Ferrari ha anunciado una de sus novedades para el próximo Salón de Fráncfort, el 458 Speciale, una versión sin concesiones sobre la base del 458 Italia, con una potencia aumentada hasta los  605 caballos y un comportamiento optimizado para proporcionar la máxima deportividad. Un coche pensado para los circuitos o para los que buscan una conducción extrema.

Ferrari amplia con este nuevo Speciale la gama de su modelo 458 con una tercera versión que viene a sumarse a las variantes coupé y spider disponibles hasta ahora. Y lo hace con una carrocería cerrada, de tipo coupé que aporta interesantes novedades como su aerodinámica activa en función de la velocidad.

Las características más notables de este sistema son los elementos aerodinámicos móviles delanteros y traseros, que equilibran la carga aerodinámica y reducen la resistencia para convertir al 458 Speciale en el vehículo de fabricación en serie aerodinámicamente más eficiente de la historia de Ferrari.

Otro aspecto innovador es el sistema Side Slip Angle Control (SSC), que permite disfrutar al máximo de la conducción al límite. El SSC realiza un análisis constante del deslizamiento lateral del vehículo, lo compara con sus valores ideales y optimiza la gestión del par con el control de tracción F1-Trac y la distribución del par entre las dos ruedas con el diferencial electrónico E-Diff.

Pero sobre todo este nuevo modelo de la firma del cavallino representa el modelo más extremo y deportivo de la familia 458. Su motor es el mismo V8 de 4,5 litros de cilindrada pero optimizado hasta en sus mínimos detalles, lo que permite ganar 27 caballos con respecto a las otras variantes del 458. Es decir 605 CV en lugar de los 578 del modelo normal.     

Este incremento de potencia sitúa al propulsor del nuevo 458 Speciale como el motor V8 más potente jamás fabricado por la marca Ferrari. Además, su potencia específica es de 135 CV/litro de cilindrada.  Y todo esto, unido a una reducción del peso del vehículo de  90 kilos en el caso de la versión 458 Italia equivalente, proporcionan un comportamiento deportivo extremo.

Gracias a su buena relación entre peso y potencia, de 2,13 kg/CV, el 458 Speciale es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en apenas 3,0 s, mientras que para cubrir el 0 a 200 km/h invierte 9,1 segundos. Y lo más curioso es que pese al notable incremento de potencia, el consumo homologado se ha reducido en un 12% pasando de los 13,3 litros del 458 Italia a los 11,8 de este nuevo Speciale.

La idea de los técnicos de Maranello al desarrollar el nuevo modelo de la familia 458 ha sido la de llevar a cotas sin precedentes tanto el rendimiento como la emoción de la conducción, y todo ello sin sacrificar la suavidad y sencillez del control en todo tipo de situaciones y para los conductores menos expertos.

El 458 Speciale hará su debut mundial ante el gran público a mediados de septiembre con motivo del Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort. Y su comercialización se iniciará el próximo invierno.