El fundador del LTCM hunde otro fondo 10 años después

¿La historia se repite en los mercados? Son muchos los analistas que establecen comparaciones entre la crisis actual y la de 1998: una fuerte crisis financiera
Foto: El fundador del LTCM hunde otro fondo 10 años después
El fundador del LTCM hunde otro fondo 10 años después
Fecha

¿La historia se repite en los mercados? Son muchos los analistas que establecen comparaciones entre la crisis actual y la de 1998: una fuerte crisis financiera que provoca un violento y rápido desplome de la bolsa (entonces en agosto y ahora en enero) y que conduce a la quiebra de alguna institución financiera que debe ser rescatada. Está por ver si ahora, al igual que entonces, se trata de una crisis puntual de la que el mercado se recupera en unos meses, o si es el inicio de una tendencia bajista como ocurrió en 2001.

Esta comparación tiene un nuevo argumento de peso: la crisis de 1998 culminó con la quiebra del hedge fund LTCM, que tuvo que ser rescatado por la Reserva Federal y varios bancos de inversión por su fuerte impacto en el sistema financiero. Y ahora, 10 años después, uno de los fundadores del LTCM está a punto de llevar a la quiebra a otro fondo de inversión de su nueva firma, JWM Partners.

Se trata de John Meriwether, que está tratando desesperadamente de frenar las pérdidas y evitar que los inversores abandonen un fondo de renta fija, Relative Value Opportunity Fund, que acumula una pérdida del 28% en lo que va de año. Otro fondo gestionado por Meriwether, con una cartera más diversificada, pierde el 6% en 2008. El patrimonio que mantienen aún entre los dos productos es de 1.400 millones de dólares.

Este gestor asegura a sus partícipes que ha reducido radicalmente el riesgo y que utilizará su experiencia para sobrevivir a la actual crisis. Algo que muchos dudan a la vista del cariz que están tomando las cosas. De hecho, en su última carta a los inversores, a pesar de anunciar una reducción de sus posiciones en el mercado, considera que "las oportunidades que ofrece el mercado actual está entre las mejores que podemos recordar".

Desplome del mercado y exceso de apalancamiento

No es tan raro ver hedge funds de renta fija con grandes pérdidas en 2008, como Peloton, Carlyle Capital o, sin ir más lejos, la gestora española Vega, que ha sufrido un importante quebranto en su fondo Vega Select, gestionado por Ravi Mehra. La causa es el hundimiento del valor de la deuda corporativa y de los activos respaldados por créditos, aunque se trate de títulos con calificación de triple A. como media, el conjunto de los hedge ha perdido el 3,35% en lo que va de año.

Meriwether, que había sido vicepresidente de Salomon Brothers, incluyó en el LTCM a varios premios Nobel y a expertos matemáticos, lo que atrajo a numerosos inversores. Sin embargo, el brutal apalancamiento del fondo (de 50 veces su patrimonio) en busca de grandes rentabilidades fue lo que provocó el desastre del fondo en 1998 cuando el mercado se puso en su contra. Ahora, su nuevo fondo también está sufriendo por el excesivo apalancamiento, aunque mucho menor que entonces: de 14,9 veces. Los hedge funds suelen apalancarse, es decir, invertir por un importe superior a su patrimonio pidiendo dinero prestado, para maximizar su rentabilidad.

Lo peor de todo es que este gestor promocionaba su fondo como una versión con menor riesgo del LTCM, ya que quería reconstruir su reputación a base de rentabilidades sostenidas en el tiempo. Y hasta ahora lo había logrado, puesto que no había sufrido ningún ejercicio negativo desde su lanzamiento en diciembre de 1999 y había obtenido una rentabilidad media anual del 7%. Pero la crisis de 2008 ha podido con él.

Bear Stearns recuerda al LTCM

La semejanza entre el rescate del LTCM en 1998 y la de Bear Stearns la semana pasada es innegable: entonces, la Fed orquestó un plan de rescate valorado en 3.630 millones de dólares que financió un sindicato de 14 bancos de inversión. Los mercados cayeron durante semanas, pero Alan Greenspan rebajó radicalmente los tipos de interés e inyectó liquidez al sistema, exactamente igual que está haciendo ahora su sucesor, Ben Bernanke. La consecuencia fue que la bolsa se recuperó en 1999, y desde ahí se disparó gracias a la burbuja tecnológica.

Sin embargo, ahora la Fed ha ido mucho más lejos: no se ha limitado a organizar el rescate de Bear Stearns, sino que lo ha financiado con una garantía de 29.000 millones concedida a JP Morgan para que pueda comprar este banco de inversión a precio de saldo.