La pobreza en África encabeza el temario de la cumbre del G8

Los líderes del Grupo de los Ocho (G8) almorzaron y conversaron el lunes con jefes de Estado africanos en un lujoso hotel japonés, mientras grupos
Foto: La pobreza en África encabeza el temario de la cumbre del G8
La pobreza en África encabeza el temario de la cumbre del G8

Los líderes del Grupo de los Ocho (G8) almorzaron y conversaron el lunes con jefes de Estado africanos en un lujoso hotel japonés, mientras grupos de activistas acusaban al club de naciones ricas de incumplir las promesas de más ayuda para el continente.

La pobreza en África, que encabeza el temario en el inicio de la cumbre de tres días del G8, está íntimamente ligada al alza de los precios de los alimentos y el petróleo y a la polémica sobre cómo combatir el calentamiento global, tema que será tratado más adelante.

El G8 ha invitado a siete líderes africanos a la inauguración de su cumbre anual, que tiene lugar en la isla de Hokkaido, en el norte de Japón.

Max Lawson, asesor de la organización humanitaria británica Oxfam, dijo que la cumbre era posiblemente la más importante del grupo en una década.

"El mundo está afrontando claramente múltiples crisis, problemas económicos graves, muy graves, tanto para los países ricos como para los pobres. Pero son las personas pobres quienes sufren más, con un sufrimiento enorme por el incremento en los precios de los alimentos", dijo Lawson a periodistas.

En la cumbre de 2005, en Gleneagles (Escocia), el G8 acordó duplicar la asistencia para 2010 a 50.000 millones de dólares, la mitad de los cuales irían para África.

Pero un informe del mes pasado del Comité de Progreso África, establecido para controlar la aplicación de los compromisos de Gleneagles, señaló que bajo los actuales planes de gastos el G8 quedaría a 40.000 millones de dólares de su objetivo.

"Hay buenos planes que se están desarrollando. También sabemos que cuando se hacen esfuerzos se pueden alcanzar grandes resultados. Pero el problema es que estos planes no están siendo apoyados por una financiación seria", dijo Oliver Buston, portavoz del grupo activista ONE.

"Es como si el G8 hubiera construido un automóvil pero no le hubiera puesto combustible. Es hora de que eso cambie", agregó.

Las conversaciones del lunes reunieron al G8 - Estados Unidos, Japón, Francia, Reino Unido, Alemania, Canadá, Italia y Rusia - con líderes de Argelia, Etiopía, Ghana, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Tanzania.

Este año se cumple la mitad del camino para alcanzar ocho de los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidas por la Asamblea General de Naciones Unidos en septiembre de 2000 para reducir la pobreza mundial para 2015.

Con los precios de los granos habiéndose duplicado desde enero de 2006, África necesita más ayuda, no menos, dicen los activistas.

Varios críticos e incluso países miembros sugieren que el G8, formado en 1975 por apenas seis miembros después de la primera crisis del petróleo, debería ampliarse para sumar grandes naciones en desarrollo para así representar mejor el actual panorama mundial.

Las protestas anti-G8 se han convertido en un suceso habitual en el evento anual, y el lunes cientos de manifestantes de Japón y otros países marcharon bajo una copiosa lluvia hacia la sede de la cumbre.