidente quisiese que su gente funcionara, funcionaria...

intentemos ser un poquito un mas imparciales... Por favor... Que esto ni nos va ni nos viene...

Ampliar comentario
#4
Compartir

El autentico miedo que tienen todos los que viven del cuento es que si "cierra" algun gobierno las cosas funcionen mejor....

Todos estos buenistas y enchufados que no dan un palo al agua y cobran dinerales de las administraciones publicas estan que no les llega la camisa al cuerpo viendo lo que puede pasar en EEUU.

No se preocupen buenistas....los republicanos van a dar marcha atras....sigan con sus chollos cobrando de la olla gorda sin hacer nada.

 

Ampliar comentario
#3
Compartir

  Es como en España, los funcionarios dejan de cobrar, pero los congresistas no.

 

  Menuda vergüenza, asco de democracia.

Ampliar comentario
#2
Compartir

Y luego nos creemos que tenemos fachas en España. Los del partido de Berlusconi y los del Tea party, esos sí que son fachas de verdad.

Ampliar comentario
#1
Compartir

¿Mandar a casa a todos los trabajadores públicos no esenciales?

¿qué hay que hacer para que esto se pueda hacer en España?

¿dónde hay que firmar?

Ampliar comentario