¡No me quites a mi mamá!

Sólo el amor de una madre puede llevar a este bebé a batirse en duelo con su papá. Los padres descubrirán que no es difícil tener una piel tan suave como la de su pequeño.