BARÓMETRO DE CONDUCCION RESPONSABLE DE VINCI

Reducir la siniestralidad en Europa, una asignatura difícil

El informe elaborado sobre 12.429 encuestas demuestra que pese a la mayor percepción de riesgo por distracción, cada vez se usa más el móvil o se programa el navegador

Foto: Un 18% de conductores españoles reconoce escribir mensajes en el móvil al volante.
Un 18% de conductores españoles reconoce escribir mensajes en el móvil al volante.

La Fundación VINCI Autoroutes ha hecho públicos los resultados del Barómetro Europeo de la Conducción Responsable en su edición 2017, un informe elaborado en base a las respuestas de 12.429 conductores europeos de 11 países en el que se analizan los hábitos al volante. España es el único país en el que la percepción del riesgo por la falta de atención al volante se reduce respecto a los años anteriores.

Es curioso que en Europa se considera que la falta de atención es la principal causa de accidentes mortales en las carreteras, reconociéndola como tal el 57% de los europeos (+5 puntos), mientras que España se desmarca por ser el único país de la UE en el que la percepción de este riesgo está en retroceso (-4 puntos desde 2016). Pero pese a que los europeos tienen cada vez más percepción del peligro que supone la falta de atención al volante, son muchos los que siguen conduciendo mientras utilizan su teléfono móvil o configuran el GPS. Estos objetos cotidianos multiplican los comportamientos de riesgo al ser un importante factor de distracción.

El análisis de los datos de este informe demuestra que los españoles utilizan más el móvil mediante Bluetooth que la media europea, un 47% de usuarios frente a un 43% de la media, mientras que en conducción con auriculares puestos, en España lo hacen un 38% de los conductores frente al 31% en Europa.

El peligro de las distracciones al volante
El peligro de las distracciones al volante

Los otros son malos conductores

España saca buena nota respecto a la media europea también en la configuración del sistema de navegación GPS mientras se conduce, con un 29% de usuarios españoles que lo hacen frente al 39% en Europa. Y lo mismo ocurre en cuanto a hablar por el móvil sin dispositivo manos libres (19% en España y 32% en Europa) o en la escritura y recepción de mensajes de texto o correos electrónicos (18% de los españoles frente al 24% en Europa).

Pese a que los datos españoles son algo mejores que los de la media europea en cuanto al uso del móvil, sin duda el elemento más importante en cuanto a distracciones, los resultados son muy malos. Que un 18% de usuarios reconozca escribir mensajes o correos electrónicos en el móvil mientras conduce, es algo realmente negativo. Y por eso la percepción frente a la evolución de la siniestralidad es muy mala.

Mientras que la Comisión Europea se ha fijado por objetivo reducir a la mitad el número de personas fallecidas entre 2010 y 2020, en estos seis últimos años la mortalidad vial en Europa solo ha disminuido en un 19%. En 2017, más de la mitad de los europeos (el 51%) considera que será difícil reducir significativamente el número de muertos en la carretera. En España, ha empeorado la esperanza de conseguir una disminución del número de muertes en los próximos años (59%; 9 puntos).

Hay un aspecto muy llamativo que se desprende de este informe Vinci. Mientras que los conductores europeos se muestran muy críticos con respecto a la forma de conducir de sus compatriotas, en el caso de los españoles son un poco menos críticos. Sin embargo, todos coinciden en calificar la conducción propia como buena.

La siniestralidad en Europa se ha reducido un 19% desde 2010
La siniestralidad en Europa se ha reducido un 19% desde 2010

Irresponsables, estresados, agresivos...

El 83% de los europeos (frente al 74% de los españoles) emplea por lo menos un adjetivo negativo para calificar la conducción de los demás: “irresponsables” es lo que opina el 45% de los europeos (frente al 40% de los españoles), “estresados” para el 36% de entre ellos (35% en España), “agresivos” para el 33% (31% en España), e incluso “peligrosos” para el 26% de los europeos (21% en España).

Pero si hablamos de la conducción propia, el 97% de los europeos y españoles se atribuye por lo menos un adjetivo positivo. Los europeos se consideran ante todo atentos (74% y 70% en España), tranquilos (54% y 65% en España) o bien corteses (27% frente al 16% de los españoles). Son muchos menos lo que se cuestionan a sí mismos (solo un 14%, y un 11% en el caso de los españoles, usa un adjetivo negativo para describir su propia actitud).

Son los propios conductores europeos los que establecen su ranking de los mejores y peores al volante. Según el informe, los suecos son los más responsables con un 38%, lo cual concuerda con sus resultados en materia de siniestralidad (27 muertes por millón de habitantes, frente a un promedio de 50 en Europa). Les siguen los alemanes y holandeses, mientras que los británicos aparecen en cuarta posición. Y en el otro lado de la balanza están los italianos, que según el 27% de los europeos son los menos responsables y tras ellos, griegos y polacos, mientras que la cuarta posición es para los franceses.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios