La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

'EL CHAPO' FIGURA ENTRE LOS MÁS RICOS DEL MUNDO, SEGÚN 'FORBES'

Lujo y ostentación en la vida de los narcos

El narcotraficante más buscado de México, Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, aparece por tercer año consecutivo en el listado de los multimillonarios
Foto: Lujo y ostentación en la vida de los narcos
Lujo y ostentación en la vida de los narcos

El narcotraficante más buscado de México, Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, aparece por tercer año consecutivo en el listado de los multimillonarios de Forbes con una fortuna calculada en mil millones de dólares. Se estima que las ganancias de los cárteles mexicanos oscilan entre 10.000 y 30.000 millones de dólares al año; parte de ese dinero se invierte en negocios legales y productivos, pero el gusto por una vida lujosa y muchas veces excéntrica les lleva a comprar armas y teléfonos móviles recubiertos de oro y brillantes, enormes ranchos en los que reúnen todo tipo de animales exóticos (desde tigres a cocodrilos pasando por los más discretos pavos reales) o medallas de oro con las que, a modo de Olimpiadas, se premian los servicios prestados.

Todo ello forma parte de la narcocultura, que incluye gustos musicales y cinematográficos específicos (narcocorridos y narcocine) y su propia devoción religiosa que reparte el fervor entre la Santa Muerte y el “santito” Jesús Malverde, un ladrón del tipo Robin Hood que fue ahorcado en 1909 y elevado posteriormente a los altares por la delincuencia mexicana. Las imágenes de ambos se combinan sin pudor con las de la Virgen de Guadalupe en escapularios, cuadros e incluso vestimenta de los narcotraficantes. Este sistema de vida tiene su espacio en el Museo de los Enervantes del Ministerio de Defensa mexicano, el único del mundo dedicado al narcotráfico y de acceso restringido.

Una colección de pistolas, revólveres y fusiles “cuernos de chivo” (Kalashnikov o AK-47, el más usado por el narco) recubiertos de oro con incrustaciones de brillantes, diamantes y otras piedras preciosas y con las iniciales de sus propietarios grabadas demuestran que la ostentación y el mal gusto no tienen límites. Las filigranas de estas armas, que acumulan hasta más de 300 brillantes por pieza, evocan a héroes de la Independencia como Pancho Villa o Emiliano Zapata, a la Virgen de Guadalupe, la Santa Muerte… y a Versace, firma que atrajo a muchos narcos por su exclusividad. Hoy cuenta con un duro competidor en Ralph Lauren: los capos Edgar Valdés Villareal La Barbie, Benjamín Flores Reyes El Padrino y Marcos Carmona Hernández El Cabrito y José Jorge Balderas Garza El JJ -acusado de tirotear al futbolista Salvador Cabañas- lucían sus polos en el momento de ser detenidos.

En la sala de la “narcocultura” también se exhiben móviles con oro y brillantes valorados en más de diez mil dólares, cazadoras y gorras con el emblema serigrafiado del cártel del Golfo cual si un equipo de fútbol se tratara, medallas de oro con las que Los Zetas premian a sus miembros sobresalientes, monturas repujadas en plata y con finos trabajos de talabartería, una puerta de madera labrada con la imagen de un narco que daba la bienvenida al rancho de un capo, alhajas ostentosas y prendas y zapatos de pieles exóticas de las que gustan estos delincuentes.

Donativos manchados de 'sangre'

De forma periódica desde 2005 el Gobierno mexicano saca a subasta pública aviones, helicópteros, yates, lanchas fueraborda, veleros, mansiones, vehículos de lujo y joyas espectaculares -como un anillo de oro con 34 diamantes que tuvo un precio de salida de 84.523 euros o un reloj de oro rosado de 31.394 euros- incautados a los narcotraficantes, que se venden al mejor postor a cambio de la confidencialidad que garantice su disfrute con la mayor seguridad.

También es de dominio público que algunos de los principales señores de la droga limpian su mala conciencia a través de grandes donativos en sus comunidades. La prensa del país se ha hecho eco de polémicas donaciones a la Iglesia mexicana para la construcción de templos e incluso se criticó que en uno de ellos se hubiese colocado una placa en la que se agradecía la generosidad de un peligroso narcotraficante.

Sin embargo, la lucha contra el crimen organizado emprendida por el conservador Felipe Calderón desde su toma de posesión en 2006 les ha hecho recular en sus niveles de ostentación. “El derroche en grandes casas, vehículos de lujo y fiestas sigue existiendo, pero el combate del Gobierno les limita a la hora de llamar la atención; hay un cambio en la manifestación de la riqueza frente a la tolerancia que existió en la década de los 80 y los 90, cuando los capos se paseaban libremente por las calles”, explica a El Confidencial el experto en narcotráfico Jorge Chabat, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

"El Chapo", señala, es “el último de los grandes capos con una fortuna importante”, dada la actual fragmentación de los cárteles que en los 90 se limitaban a los del Golfo, Juárez, Tijuana y Sinaloa. En estos momentos sus líderes “cambian constantemente” porque son arrestados o abatidos por las fuerzas de seguridad. Las ganancias de los cárteles también están más divididas y el dinero por la venta de drogas que se introduce en México en camiones que consiguen cruzar la frontera estadounidense se destina a “negocios fachada, negocios legales en lugares que ni imaginamos, pero también para gastos operativos, compra de armas, sobornos, pago de salarios…”.

Gusto ostentoso y derrocahdor

Aunque “el gusto ostentoso y derrochador de estos personajes permanece”, la lucha del Gobierno y la “sangrienta disputa entre las organizaciones” les obliga a priorizar su seguridad y disminuye la exhibición pública de sus fortunas, coincide en señalar a este medio Carlos Flores, experto en narcotráfico de la Universidad de Connecticut (EEUU). A ello se añade la irrupción en este negocio de personas “de rango medio que no necesariamente han reunido una fortuna comparativa a la que otros individuos lograron con la misma actividad pero en otros momentos”.

Si bien es esa vida de lujo la que atrae “especialmente a los jóvenes” a las redes del tráfico de drogas, apunta, últimamente pagan menos a sus secuaces ya que “se contrata masivamente y no parecen discriminar más hacia individuos especialmente capacitados”. Además de a ex policías o ex militares, e incluso agentes en activo, estas organizaciones criminales recurren a personas que por la falta de expectativas y la precariedad de sus vidas se alistan en ellas. “Si se analizan los múltiples videos o interrogatorios que han trascendido públicamente sobre este tipo de personajes (sicarios y guardaespaldas, principalmente), es posible constatar que la cantidad que reciben no es ni con mucho la expectativa fabulosa que la persona promedio imagina”, explica. Las fiestas suntuosas con bandas de narcocorridos y prostitutas de lujo, las mansiones, los automóviles de alta gama, los yates y los aviones están reservados para los capos más poderosos.

#5
1 De acuerdo. Asi es.
Le faltó explicar la razon de porque no se hace eso: que no es otra que quien podría tomar esa decision a traves de medidas legales es el primer cabecilla del narco, jajajajajaja
Ampliar comentario
#4
Donde no hayan menesterosos dependientes de cualquier forma de paraíso y sensación de superioridad sobre el resto [aunque sea a través de la ilusión comprada a dosis] no habrá negocio.
Y el negocio sin escrúpulos no es más que otra forma de buscar esa &034;superioridad&034; sobre el resto de la tribu.

Todo un &034;sistema&034; de &034;progreso&034; humano basado en la destrucción del resto [sin balas ni bombas, pero igual o más letal].

Tal vez se trate tan sólo de los intentos de sublimación de la necesidad de trascendencia que, en otra forma, han intentado canalizar las religiones.

Estas formas de guerra, tan sucias como todas las demás, también se acaban [habrá que ver cómo y con qué otros mecanismos de supervivencia de minorías se suplantan.
Ampliar comentario
#3
A estos les pasa un poco lo que les pasó a políticos y promotores en España en la epoca del pelotazo inmobiliario. Como nunca han visto tanto dinero junto no saben que hacer con el. Los ingleses en las guerras del opio con china eran mas discretos.
Ampliar comentario
#2
1 Y si desaparecieran esos miniestados con cuentas bancarias secretas se acabaria con el beneficio de las dogras,terrorismo,armas,corrupcion etc pero ni siquiera despues de 11S se pudo seguir el rastro economico de los terroristas,se ve que era mas facil bloquear oceanos con barcos de guerra que bloquear economicamente Bermudas,Monaco,Caiman deben de tener un armamento muy superior
Ampliar comentario
#1
Esto se soluciona, se convierte en legal la droga, pagan impuestos, y desaparece la criminalidad. Si el precio cayera a niveles de una Coca Cola, muchos consumidores lo despreciarían, y dejaría de ser negocio. Prohibir es lo que hace que su consumo aumente, si la prostitución fuera gratuita y las drogas también, te cargabas todo el entramado de mafias en el mundo, y las cárceles quedarían vacías.
Ampliar comentario