publicidad

Casi medio millón de trabajadores posee dos o más empleos

Casi medio millón de trabajadores posee dos o más empleos

El todavía ministro de Trabajo, Celestino Corbacho (EFE).

Carlos Sánchez  18/10/2010  06:00h

Encontrar un puesto de trabajo se ha convertido en una tarea imposible para millones de trabajadores. Muchos otros, sin embargo, tienen dos o más empleos. En concreto, 493.870 trabajadores cotizan dos o más veces a la Seguridad Social, según los datos más recientes del Ministerio de Trabajo.

 

Las cifras oficiales, lógicamente, no recogen cuántos trabajadores tienen un segundo empleo -a tiempo parcial o completo- al margen de la legalidad; pero si reflejan con claridad el deterioro del mercado de trabajo, que también ha afectado a los pluriempleados. En 2009, el número de trabajadores con dos más empleos cayó un 13,4% respecto del año anterior, y casi un 17% frente a los 575.128 pluriempleados que había en 2007.

 

El pluriempleo afecta a todos los regímenes de la Seguridad Social, pero en especial al más numeroso, el general. Pero con una particularidad. Nada menos que 121.658 trabajadores por cuenta propia tienen una segunda ocupación por cuenta ajena. Es decir, que son a la vez sus propios empresarios como autónomos, y son también asalariados.

 

¿Y en qué trabajan los pluriempleados españoles? Los datos de la Seguridad Social reflejan que casi la quinta parte (104.781) tienen como primera ocupación una actividad relacionada con trabajos administrativos o de servicios auxiliares. Otros 97.781 ocupados compaginan su primer puesto de trabajo en la educación con otro empleo, y una cantidad similar (86.744) compaginan la sanidad con otra actividad. En todos los casos, la segunda actividad suele estar estrechamente relacionada con la primera, pero no siempre. Miles de trabajadores compaginan su trabajo en la sanidad o en la educación con actividades inmobiliarias o de construcción.

Las estadísticas no recogen el número de trabajadores del sector público que compatibilizan su empleo con otro en el sector privado, y a los que se le aplica la Ley de Incompatibilidades aprobada durante el primer Gobierno de Felipe González. Por aquellas fechas (1984) había un intenso debate en España sobre cómo repartir el empleo en un contexto de crisis, algo que no sucede en estos momentos.

 

La España de los 60

 

Al contrario de lo que pueda parecer, sin embargo, España es uno de los países de Europa con menos pluriempleo. Ya no es cierta aquella imagen de los años 60 en que el cabeza de familia tenía que multiplicarse por varios empleos para sacar adelante el hogar. La explicación tiene que ver con las dificultades para encontrar un segundo puesto de trabajo (al menos dentro del circuito legal), pero también con la escasa implantación del empleo a tiempo parcial. Pese a la multitud de reformas laborales (no hay Gobierno que no ponga sus ojos en esta modalidad de contratación), el empleo a tiempo parcial no acaba de arrancar como en otros países europeos. Poco más del 2% de los ocupados tienen dos o más empleos.

 

Las cifras de Eurostat indican, en concreto, que diez países europeos tienen más empleados con doble ocupación en términos absolutos que España, cuando este país es el quinto más poblado de la UE (tras Alemania, Francia, Reino Unido e Italia).

 

Sorprende el hecho de que sea Polonia el país de la Unión Europea con más pluriempleo, seguido de Reino Unido, Alemania, Francia o Rumania, que pese a tener una población ocupada sensiblemente menor se sitúa en los primeros puestos.

 

Las cifras de Eurostat son algo diferentes a las que ofrece la Seguridad Social, ya que la oficina estadística de la UE utiliza como fuente la Encuesta de Población Activa, mientras que la Seguridad Social maneja datos procedentes de un registro administrativo.

 

Y según la EPA, en el segundo trimestre de este año había 405.600 ocupados con un empleo secundario, es decir casi 100.000 menos que los que refleja la Seguridad Social. De ellos, casi la mitad, el 48% son mujeres, muy por encima de su ponderación en el mercado laboral. Esto quiere decir que el pluriempleo tiene mayor impacto en las mujeres que en los hombres, lo que parece reflejar que las multiocupaciones tienen que ver con un problema de bajos salarios, lo que obliga a simultanear varias ocupaciones.

Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)(3/5 | 7 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 37 Comentarios

37 .- ¡Cuidado con las preguntas...!
Ciertas preguntas demuestran la mentalidad de quién las formula, no la de quién las contesta... Internet "facilita" las cosas...
La pregunta sobre si debería penalizarse tener dos, o más, trabajos, sólo puede nacer de una mentalidad muy, ¡pero que muy!, intervencionista... que sí tiene argumentos para penalizar, pero no se le ocurre preguntar/contestar, "¿Y por qué debe ser penalizado quién tiene dos trabajos"?. ¿Cuál sería su delito, o falta?.
En fin... así van las cosas: surrealismo puro.

taraza

18/10/2010, 20:46 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

36 .- Si no se puede tener dos pensiones [publicas], parece que tampoco deberian poder tener dos empleos [publicos]. No obstante, y dando muestras una vez mas de desprecio hacia los gobernados, no sucede asi con los gobernantes, que acumulan multiples cargos [publicos] y que deberian prohibirse por ley.
Otra cosa seria en lo privado, donde desde la racionalidad del rendimiento, podria perfectamente hacerse, y en muchos casos, complementarse ocupaciones que por su indole, serian a tiempo parcial.

botas

18/10/2010, 19:36 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

35 .- Veamos, es que hay trabajos y trabajos.

Yo envidio sanamente y con simpatía un trabajo de "buda" en una empresa de las de toda la vida: unas horitas, temita relajado y a casa a comer. Entiendo que alguien así quiera sentirse realizado por las tardes y bienvenido sea su pluriempleo. Son, por desgracia, especie en extinción por baja productividad [la experiencia ya no es excusa].

También tenemos trabajos "basura", deshumanizados y de mileurista, pero necesarios, que poco esperan y poco dan. Los jóvenes los copaban en los 90 pero ya están al alcance de todos.

En el otro extremo hay otros trabajos, tipo "machaca", que involucran de lunes a domingo, dejando el tiempo biológicamente indispensable [por supuesto sin pasar una hora extra]. Lo habitual es que los remuneren bien, aunque de todo hay.

Finalmente, dentro de la marea intermedia y gris, hay mucho negocio sucio y gente que sabe que cobra sin producir nada a cambio.

Alguien me dijo que lo peor al respecto es no tener ni tiempo ni dinero. A mi me parece que lo peor es despertarte cada día para ir a un trabajo que uno deteste. Al fin y al cabo, pasamos casi todo nuestro tiempo allí.

Mateo Ricci

18/10/2010, 19:04 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

34 .- Todos los prejubilados de la banca y otros ramos, la agricultura a tiempo parcial, los que pasan a la reserva en la policiá y las fuerzas armadas, y algún que otro que se me escapa, procuran coger algún otro empleo. Ya no digamos los políticos como la Pajín o la mujer de Montilla, esos no tienen pluriempleo si no pluri chollos.

CIUDADANO TONI

18/10/2010, 17:48 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

33 .- Me sorprende que estén próximos países como Alemania e Inglaterra por un lado y Polonia y Rumanía por otro, porque son economías que no tienen nada que ver.
Eso me hace pensar que estamos metiendo en el mismo saco datos estadísticos incompatibles.
No conozco a nadie en Polonia ni en Rumanía, pero sí en Alemania e Inglaterra [yo mismo trabajo en una empresa inglesa], y no conozco a ningún pluriempleado en estos dos últimos países.
Me temo que el esquema español de pluriempleo responde al modelo de subdesarrollo.

JavierB

18/10/2010, 17:30 h.

 Responder

|

 Marcar como ofensivo

|

 Me gusta (0)

|

#

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados