Las hembras preñadas de calderón gris (Grampus griseus), tras una gestación de catorce meses y medio, han comenzado a parir.

Paren una sola cría de 60 a 80 kilos de peso, con una longitud de 180 centímetros y una piel de color gris pizarra que se aclara con el paso de los días.

El calderón gris, se puede avistar en nuestras aguas tanto en el Mediterráneo como en el Atlántico, en ocasiones muy cerca de la costa, tal y como ha filmado Rafa Herrero al norte de las Islas Canarias para este Clip Natura donde vemos a una hembra de calderón gris con su cría recién nacida.

Imágenes cedidas por la Fundación Aquae.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios