El lento declive de la medicina en Rumanía

  • Pantalla completa
El lento declive de la medicina en Rumanía
Un paisaje agreste
1 de 21
Comparte la fotografía

Un paisaje agreste

Un carro transporta madera sobre la nieve en Salistea de Sus, el 4 de enero de 2017. (Reuters)
Pacientes necesitados
2 de 21
Comparte la fotografía

Pacientes necesitados

Anuta Iuga, 65, paciente de la doctora Gabriela Dromereschi, posa para una fotografía en Salistea de Sus, Transilvania, el 4 de enero de 2017. (Reuters)
Visitas a domicilio
3 de 21
Comparte la fotografía

Visitas a domicilio

La doctora Andreea Kis, médico de familia, atiende a un paciente en su casa en Tureni, Transilvania, el 16 de diciembre de 2016. (Reuters)
Visitas a domicilio
4 de 21
Comparte la fotografía

Visitas a domicilio

Una madre sostiene a su bebé durante una visita de la doctora Andrada Ganea, en Bogdan Voda, Maramures, el 20 de enero de 2017. (Reuters)
Profesionales veteranos
5 de 21
Comparte la fotografía

Profesionales veteranos

La doctora Andreea Kis pasa consulta en Tureni, el 15 de diciembre de 2016. (Reuters)
Ultrasonidos
6 de 21
Comparte la fotografía

Ultrasonidos

La doctora Gabriela Dromereschi examina a una persona en Salistea de Sus, el 4 de enero de 2017. (Reuters)
Homenaje a los médicos
7 de 21
Comparte la fotografía

Homenaje a los médicos

Monumento a los doctores que trabajaron en Sacel de 1938 a 201. (Reuters)
Servicios de urgencia
8 de 21
Comparte la fotografía

Servicios de urgencia

Médicos de urgencias transportan a una paciente en Cluj-Napoca, el 14 de diciembre de 2016. (Reuters)
Nuevas generaciones
9 de 21
Comparte la fotografía

Nuevas generaciones

Estudiantes de la Universidad de Medicina y Farmacia en Cluj-Napoca durante una clase, el 6 de diciembre de 2016. (Reuters)
Maternidad
10 de 21
Comparte la fotografía

Maternidad

Una mujer sostiene a su recién nacido en un hospital en Viseul de Sus, el 5 de enero de 2017. (Reuters)
Contacto humano
11 de 21
Comparte la fotografía

Contacto humano

La doctora Gabriela Dromereschi y su enfermera Maria Iuga hablan con una paciente en Salistea de Sus, el 4 de enero de 2017. (Reuters)
Noches largas
12 de 21
Comparte la fotografía

Noches largas

Un doctor y una voluntaria de los equipos de emergencia se abrazan antes del turno de noche en su oficina en Cluj-Napoca, el 14 de diciembre de 2016. (Reuters) 
Burocracia
13 de 21
Comparte la fotografía

Burocracia

Archivos almacenados en el pasillo de un hospital en Viseul de Sus, el 5 de enero de 2017. (Reuters)
Entorno rural
14 de 21
Comparte la fotografía

Entorno rural

Pacientes esperan para ver a la doctora Gabriela Dromereschi en su oficina en Salistea de Sus, el 4 de enero de 2017. (Reuters)
Viejo instrumental
15 de 21
Comparte la fotografía

Viejo instrumental

Equipos médicos en el hospital de Borsa, el 9 de enero de 2017. (Reuters)
Servicios básicos cubiertos
16 de 21
Comparte la fotografía

Servicios básicos cubiertos

Una niña es tratada en el área pediátrica en el hospital en Borsa, el 9 de enero de 2017. (Reuters)
Días completos
17 de 21
Comparte la fotografía

Días completos

Personal de emergencias trabaja en una sala de triaje en el hospital de Cluj-Napoca, el 10 de diciembre de 2016. (Reuters)
Sueños de un futuro en otra parte
18 de 21
Comparte la fotografía

Sueños de un futuro en otra parte

Sonia Papiu, 25, psiquiatra residente que espera ir a trabajar a Alemania, posa en su dormitorio en Cluj-Napoca, el 16 de diciembre de 2016. (Reuters)
Práctica y formación en el extranjero
19 de 21
Comparte la fotografía

Práctica y formación en el extranjero

Lacrima Dambu, una doctora que ha trabajado en Alemania durante cinco años, sostiene a su sobrino en Cluj-Napoca, el 19 de enero de 2017. (Reuters)
Los futuros profesionales de la medicina
20 de 21
Comparte la fotografía

Los futuros profesionales de la medicina

Una estudiante de la Universidad de Medicina y Farmacia en su dormitorio durante la época de exámenes en Hasdeu, Cluj-Napoca, el 14 de enero de 2017. (Reuters)
Los servicios médicos en Rumanía han experimentado un intenso reajuste desde la caída del comunismo. Obligados a trabajar en difíciles entornos rurales por salarios escasos, muchos médicos han optado por emigrar a otros países, y son innumerables los que barajan ahora esa misma opción. No obstante, la vocación sigue llevando a miles de jóvenes rumanos a formarse y optar por esta misma profesión, que sigue siendo muy respetada en el país.
Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios