De la mostaza a la salsa de soja: 10 condimentos que te hacen adelgazar

  • Pantalla completa
De la mostaza a la salsa de soja: 10 condimentos que te hacen adelgazar
Vinagre
1 de 11
Comparte la fotografía

Vinagre

El vinagre puede ayudar a perder peso porque tiene un efecto antiobesidad al aumentar la saciedad y reducir así la cantidad total de alimentos consumidos. 

Además, en una investigación de la Universidad de Carolina del Norte, las personas que consumieron una pequeña cantidad de vinagre junto con una comida rica en carbohidratos consumieron menos alimentos durante el resto del día (de 200 a 275 calorías). Una cantidad que resultaría en una pérdida de peso mensual de hasta 750 gramos. También reduce los efectos de la diabetespreviene enfermedades cardiovasculares, reduce la presión arterial y aumenta el vigor después del ejercicio.

Mostaza
2 de 11
Comparte la fotografía

Mostaza

¿Qué condimento puede ayudarte a quemar más calorías? La investigación muestra que la digestión de la mostaza requiere quemar más calorías en comparación con otros porque ayuda a activar el metabolismo, algo fundamental a la hora de procesar las grasas del organismo.

No te limites a echarla en los sandwiches y hamburguesas, añádelo en ensaladas, huevos rellenos o patatas. Elige a poder ser la mostaza picante. Según un estudio realizado en la Penn University de Estados Unidos, las comidas que tienen una tendencia fuerte hacia lo picante, suelen ser buenas para quemar grasas y ayudar a que el cuerpo lo haga de mejor manera.

Salsa de soja
3 de 11
Comparte la fotografía

Salsa de soja

Un producto fermentado y bajo en calorías: para empezar, la salsa de soja (que se obtiene a partir de la fermentación del grano) contiene muy pocas calorías, unas 60 por cada 100 gramos. Teniendo en cuenta que con una cucharada puede ser más que suficiente, su aporte calórico es realmente escaso. Aporta proteínas y muchas otras propiedades. Además, su sabor salado puede ser la clave para poner freno a los antojos de azúcar, según un estudio realizado por 'Appetite'.
Hummus
4 de 11
Comparte la fotografía

Hummus

De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad de Tasmania, las personas que ingieren hummus con regularidad aportan a su dieta una dosis mayor de fibra, lo que lleva a consumir menos alimentos grasos, mejorar el proceso digestivo y evitar el estreñimiento. Esto se debe a que aportan una mayor saciedad.

Otra investigación, publicada en la revista de 'Nutrición y Ciencias de los Alimentos', señala que las personas que picotean hummus tienen un 53% menos de posibilidades de tener obesidad y 51% menos de ser propensos a tener niveles de azúcar altos.

Puré de Aguacate
5 de 11
Comparte la fotografía

Puré de Aguacate

Este fruto contiene grasas monoinsaturadas y ácido oleico, además de fibra, con la que tu cuerpo queda saciado. En investigaciones realizadas por Hass Avocado Board se ha visto que la dieta con aguacate controla el azúcar en la sangre, puede mejorar la presión arterial y la salud cardiovascular
Chucrut
6 de 11
Comparte la fotografía

Chucrut

El chucrut se prepara haciendo fermentar las hojas del repollo en agua con sal. A su importante aporte de vitamina C hemos de añadir que es muy rica en minerales como el calcio, el hierro, el fósforo, la vitamina B1, la vitamina B2, el magnesio y la vitamina A. Y sólo aporta de 10 a 20 calorías por cada cien gramos.

Gracias a su fermentación, el chucrut es muy rico en ácido láctico, que es un elemento muy importante para las bacterias del estómago y los intestinos. Como todos los alimentos fermentados, tiene un gran efecto remineralizante y depurativo a la vez.

Sriracha
7 de 11
Comparte la fotografía

Sriracha

La sriracha es una variedad de salsa picante que lleva nombre de una ciudad costera de Si Racha tailandesa. Está hecha con vinagre destilado, chiles madurados al sol, ajo, sal y azúcar y contiene un picante de 2.000 unidades Scoville (menos de la mitad que el pimiento jalapeño).

Es conocida por ayudar a acelerar el metabolismo, bajar de peso y aumentar las endorfinas, ayudándote a sentirte más feliz y mejorar el estado de ánimo. El ajo que lleva, ayuda a bajar los niveles de colesterol y la presión arterial. Puede ayudar  también a disolver coágulos sanguíneos, combatir la inflamación, mejorar la circulación y luchar contra un resfriado.

Jengibre encurtido
8 de 11
Comparte la fotografía

Jengibre encurtido

Es un excelente digestivo. La raíz del jengibre contiene una serie de vitaminas, minerales y compuestos naturales con propiedades saludables. Contiene cantidades saludables de vitamina B6, potasio, magnesio y cobre. El proceso de encurtido no destruye sus nutrientes, por lo que sigue siendo igual de saludable. A su vez contiene compuestos llamados gingeroles que no sólo dan sabor, sino que también puede ayudar a proteger contra el cáncer de colon, enfermedades inflamatorias crónicas y ser eficaz en la reducción de gases intestinales y aliviar los dolores de estómago.
Mantequilla de almendras
9 de 11
Comparte la fotografía

Mantequilla de almendras

Esta sabrosa "pasta" para untar tiene fibra, proteínas y grasas saludables, un combo perfecto que te ayuda a sentirte lleno rápidamente y durante más tiempo, ya que tu cuerpo necesita más tiempo para digerir estos nutrientes. Sólo asegúrate de elegir una versión sin azúcar.
Brunoise de verduras
10 de 11
Comparte la fotografía

Brunoise de verduras

Con menos de 10 calorías por cucharada,  puedes añadir este condimento a cualquier comida que quieras. Cebolla, pimiento y tomate​ tienen propiedades depurativas, ya que combaten el estreñimiento, son antioxidantes, ya que contienen diferentes vitaminas y regularizan el funcionamiento del estómago.

Las propuestas para mejorar la figura son hoy en día infinitas. Las más obvias pasan por realizar cambios en la dietaquemar calorías a través del ejercicio. Sin embargo, existen también pequeñas modificaciones en los hábitos de todos los días que pueden echarnos una mano para rebajar algún kilo que sobra.

Estamos acostumbrados a que cuando nos ponemos a régimen, eliminamos muchos de los alimentos que nos hacen coger peso, pero en muchos casos estamos equivocados y nos privamos sin motivo. Hay conceptos que, a primera vista, parecen estar reñidos y a veces resulta complicado ponerlos en una misma frase. Quizá dieta y salsa sean un claro ejemplo. Cuidar la línea no tiene por qué estar reñido con la inclusión en la dieta de ciertas salsas.

Reducir el consumo de calorías puede significar entrar en una espiral de comida insabora, pero no tiene por qué ser así. Hay varias salsas y condimentos que puedes utilizar en tu dieta y que darán mucho sabor a tus comidas. Está garantizado que mantedrán tu paladar feliz y pueden permanecer siempre en el menú, aunque ya sabes que abusar siempre de cualquier cosa puede ser un problema. 

 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios