El nuevo opio: los diez juegos sociales más adictivos

Las redes sociales no sólo han supuesto una mutación radical en el ámbito de la comunicación humana. También en la forma en que jugamos. Si bien el concepto multijugador es antiguo y existen redes consolidadas de jugadores conectados alrededor de títulos que han marcado época, el social gaming -concepto acuñado por Facebook-  ha incorporado elementos nuevos. Las novedades tienen que ver, sobre todo, con la ruptura de la individualidad del jugador, cuyos éxitos dependen aquí de sus contactos y amigos.

Además, desde 2009 los videojuegos sociales se han convertido en un modelo de negocio emergente por el que están apostando startups de todo el mundo. Quizás Zynga es la más conocida, aunque tras el boom de FarmVille o CityVille hace unos meses anunciaron que despedirían el 18% de su plantilla. En España, también existen juegos que se han aupado a las primeras posiciones en los rankings globales de los más populares. 

David Pérez