La idea preconcebida que tiene gran parte de población sobre los pit bull es que son perros agresivos. Si bien es cierto que en España están categorizados como 'perros potencialmente peligrosos' –siglas PPP–, esta ejemplar ha dejado claro que las mascotas de esta raza también tienen un enorme corazón.

[La increíble reacción de un pitbull ante la reprimenda de su dueño]

Grayce es una pit bull de dos años que fue acogida por Doyle después de haber estado abandonada durante mucho tiempo. Tal es el cariño que ha surgido entre ambas que, después de haber dado a luz a nada menos que once cachorros, la perra tuvo un precioso gesto con su dueña: le llevó al regazo a cada uno de sus pequeños. 

Resulta difícil imaginar una muestra más clara de la enorme confianza que la pit bull ha depositado en su rescatadora.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios