La Serie 5 está de moda en BMW

A la berlina lanzada en marzo se suma ahora la variante híbrida enchufable y después del verano llegará también la carrocería familiar de un modelo clave en la marca bávara

BMW lanzó al mercado el pasado mes de marzo su nueva Serie 5, uno de los modelos clave de la marca alemana a nivel mundial. Este año 2017 es para BMW el de la Serie 5, porque a la berlina, ya lanzada, se suma ahora una variante híbrida enchufable del modleo, el 530e y después del verano se ampliará con la versión de carrocería familiar. El 5 está de moda en BMW.

Para BMW sin duda el Serie 5 es un modelo clave, es su berlina media, es una referencia en este segmento y combina, como ningún otro, dos aspectos clave de todos los modelos BMW como son confort de marcha y deportividad. Por ello se han vendido ya más de 7,9 millones de unidades de este modelo en los 45 años que lleva a la venta y parece que la saga va a continuar muchos años.

Con la nueva Serie 5, BMW ha dado un nuevo paso adelante hacia la conducción autónoma, y es que no hay un coche nuevo, de una marca Premium que no suponga una evolución y un acercamiento a lo que pronto será una realidad, el coche sin necesidad de conductor. La séptima generación incorpora la tecnología más avanzada. Ya está a la venta en versión berlina desde 49.400 euros mientras que para la variante con carrocería familiar habrá que esperar hasta después del verano.

Interior muy cuidado
Interior muy cuidado

Pero BMW trabaja al mismo tiempo en muchas más cosas y en las tecnologías más avanzadas. El grupo automovilístico alemán tiene previsto lanzar al mercado más de 40 modelos nuevos o renovados hasta 2019 en la que su presidente, Harald Kruger, ha definido como la mayor ofensiva de nuevos modelos en la historia de la compañía. Y dentro de esta ofensiva, sin duda la clave son los modelos eléctricos.

En este sentido la marca quiere comercializar este año 100.000 unidades de vehículos electrificados en todo el mundo, lo que supondría duplicar sus ventas de este tipo de vehículos logradas en 2016. Para ello cuenta con los modelos de la división iBMW, es decir el i3 100% eléctrico y el i8, un espectacular deportivo híbrido enchufable, a los que se han sumado variantes híbridas enchufables de modelos ya comercializados como la del X5.

Esta oferta de coches electrificados se ampliará este año con dos modelos importantes, como el BMW 530e, la versión híbrida enchufable de la nueva Serie 5, y con el Mini Countryman con este tipo de motorización. Y el año que viene llegará la versión descapotable del i8. Pero la gran revolución eléctrica para el Grupo BMW llegará con el Mini 100% eléctrico en 2019 y con una versión movida solo por electricidad del todocamino X3 en 2020.

Pero hablemos de la novedad más reciente de BMW en este campo, la del nuevo modelo enchufable del Serie 5, que es el nuevo integrante de la familia iPerformance, en la que ya están los modelos de la Serie 2, Serie 3, Serie 7 y X5. Los datos clave del nuevo 530e son los de un consumo homologado de 1,9 litros, o 44 g/km de emisiones de CO2, una autonomía en modo solo eléctrico de 50 kilómetros y un precio que parte de los 60.500 euros.

Este nuevo BMW 530e iPerformance añade a los modos de conducción tradicionales del Driving Experience Control, los específicos propios de un vehículo híbrido. Con ello, y mediante el botón BMW eDrive se accede a tres modos de conducción adicionales: Auto eDrive, Max eDrive y Battery Control. El primero busca la combinación óptima de ambos propulsores, el segundo es un modo que usa al máximo la electricidad y permite rodar hasta 140 km/h en modo solo eléctrico y el tercero permite reservar parte de la batería sin gastar.

BMW 530e
BMW 530e

Lo mejor es que este nuevo miembro de la familia iPerformance conserva intacto el ADN de BMW y de su deportividad. Su tracción es trasera y emplea un motor de gasolina de dos litros que proporciona 184 caballos al que se une otro eléctrico que dispone de otros 95 CV. Con la combinación de ambas mecánicas la potencia máxima utilizable es de 252 caballos. Y esto le permite una velocidad punta de 235 km/h mientras que su capacidad de aceleración es 6,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Todo ello se maneja mediante un cambio automático de 8 marchas.

Sus baterías son de ion-litio, proporcionan una capacidad de 9,2 kWh y van situadas bajo el piso del asiento trasero e incorporan un sistema de refrigeración para optimizar su utilización. Este posicionamiento de las baterías ha permitido que el maletero se reduzca poco con respecto al resto de las versiones de la Serie, que tienen 530 litros de volumen, mientras que esta versión 530e se queda con 410 litros.

Por lo que se refiere a la recarga de sus baterías, la marca alemana informa que se puede hacer una recarga completa en un enchufe convencional en menos de cinco horas o en una BMW i Wallbox (con 3,7 kW de capacidad de recarga) en menos de tres horas.

Los precios de la nueva Serie 5 recomendados para el mercado español son los siguientes:

BMW 530i Aut., 252 CV, 56.400 euros

BMW 530i Aut. xDrive, 252 CV, 58.400 euros

BMW 540i, 340 CV, 67.500 euros

BMW 540i xDrive, 252 CV, 70.500 euros

BMW 520d, 190 CV Manual, 49.400 euros

BMW 520d Aut. xDrive, 190 CV, 54.300 euros

BMW 530d Aut. , 265 CV, 61.900 euros

BMW 530d Aut. xDrive, 265 CV, 63.300 euros.

BMW 530 e Aut. , 252 CV, 60.700 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios