Los 10 libros imprescindibles de Stefan Zweig, el primer superventas moderno

  • Pantalla completa
Los 10 libros imprescindibles de Stefan Zweig, el primer superventas moderno
'El mundo de ayer' - Stefan Zweig
1 de 11
Comparte la fotografía

'El mundo de ayer' - Stefan Zweig

'El mundo de ayer' es uno de los más conmovedores y atractivos testimonios de nuestro pasado reciente, escrito además con mano maestra por un europeo empapado de civilización y nostalgia por un mundo, el suyo, que se iba desintegrando a pasos agigantados. 

'Novela de ajedrez' - Stefan Zweig
2 de 11
Comparte la fotografía

'Novela de ajedrez' - Stefan Zweig

Sin capacidad para cualquier otra actividad intelectual, Mirko Czentovicz se reveló, ya desde niño, como un genio del ajedrez, del que ha llegado a ser campeón del mundo. Pero, en un viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires, se le presenta un enigmático contrincante: el señor B., noble vienés que huye de los nazis. La confrontación entre los dos jugadores es inevitable. Si 'Novela de ajedrez' nos presenta el choque de dos naturalezas antagónicas, nos muestra también, y en buena medida, la capacidad de resistencia del ser humano sometido a una presión extraordinaria. Y todo ello con unas grandes dosis de intriga y maestría.

'Momentos estelares de la humanidad' - Stefan Zweig
3 de 11
Comparte la fotografía

'Momentos estelares de la humanidad' - Stefan Zweig

Éste es probablemente el libro más famoso de Stefan Zweig. En él lleva a su cima el arte de la miniatura histórica y literaria. Muy variados son los acontecimientos que reúne bajo el título de 'Momentos estelares: el ocaso del imperio de Oriente', en el que la caída de Constantinopla a manos de los turcos en 1453 adquiere su signo más visible; el nacimiento de El Mesías de Händel en 1741; la derrota de Napoleón en 1815; el indulto de Dostoievski momentos antes de su ejecución en 1849; el viaje de Lenin hacia Rusia en 1917…

'Veinticuatro horas en la vida de una mujer' - Stefan Zweig
4 de 11
Comparte la fotografía

'Veinticuatro horas en la vida de una mujer' - Stefan Zweig

"-¿Usted no encuentra, pues, odioso, despreciable, que una mujer abandone a su marido y a sus hijas para seguir a un hombre cualquiera, del que nada sabe, ni siquiera si es digno de su amor? ¿Puede usted realmente excusar una conducta tan atolondrada y liviana en una mujer que, además, no es ya una jovencita y que siquiera por amor a sus hijas hubiese debido preocuparse de su propia dignidad?".

'Fouché: retrato de un hombre político ' - Stefan Zweig
5 de 11
Comparte la fotografía

'Fouché: retrato de un hombre político ' - Stefan Zweig

La ambición y la intriga son las únicas pasiones de este hombre político, carente de escrúpulos y moral, que navega a través de las convulsiones sociales y políticas de la Francia revolucionaria y del imperio sin mudar el gesto. Como muy bien dice Zweig: "Los gobiernos, las formas de Estado, las opiniones, los hombres cambian, todo se precipita y desaparece en ese furioso torbellino del cambio de siglo, sólo uno se queda siempre en el mismo sitio, al servicio de todos y de todas las ideas: Joseph Fouché".

'Carta de una desconocida' - Stefan Zweig
6 de 11
Comparte la fotografía

'Carta de una desconocida' - Stefan Zweig

“Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez. Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final. En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre. Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya desde la primera hasta la última hora”.

'La lucha contra el demonio (Hölderlin · Kleist · Nietzsche)' - Stefan Zweig
7 de 11
Comparte la fotografía

'La lucha contra el demonio (Hölderlin · Kleist · Nietzsche)' - Stefan Zweig

Hölderlin, Kleist, Nietzsche, tres personajes extraordinarios por los que Zweig, como "psicólogo por pasión, creador por voluntad creadora" sentía un profundo apego. El demonio, entendido por el autor como remanente del caos original del mundo, es quien desafía a los hombres creativos, poseídos por él, y les "arranca de las manos, a la fuerza, el timón de la voluntad, de manera que… son tambaleados por la tempestad, y chocan contra las peñas de su destino".

'María Estuardo' - Stefan Zweig
8 de 11
Comparte la fotografía

'María Estuardo' - Stefan Zweig

Coronada reina de Escocia con apenas seis días, María Estuardo es uno de los personajes más enigmáticos y apasionantes de su tiempo. Su vida y sus desdichas han suscitado la curiosidad de multitud de estudiosos. Educada en Francia, refinada, culta y hermosa, su adhesión al catolicismo en la turbulenta época de las revueltas protestantes, la complicada política sucesoria en Inglaterra, así como la fragilidad política del reino de Escocia la convirtieron en una traidora intrigante y en una santa de la Iglesia católica al mismo tiempo. El retrato de toda una época.

'La curación por el espíritu (Mesmer, Baker-Eddy, Freud)' - Stefan Zweig
9 de 11
Comparte la fotografía

'La curación por el espíritu (Mesmer, Baker-Eddy, Freud)' - Stefan Zweig

En un principio, los hombres atribuían la enfermedad a la influencia de los dioses y recurrían a la ayuda de los sacerdotes para una buena sanación. Con el tiempo descubrieron el poder curativo de las plantas y aprendieron a sacar de ellas ungüentos y brebajes. Sin embargo, ante las enfermedades del espíritu, el hombre estuvo desamparado hasta bien entrado el siglo XVIII. En ‘La curación por el espíritu’, publicado en 1931, Zweig expone de un modo claro y preciso el pensamiento y la evolución de tres personalidades que desarrollaron un método de curación psíquica: Franz Anton Mesmer, que lo hizo por la vía de la sugestión y el refuerzo de la voluntad de sanar; Mary Baker-Eddy, que recurrió al éxtasis de la fe (la Christian Science); y Sigmund Freud, quien, reivindicando el conocimiento del Yo y buscando el origen de toda enfermedad en los conflictos psíquicos inconscientes, fundaría el psicoanálisis.

'Ser amigo mío es funesto' - Stefan Zweig
10 de 11
Comparte la fotografía

'Ser amigo mío es funesto' - Stefan Zweig

"Alemania está muerta. Para nosotros, está muerta … Ha sido un sueño. ¡Véalo de una vez, por favor!". De esta manera se dirige Joseph Roth a su gran amigo Stefan Zweig, con quien mantuvo una singular y reveladora correspondencia que les permitió compartir intereses literarios, afinidades intelectuales, consejos personales y confesiones sentimentales. Roth, perspicaz y obsesivo, supo ver desde el principio el destino que le esperaba con el ascenso del nacionalsocialismo y se exilió, mientras que Zweig intentó denodadamente—y en vano—transigir, hasta convencerse de que debía emigrar. Esta colección de cartas no es sólo la crónica de un tiempo turbulento en que se impuso la barbarie, sino sobre todo el testimonio del extraordinario compromiso de dos grandes escritores europeos del siglo pasado con la razón y los valores del humanismo.

Nadie vendía tantos libros en Europa en la ajetreada década de los años 20, nadie fue tan olvidado después, nadie vivió una vida tan convulsa y ajetreada, al fuego de la hoguera del siglo, que fue incapaz de soportarla y se suicidió junto a su mujer al otro lado del mar, desesperado ante la derrota que parecía inevitable del cosmopolitismo y la sociedad abierta. Ahora una película de María Schrader recuerda su vida y su aciago fin.

Los libros del judío vienés Stefan Zweig regresaron en los últimos años a España gracias a la encomiable labor editorial de Acantilado. Escribió mucho y sobre muy variados temas, a caballo entre la ficción y la realidad, entre la novela,  la biografía -en la que fue un maestro- y el ensayo. El lector que aún no haya probado la prosa eficaz y adictiva de Zweig encontrará en la siguiente selección.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios