Castellón, algo más que un aeropuerto fantasma

  • Pantalla completa
Castellón, algo más que un aeropuerto fantasma
Aeropuerto
1 de 12
Comparte la fotografía

Aeropuerto

Se trata del edificio más polémico de la provincia de Castellón, y es que desde el inicio fueron muchos los que argumentaron que se trataba de un gasto innecesario por su proximidad con los aeropuertos de Reus y Valencia. Protesta que se sumó a la de los ecologistas, quienes criticaron que se levantase en una zona de gran riqueza en lo que se refiere a fauna y flora. De esta manera, el edificio acabó por convertirse en un símbolo de la crisis española y del derroche de dinero público que la precedió.
Auditorio y Palacio de Congresos
2 de 12
Comparte la fotografía

Auditorio y Palacio de Congresos

Inaugurado en 2004, es obra del arquitecto español Carlos Ferrater. El hormigón blanco juega un papel fundamental en el edificio, combinándose a su vez con madera, vidrio y acero. Por otro lado, la plaza es una parte destacable del proyecto, llegando su pavimento de cuarcita gris hasta el propio hall del auditorio. Formado por cuatro piezas asimétricas, cuenta con una superficie total de 13.590 metros cuadrados, adornadas todas ellas con un mobiliario diseñado por el propio Ferrater.
Museo de Bellas Artes
3 de 12
Comparte la fotografía

Museo de Bellas Artes

Diseñado por los arquitectos Emilio Tuñón Álvarez y Luis Moreno Mansilla, fue construido en 1998. Se levanta sobre un solar que desde los años 30 alberga edificios en los que se desarrollan actividades culturales. Ha recibido diveros galardones de arquitectura, como el Premio Fad en 2001. Construido con muros y losas de hormigón blanca, destaca su exterior, con un acabado metálico realizado a base de paneles de fundición de aluminio reciclado.
Centro Europeo de Empresas Innovadoras (CEEI Castellón)
4 de 12
Comparte la fotografía

Centro Europeo de Empresas Innovadoras (CEEI Castellón)

Se trata de un complejo de edificios lineales escalonados que alberga desde oficinas hasta talleres. Destaca por su geometría asimétrica, siendo su fachada la que juega un papel fundamental al intentar dar unidad al proyecto. Construido en 1994, ha recibido varios galardones de arquitectura desde entonces, destacando en este sentido el haber sido finalista del Premio Mies van der Rohe en 1996.
Palau de la Festa
5 de 12
Comparte la fotografía

Palau de la Festa

Destaca en el mismo su colorida fachada de cerámica, un material de gran importancia en la economía de la Comunidad Valenciana. El edificio fue diseñado por los arquitectos Pilar Peset y Anicet Matamala e inaugurado en 2011.  Cuenta con 4.000 metros cuadrados distribuidos en planta baja y dos alturas. "El Palau tiene la piel de azulejo y el corazón castellonero", dijo en su inauguración el entonces alcalde de la ciudad, Alberto Fabra. (FOTO: Google Street Views)
El EACC
6 de 12
Comparte la fotografía

El EACC

Inaugurado oficialmente en 1999, responde a un intento de las autoridades de promocionar la vida cultural de Castellón, razón por la que se ubica frente a la Escuela Superior de Diseño de la ciudad.  Se divide en tres espacios: Espai Didáctic, destinado al archivo y documentación; Espai Donar, en el que se programan conciertos; Espai Cinema, que ofrece una sala de proyecciones.
El Fadrí
7 de 12
Comparte la fotografía

El Fadrí

Consiste en una torre campanario de planta octagonal construida en la Plaza Mayor, junto a la Iglesia de Santa María la Mayor, y formada por cuatro cuerpos: la cámara del reloj, la prisión eclesiástica, la vivienda del campanero y la cámara de las campanas. Las obras comenzaron en 1440, pero no terminaron hasta más de un siglo después, en 1604, por lo que son muchos los arquitectos que trabajaron en la misma, destacando en este sentido el maestro Saera y, al final de las obras, Joan Saura. El chapitel con el que se remata es de 1735.
Real Casino Antiguo
8 de 12
Comparte la fotografía

Real Casino Antiguo

En 1814, año en el que se aprueba el nuevo decreto de 'Libertad de asociación', un grupo de vecinos de la ciudad constituye el Casino de Castellón. Dado el aumento de socios en las siguientes décadas, los promotores se vieron obligados a buscar un nuevo edificio, fijándose en 1922 en el conocido como 'Palacio de Francisco Tirado'. El arquitecto Francisco Maristany Casajuana fue el encargado de llevar a cabo las obras, reformando ambas fachadas y construyendo la torre cuadrada del segundo piso. Las fachadas siguen el estilo plateresco, ispirándose en edificios como el palacio de Monterrey, en Salamanca. 
Mercado Central
9 de 12
Comparte la fotografía

Mercado Central

Al igual que el Casino Antiguo, este edificio es obra del arquitecto Francisco Maristany, aunque el proyecto comenzó a tomar forma mucho antes de acabar en sus manos. En 1902, el concejal José Castelló Tarrega plantea la construcción de un recinto cerrado que funcione como mercado en la ciudad. Dado que el político es además director del Heraldo de Castellón, la propuesta no pasa desapercibida, dango lugar a una discusión que se prolonga durante las siguientes décadas. En 1925, el Ayuntamiento aprueba la construcción de un nuevo mercado en la Plaza Vieja. Sin embargo, el proyecto no se lleva a cabo hasta después de la Guerra Civil, siendo inaugurado en diciembre de 1949. (FOTO: Castellón Turismo)
Correos y Telégrafos
10 de 12
Comparte la fotografía

Correos y Telégrafos

Construido en 1932 por los arquitectos Demetrio Ribes Marco y Joaquín Dicenta Vilaplan, destaca en el mismo la simetría por la que apuesta, la mampostería y los pináculos de piedra con los que se remata. Aunque Dicenta no es tan conocido, Ribes es señalado como uno de los arquitectos valencianos más relevantes del siglo XX, siendo él quien se encargó de la construcción de algunos de los edificios más singulares de la región, como la Estación del Norte de Valencia.
Teatro Principal
11 de 12
Comparte la fotografía

Teatro Principal

Obra de Godofredo Ros, el edificio se terminó en 1894, y destaca en el mismo su fachada, que sigue los elementos de la arquitectura grecorromana: frontispicio, columnas y frontón. Cabe señalar como dato curioso que tan solo cuatro años después de su construcción, el Ayuntamiento decidió subastar el edificio, y es que en aquella época la cultura no era una prioridad para la ciudad. Desde entonces, la propiedad de la misma siempre ha sido privada. 

Desde finales de los años 90 las autoridades de Castellón se propusieron renovar la ciudad, un objetivo que se refleja dos décadas después en los seis primeros edificios que se presentan en esta galería. Se trata, además, de un esfuerzo que no se ha centrado únicamente en la arquitectura, puesto que en todo momento se ha buscado que estas construcciones promoviesen a su vez la vida cultural: un auditorio, dos museos, un complejo para la innovación...

Pero no se puede hablar de la arquitectura de Castellón sin mencionar algunos de sus edificios más clásicos, como es el caso de El Fadrí, una torre campanario que se ha convertido en el símbolo de la ciudad. Por esta razón, en la galería se aborda también construcciones más antiguas, buscando en este sentido resaltar las del siglo XX para que, con tan solo diez fotografías, se pueda entender la evolución arquitectónica de la ciudad en sus últimos cien años.

Comunidad Valenciana
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios