Miércoles, 19 de junio de 2013

FACTURÓ MIL MILLONES DE EUROS EN 2011

Ficosa, una empresa con futuro

Ficosa, una empresa con futuro
2
Enviar
35
27
 
0
Menéame
Imprimir

Ficosa es una gran multinacional española que fabrica componente para el automóvil y que el año pasado facturo mil millones de euros. En enero de 2011 compró las instalaciones de la fábrica de Sony de televisiones de Viladecavalls, para transformarla en una factoría de componentes para automóviles y un departamento de desarrollo de nuevas tecnologías.

El automóvil representa  un tipo de industria muy particular en el que detrás de una gran marca muy conocida, como Ford, Renault o Bugatti, por ejemplo, hay multitud de fabricantes más pequeños, casi desconocidos, que hacen los componentes que integran el vehículo. Algunas, como Bosch, Denso, Delphi, Visteon, Hella o Valeo son muy conocidas, pero otras lo son mucho menos, como por ejemplo Ficosa.

Esta compañía española, cuya sede está en Barcelona pero que cuenta con fábricas en otras regiones españolas y en varias regiones del mundo, es una gran multinacional y al mismo tiempo, una gran desconocida para el gran público.

Ficosa es un grupo industrial español líder en investigación, desarrollo, producción y comercialización de sistemas y componentes para vehículos a nivel mundial. La empresa, fundada en 1949,  cuenta con un equipo global de 8.500 personas en todo el mundo.

Además, dispone de fábricas, centros técnicos y oficinas comerciales en 19 países de Europa, América del Norte, América del Sur y Asia. Y solo un último dato, el pasado año facturó más de mil millones de euros.

La compañía fue fundada con el objetivo de desarrollar y fabricar cables para transmitir un movimiento, es decir cables de tipo acelerador o embrague. Y con el paso de los años el negocio se amplió y se crearon dos nuevas áreas: por un lado, la de retrovisores y por otro lo que en la propia empresa llaman ‘lo que está debajo del capó’. Es decir, depósitos pequeños, del líquido de frenos o de agua del limpaparabrisas, tubos de conducción de agua, equipos de limpiafaros y un largo etcétera. 

En la actualidad, Ficosa es el primer fabricante mundial de retrovisores de automóvil, lo que supone el 50% del negocio de la compañía. En 2011  se vendieron más de 25 millones de unidades a los principales fabricantes del mundo.

Por ejemplo, Ficosa es la empresa que fabrica los retrovisores de los Bugatti Veyron. La razón de que Bugatti eligiera esta compañía española para fabricar sus retrovisores se debe a que esta empresa ya fabricaba espejos para varias marcas del grupo Volkswagen incluida Bentley. Y los técnicos de Volkswagen estaban muy contentos con el suministro de las piezas. Solo dos profesionales de Ficosa tienen permiso para trabajar en estos espejos de Bugatti, fabricados en fibra de carbono y aluminio. Y cuando están terminados un transportista de la propia marca de deportivos viene a recogerlos en persona a la fábrica.   

Pero, igualmente, Ficosa está entre los fabricantes de primer nivel en los otros dos campos en los que es fuerte en la actualidad: la producción  de cables, que fue el origen de la empresa, y la de todos los componentes de los denominados ‘bajo el capó’.

Ficosa tiene sus pilares básicos en sus tres áreas de negocio pero en el año 2005 inició un importante proyecto de crecimiento buscando la interrelación entre el automóvil y la electrónica. Para ello cuenta con un amplio plantel de ingenieros de primer nivel, más de 700 en la actualidad, y una inversión en I+D de más de 40 millones de euros cada año.

De esta forma, en 2005 se puso en marcha una nueva área de negocio basada en la seguridad del automóvil y con el objetivo de desarrollar sistemas de ayuda a la conducción de todo tipo. En este caso, y aprovechando su liderazgo en materia de retrovisores, algunos de los desarrollos se basan en instalar un retrovisor con cámara y a partir de ahí trabajar con los datos obtenidos.

Ese es el trabajo de ingeniería de Ficosa. A partir de unos datos, y de su posterior tratamiento, el sistema avisa al conductor del cambio de carril involuntario, hace que el coche no permita cambiar de carril, que avise con un sonido, etcétera. Y lo mismo con la distancia de seguridad y con otras soluciones de este tipo. Con estos datos captados por el propio vehículo, un equipo de ingenieros consigue implementar lo que el fabricante del coche quiera que haga.

Con los sistemas de visión nocturna ocurre exactamente igual, una vez que la cámara tiene las imágenes, estas se pueden visionar en una pantalla, en el ‘head up display’, poner avisos en la consola, calcular distancias, avisos de proximidad, presencia de objetos etcétera.

En el año 2006 se inauguró otra nueva división, la de comunicaciones, con unas posibilidades casi inagotables en estos momentos. Ficosa, que es líder en la producción de retrovisores, ha incorporado el nuevo negocio de las comunicaciones y ya ofrecen la opción de incluir sofisticadas antenas de transmisión de datos dentro del propio retrovisor evitando así la clásica de techo. Y para ello se emplean antenas fractales de última generación producidas por la propia compañía.

En 2008 se puso en marcha una nueva área de negocio relacionada con los coches eléctricos e híbridos. Quizá la opción que cuenta con más posibilidades de futuro. Durante nuestra visita a la fábrica de Ficosa en Viladecavalls, tuvimos oportunidad de ver un sofisticado equipo para un vehículo híbrido enchufable.

Un equipo que cuenta con baterías Panasonic, porque Ficosa no quiere meterse en todos los terrenos, sino que lo que hace es gestionar y optimizar la utilización de la energía, de la recarga de la batería, etcétera. Este equipo, para un vehículo híbrido enchufable permitía una autonomía de casi 100 kilómetros en un modelo de gama media para el que está siendo desarrollado. Y ya está operativo.

Entre las innovaciones en las que se trabaja destaca el módulo telemático, esa pequeña caja negra que pueden ver en la foto adjunta, y que es el alma del sistema e-call que la Unión Europea hará obligatorio en todos los vehículos en 2015. O diversos sistemas de conducción autónoma en los que Ficosa tiene proyectos muy avanzados. 

Las instalaciones nuevas de Viladecavalls son las de la antigua fábrica de televisores de Sony. Cuando la compañía japonesa decidió, a finales de 2010, abandonar España en cuanto a producción de televisores, Ficosa decidió adquirir esta planta. Y lo hizo con un plazo de dos años a lo largo de los cuales se seguirían fabricando televisores de Sony, pero cada vez menos mientras que Ficosa se iría haciendo con el resto de las instalaciones. Lo mejor es que buena parte de los trabajadores de Sony están ya integrados en su plantilla.  

Ficosa es un ejemplo de empresa bien gestionada, de las que ahora abundan poco en España. Al frente de la compañía está Javier Pujol, heredero de la tradición familiar, que cuenta con el apoyo de un completo plantel de ingenieros entre los que destacaría a Vicente Aguilera, un hombre que lleva gasolina en las venas. Aguilera ha sido durante años responsable del departamento de competición de Seat, y de algunos de sus triunfos más destacados, como los del Mundial de Turismos con el León o la participación en el Mundial de Rallyes.
2
35
27
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

2

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

2luchs 08/07/2012 | 20:18

¿ Cuanto tiempo durará, hasta que venga una multinacional con pasta y los dueños, aburridos de pelear con los sindicatos, Hacienda, SS y políticos autónomos, le en puerta, a cambio de un montón de dinero?

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

1skeptical side 02/07/2012 | 13:09

empresas como esta ,al frente del país ,es lo que necesitamos ,no cazasubvenciones...

es por lo que el estado debería apoyarlas

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes


Las más, patrocinado por CLH
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios