La Alemania color de rosa que precedió al nazismo

  • Pantalla completa
La Alemania color de rosa que precedió al nazismo
 Schwerin
1 de 12
Comparte la fotografía

Schwerin

Collection Marc Walter
Cathedral and Frederick Bridge
2 de 12
Comparte la fotografía

Cathedral and Frederick Bridge

Collection Marc Walter
Cathedral and Frederick Bridge
3 de 12
Comparte la fotografía

Cathedral and Frederick Bridge

Collection Marc Walter
 Bastei Bridge
4 de 12
Comparte la fotografía

Bastei Bridge

Collection Marc Walter
Hildesheim
5 de 12
Comparte la fotografía

Hildesheim

Collection Marc Walter
Eisenach with view of Wartburg Castle
6 de 12
Comparte la fotografía

Eisenach with view of Wartburg Castle

Collection Marc Walter
Wernigerode, Town Hall
7 de 12
Comparte la fotografía

Wernigerode, Town Hall

Collection Marc Walter
Castle of Sigmaringen
8 de 12
Comparte la fotografía

Castle of Sigmaringen

Collection Marc Walter
Wernigerode, Town Hall
9 de 12
Comparte la fotografía

Wernigerode, Town Hall

Collection Marc Walter
 Neuschwanstein Castle
10 de 12
Comparte la fotografía

Neuschwanstein Castle

Collection Marc Walter
Germanisches Nationalmuseum, historical German kitchen
11 de 12
Comparte la fotografía

Germanisches Nationalmuseum, historical German kitchen

Collection Marc Walter

Todo era tan bonito tan bonito tan bonito… que se acabó jorobando. Estamos en la Alemania del cambio de siglo -del XIX al XX- y todo parece pintar más que bien para el país: el proletariado industrial quiere ser clase media, los burgueses lucen músculo financiero y el káiser se da un baño de masas tras otro. Por no hablar de la boyante economía de las ciudades y de los paisajes majestuosos de los pueblos…

Pocos hubieran apostado entonces que en las siguientes cuatro décadas Alemania iba a perder dos Guerras Mundiales e iba a quedar reducida a cenizas...

De cuanto todo parecía de color de rosa se ocupa el libro 'Germany Around 1900', volumen ilustrado de Taschen sobre la Alemania feliz de la época:

"Desde los castillos de cuento de Luis II en los Alpes de Baviera hasta los balnearios glamurosos del mar del Norte y del Báltico, descubrimos una Alemania optimista, hermosa y en plena transformación. Innovaciones tecnológicas y avenidas modernas se conjugan con ciudades medievales e históricas, tradiciones rurales y bosques místicos. Un panorama muy evocador de una época ya perdida en el tiempo, previa a las convulsiones de la Historia”, cuenta la editorial

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios