Las razas de perro más populares y sus problemas de salud: dálmata, bóxer, collie y más

  • Pantalla completa
Las razas de perro más populares y sus problemas de salud: dálmata, bóxer, collie y más
Bloodhound
1 de 11
Comparte la fotografía

Bloodhound

Se cree que fueron los monjes del monasterio de San Huberto los que crearon esta raza, seleccionando y cruzando los perros de raza de Hubert, el fundador de la orden. Esta raza sufre habitualmente de enfermedades gastrointestinales, sobre todo torsión gástrica, una así como oculares, de la piel y del oído.
Cavalier King Charles spaniel
2 de 11
Comparte la fotografía

Cavalier King Charles spaniel

Se cree que los Cavalier King Charles spaniel actuales provienen solo de seis perros, y que cualquier enfermedad en uno de ellos pudo ser transmitida en proporción significativa a las siguientes generaciones. Es lo que se conoce como el efecto fundador. Es habitual que sufran problemas genéticos como el prolapso de la válvula mitral, displasia de cadera, luxación de rótula o problemas de visión, como cataratas o displasia de rutina.
Chow Chow
3 de 11
Comparte la fotografía

Chow Chow

El chow chow es un perro original de China, y una de las razas más antiguas que existen. Eso no le libra de padecer habitualmente distintos problemas de salud. Son una de las razas más afectadas por la displasia de codo. También son vulnerables a la displasia de cadera, la luxación de rótula, problemas de tiroides y patologías oculares.
Dálmata
4 de 11
Comparte la fotografía

Dálmata

Los dálmatas proceden de la zona de Dalmacia, actual Croacia, y los primeros registros sobre esta raza datan de 1600-1630. El 10% de los dálmatas nacen con problemas de sordera, ya sea total o parcial. También padecen hiperuricemia, una concentración de ácido úrico que puede derivar en la formación de piedras en el riñón, sobre todo en los machos.
Bóxer
5 de 11
Comparte la fotografía

Bóxer

Los bóxers surgieron del cruce de un brabanti bullenbeisser y un bulldog de antaño, ambas extintas. Son propensos a padecer cáncer, enfermedades del corazón (existe incluso una 'cardiomiopatía del bóxer'), hipoteroidismo, displasia de cadera y epilepsia. Los ejemplares blancos o con marcas blancas que cubren más de un tercio de su cuerpo tienen problemas añadidos: son más propensos al cáncer de piel (igual que ocurre con los humanos de piel más blanca) y aproximadamente el 18% quedan sordos de uno o de los dos oídos durante sus primeras semanas de vida.
Bull terrier
6 de 11
Comparte la fotografía

Bull terrier

La raza apareció en 1850 tras años de cruzamientos del ya extinto English White Terrier con otros ejemplares con la idea de crear un perro de peleas que fuese también estéticamente atractivo. Se calcula que el 20% de los que son blancos son sordos, y, en general, la mayoría desarrolla alergias en la piel: las picaduras de insectos y determinados alimentos pueden provocar una urticaria generalizada o dermatitis aguda. También es común que padezcan luxaciones de rótula, problemas renales o de corazón.
Bulldog
7 de 11
Comparte la fotografía

Bulldog

El bulldog es una típica raza inglesa, resultado de cruzar el antiguo perro africano o perro de toros maltés con antiguos mastines. La forma de su cabeza es su principal problema: enorme en comparación de su cuerpo y con la nariz y el hocico achatados. Casi todos los perros de esta raza sufren las anomalías del Síndrome Braquicefálico, que deteriora su respiración y les dificulta enfriar su cabeza con eficacia cuando hacen ejercicio o las temperaturas son altas. Los problemas de respiración les causan también muchos problemas digestivos, como torsión gástrica o reflujo. Son propensos a la obesidad, y eso les causa a su vez problemas óseos.
Collie
8 de 11
Comparte la fotografía

Collie

El collie actual es resultado de mezclar el perro pastor original con el setter irlandés y con el Borzoi. En general es un perro sano, pero los ejemplares grises nacen con una enfermedad, la neutropenia cíclica o síndrome del collie gris que afecta a su sistema inmunitario y que provoca que de forma periódica, cada 10 o 12 días, sea extremadamente susceptible a infecciones, y por tanto sufra habitualmente de diarrea, fiebre o dolores relacionados con infecciones oculares, respiratorios o de la piel. La mayoría de estos animales fallecen de cachorros, y casi ninguno supera los 2 o 3 años de vida.
Pug
9 de 11
Comparte la fotografía

Pug

Se cree que el pug es resultado de una cruza endogámica: según un estudio, los 10.000 pugs registrados en Reino Unido comparten tanto patrimonio genético que sería el equivalente a solo 50 individuos. Padecen también síndrome braquicefálico: su nariz es tan corta que tienen problemas para respirar, no son eficaces bajando la temperatura de su cabeza y esto les causa problemas de corazón. Un 1% de los cachorros sufre encefalitis del pug, una patología neurológica degenerativa que resulta letal y no tiene cura conocida.
Terrier escocés
10 de 11
Comparte la fotografía

Terrier escocés

Es un perro original escocés, aunque sus orígenes concretos no están claros. suelen padecer dos enfermedades genéticas, la enfermedad de von Willenband y osteopatía craneomandibular. La primera es una enfermedad sanguínea que afecta a la formación de plaquetas. Los perros que la padecen suelen sufrir hemorragias nasales y sangran más tras una herida o cirugía. La segunda causa un crecimiento excesivo del hueso de la mandíbula, lo que les provoca molestias al masticar.
Los perros que nos acompañan son en realidad una creación humana. Y junto con la domesticación, llegaron muchos problemas de salud. Estas son las enfermedades más habituales de las razas de perros más conocidas. 
Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios