Encontrar trabajo en el campo de Jaén es fácil, pero la dificultad de encontrar alojamiento ha provocado que muchos inmigrantes hayan decidido no volver.

Sus condiciones de vivienda son lamentables. Viven rodeados de basura, el hedor del lugar es insoportable. Lo verdaderamente dramático es que algunos inmigrantes, en su mayoría africanos, han contraído una enfermedad que se creía prácticamente extinguida hace 20 años en Occidente: la tuberculosis.

Sinfiltros.com viaja al sur de la provincia de Jaén, en Alcalá la Real, donde más de 100 temporeros aceituneros malviven en un salón de bodas abandonado. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios