Las doce bacterias más peligrosas (y nos estamos quedando sin cura)

  • Pantalla completa
Las doce bacterias más peligrosas (y nos estamos quedando sin cura)
Acinetobacter baumannii
1 de 13
Comparte la fotografía

Acinetobacter baumannii

Estas bacterias, que causan un gran rango de infecciones en pacientes hospitalizados, incluida neumonía o infecciones en la sangre, son resistentes a un grupo de antibióticos muy utilizados llamados carbapenemas.
Pseudomonas aeruginosa
2 de 13
Comparte la fotografía

Pseudomonas aeruginosa

También resistentes a las carbapenemas, estas bacterias causan erupciones cutáneas e infecciones de oído en personas sanas, pero también pueden ocasionar severas infecciones sanguíneas y neumonía cuando atacan a personas hospitalizadas.
Enterobacterias
3 de 13
Comparte la fotografía

Enterobacterias

Estas bacterias viven habitualmente en los intestinos de los seres humanos y no son un problema, pero cuando lo son, tratarlas es un problema, ya que son resistentes a las carbepenemas y las cefalosporinas, otra familia de antibióticos.
Enterococcus faecium
4 de 13
Comparte la fotografía

Enterococcus faecium

Esta bacteria puede ser lo que se llama un comensal inocuo en el intestino humano, donde ayuda a descomponer la comida dentro del proceso normal de la digestión, pero también es un agente patógeno que causa enfermedades como la meningitis neonatal. Es resistente a una familia de antibióticos llamada vancomicina.
Staphylococcus aureus
5 de 13
Comparte la fotografía

Staphylococcus aureus

El estafilococo áureo, o dorado, es una bacteria muy habitual y extendida por el mundo: se calcula que una de cada tres personas está colonizada (aunque no infectada por ella). Es responsable de infecciones cutáneas o de las mucosas, como conjuntivitis, relativamente benignas, y de otras más graves como osteomielitis, meningitis, endocarditis y neumonía. Es resistente a la meticilina, entre otros antibióticos.
Helicobacter pylori
6 de 13
Comparte la fotografía

Helicobacter pylori

Esta bacteria se suele encontrar en el epitelio gástrico de los seres humanos. Aunque muchas veces los sujetos infectados no desarrollan síntomas, en otros sufren úlceras y algunos tipos de gastritis. Es resistente a la claritromicina.
Campylobacter
7 de 13
Comparte la fotografía

Campylobacter

Algunas de las especies dentro de este género de bacterias están implicadas en enfermedades humanas. La Campylobacter jejuni, por ejemplo, es una de las principales causas de intoxicación alimentaria en países desarrollados. Son resistentes a la fluoroquinolona.
Salmonela
8 de 13
Comparte la fotografía

Salmonela

Salmonella es un género de bacterias. Aunque viven habitualmente en el tracto digestivo de los mamíferos, incluidos los humanos, algunas especies son patogénicas y producen salmonelosis, una enfermedad que presenta síntomas como diarrea, dolor abdominal, dolor de cabeza, fiebre y erupciones cutáneas. También son resistentes a la fluoroquinolona.
Neisseria gonorrhoeae
9 de 13
Comparte la fotografía

Neisseria gonorrhoeae

Esta bacteria es la causante de la gonococia o gonorrea, una enfermedad humana de transmisión sexual cada vez más difícil de tratar pues está desarrollando resistencias a la cefalosporina y a la fluoroquinolona.
Streptococcus pneumoniae
10 de 13
Comparte la fotografía

Streptococcus pneumoniae

Este neumococo es un patógeno casi exclusivamente humano causante de infecciones como neumonía, sinusitis, meningitis y sepsis, entre otras, especialmente en ancianos, niños y personas con un sistema inmune comprometido. Es una bacteria no susceptible a la penicilina.
Haemophilus influenzae
11 de 13
Comparte la fotografía

Haemophilus influenzae

Este fue patógeno fue considerado erróneamente el causante de la gripe hasta que en 1933 se describió el auténtico responsable. Eso no hace a esta bacteria menos peligrosa: es responsable de enfermedades como la meningitis, apiglotitis, neumonía, sepsis y otras. Es resistente a la ampicilina.
Shigella
12 de 13
Comparte la fotografía

Shigella

Este género de bacterias, que debe su nombre al japonés Kiyoshi Shiga, causa disentería, cuyos síntomas son diarrea, fiebre, náusea, vómitos y calambres estomacales. Son resistentes a la fluoroquinolona.
Esta semana, la OMS publicaba por primera vez un listado de los doce tipos de bacterias para los que necesitamos nuevos antibióticos, y pronto. Son bacterias que han desarrollado o están empezando a desarrollar resistencias a los antibióticos conocidos y más utilizados. La OMS espera que con esta lista los investigadores en este campo centren sus esfuerzos para combatir a los géneros y especies bacterianas que más posibilidades tienen de complicar nuestra salud en el futuro. 
Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios