Se acabaron los televisores, los iPads y los portátiles. Los bancos han cerrado el grifo de los regalos en especie a cambio de su dinero. Los obsequios en forma del último aparato tecnológico de moda han sido durante los últimos años el mejor gancho para atraer clientes. Generalmente, estas ofertas obligaban a firmar una permanencia en la entidad de entre uno y tres años a cambio de abrir un depósito, domiciliar la nómina o invertir en un fondo de inversión. Sin embargo, la factura de la crisis, que no permite demasiadas florituras a muchas entidades y el periodo actual en el que los bancos se preparan para actualizar sus ofertas comerciales de cara al final de año, ha dejado a los escaparates de las sucursales sin rastro alguno de estos habituales regalos.

“Hace un mes regalábamos un televisor o un ordenador y ahora lo hemos dejado de dar y, por lo menos hasta noviembre, no se va a cambiar la oferta. En su lugar, podemos regalar vales descuento y otras promociones… pero no es lo mismo, ¿verdad?”, afirma uno de los directores comerciales de una de las principales entidades españolas. A finales de mayo Santander, Popular, BBVA, La Caixa, Cajamar o Unimm, entre otras, ofrecían estos regalos. Hoy apenas se pueden encontrar en BBVA y La Caixa.

Así las cosas, el panorama en lo que a productos bancarios se refiere se ha vuelto todavía más crudo para el cliente. Con las rentabilidades de cuentas, pagarés o depósitos limitadas por el Banco de España (BdE), la desaparición de los regalos preocupa a algunas entidades. Desde una sucursal de Santander del madrileño distrito de Retiro apuntan a que la comercialización de depósitos y cuentas ha caído en los últimos dos meses en un 30%. Este descenso puede encontrar explicación en el traspaso de capital a productos como los fondos de inversión, cuyo patrimonio registró en julio su mayor incremento en seis años. Sin embargo, la ausencia de reclamos tampoco ayuda en este propósito.

Dos de las principales entidades mantienen los regalos en especie en sus catálogos a día de hoy. La Caixa mantiene hasta final de mes una ofensiva para captar nóminas o seguros sociales de autónomos por las que ofrece un tablet Samsung Galaxy 3 o un televisor Led Samsung de 22 pulgadas (sólo si se contrata por Internet). Para ello es necesario contar con unos ingresos de a partir de 600 euros y permanecer al menos 12 meses.

Durante más tiempo estará vigente la oferta de la otra entidad que sigue encomendándose a los regalos de alta definición para atraer a sus clientes. Este es el caso de BBVA, que también regala un televisor Led de 22 pulgadas por nóminas superiores a 800 euros y pensiones de más de 500 euros. En el caso de que la cuantía de los ingresos supere los 3.000 euros, será posible elegir entre un televisor de 32 pulgadas o un iPad de cuarta generación. Según fuentes comerciales de la entidad, “esta campaña está cumpliendo los objetivos marcados en su lanzamiento y se mantendrá por lo menos hasta el otoño”.

Descuentos como premio de consolación

¿Y qué ofrece el resto? Pues la realidad es que cada vez menos. En el entorno actual, los bancos apelan cada vez más a las ofertas descuento y a los convenios que alcanzan con determinados comercios. Ejemplo de ello son Santander, Deutsche Bank, Citi o Barclays, que incorporan en sus tarjetas rebajas en establecimientos como cafeterías, cadenas minoristas, hoteles, centros comerciales o grandes superficies.

Estas medidas incentivan el uso del llamado “dinero de plástico”, una práctica de la que alertan los expertos, que aconsejan reducir el máximo posible el uso de la tarjeta de crédito para evitar así sorpresas inesperadas a la hora de pasar por caja. Desde Agencia Negociadora recuerdan que un 75% de los demandantes de operaciones de refinanciación tienen en su haber tres o más tarjetas de crédito.

Otra opción para incentivar la comercialización de los productos es apelar al dinero en efectivo. Este es el caso de ING Direct, que cuenta con el llamado Plan amigo por el que ofrece un ingreso de 50 euros en efectivo para aquellos clientes que traigan a un amigo a la entidad (a los que también se les obsequiará con otros 50 euros). El requisito para obtener el dinero es que el nuevo cliente suscriba una cuenta nómina o sin nómina y realice un ingreso de, al menos 1.000 euros, durante los tres meses siguientes a la contratación. Esta promoción estará vigente hasta el próximo 30 de septiembre.