En el último informe del defensor del paciente, en Andalucía la sanidad ha sido considerada “low cost”.

Las señales más evidentes del deterioro de la sanidad pública andaluza son el aumento en los tiempos de sus listas de espera y el colapso de los servicios de urgencias. Además, el presupuesto sanitario andaluz se ha reducido hasta en mil millones de euros en los últimos 8 años. Su personal, además, ha disminuido drásticamente.

Esta situación, podría estar siendo consecuencia del modelo de gestión sanitario andaluz, basado en las Unidades de Gestión Clínicas. Mediante este sistema, los diferentes profesionales son premiados con un incentivo económico si cumplen objetivos como derivar menos al especialista, prescribir genéricos en lugar de marcas o solicitar un menor número de pruebas diagnósticas.

Sinfiltros.com documenta en este reportaje el proceso de deterioro que está padeciendo la sanidad andaluza.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios