Miles de fieles esperan horas para entrar a la Basílica de la Virgen de los Desamparados para ver de cerca a su patrona. Ante tanto fervor llega el momento en el que se abren las puertas y, de repente, una cae sobre la otra. Más de 1.000 kilos de peso que se derrumban ante la mirada atónita de todos sus devotos. Pero afortunadamente, solo una mujer de 80 años ha resultado herida leve. La causa podría ser una bisagra mal colocada, que ya se ha reforzado ante el peligro de que pueda caerse la otra puerta. Tras el incidente, la Geperudeta siguió su recorrido con total normalidad.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios