publicidad

La recuperación económica toma impulso en Europa capitaneada por Alemania, según Fitch

La recuperación económica toma impulso en Europa capitaneada por Alemania, según Fitch

L. Fernández  02/10/2010  06:00h

La recuperación económica mundial sigue su curso. Con paso lento, y no siempre seguro, la debilidad experimentada por Estados Unidos y Japón contrasta con los leves signos de optimismo que se vislumbran en el Viejo Continente, sobre todo después de la sorpresa dada por Alemania, donde la actividad se ha acelerado de forma notable. 

En dicho país, "el mercado de trabajo, la confianza del consumidor y los indicadores relativos al comercio apuntan a una recuperación en 'V'", después del varapalo sufrido el pasado año, cuando su Producto Interior Bruto (PIB) cayó un 4,7%, según las estimaciones de Fitch. Ésta, por su parte, ha revisado al alza la previsión de crecimiento al 3,6% debido, entre otras cosas, a las exportaciones en el paós que están registrando una fuerte recuperación impulsadas por la recuperación del comercio mundial.

Precisamente fue esta agencia crediticia la que hace poco más de una semana reafirmó la calificación de la deuda alemana a corto y largo plazo, 'F1' y 'AAA', respectivamente, con perspectiva estable, ante la "robusta recuperación de la economía del país y la solidez y flexibilidad de su mercado laboral".

En su informe 'Global Economic Outlook', Fitch señala que durante los últimos meses, "Europa ha experimentado un cambio sorprendente", sobre todo en el segundo trimestre del año, pues ha crecido a un ritmo mucho más rápido de lo pronosticado. Aunque si bien las previsiones de crecimiento de la zona euro para 2010 se han revisado al alza hasta el 1,8%, las expectativas a corto plazo muestran un ritmo de recuperación frágil y vulnerable.

España, una recuperación en L

El PIB del conjunto de la zona euro superó las expectativas de Fitch, aumentando un 1% en lugar del 0,4% proyectado debido principalmente a Alemania, donde el PIB aumentó un 2,2%. También Francia y España han dado la sorpresa en cuanto al crecimiento. El primero de los dos países creció un 0,6% en lugar del 0,2% previsto, siendo su recesión una de las menos profundas, aunque la recuperación será también menos pronunciada que la de Alemania. Fitch mantiene su previsión de crecimiento en el 1,4%. El principal responsable del impulso en ambos países fue el aumento de las exportaciones así como la depreciación del euro. En España, por su parte, Fitch prevé que la recuperación se mantenga en "L".

La agencia ha revisado ligeramente al alza su previsión de descenso del PIB español para este año, desde el 0,4% al 0,3%. Además ha elevado su estimación de crecimiento de cara al año que viene, desde el 0,5% al 0,7%. Sin embargo, Fitch ha advertido de que la recuperación seguirá estancada durante algún tiempo debido principalmente al incremento del IVA el pasado mes de julio. La agencia de calificación crediticia matiza que, ya en 2011, "las medidas de austeridad que se aplican en la eurozona comenzarán a pesar sobre el crecimiento de la región".

Estados Unidos y Japón, debilitados

Los mercados financieros han reaccionado de forma negativa a la delicada situación de Estados Unidos. Las previsiones de crecimiento de Fitch para este país han sufrido un ajuste a la baja para este año, hasta el 2,7%. De cara a 2012, las expectativas bajan aún más: hasta el 2,6%. Y es que el mercado laboral estadounidense continúa debilitado y el de la vivienda sigue estancado.

Con todo, la recaída en recesión no aparece en el escenario dibujado por Fitch, aunque la agencia considera que el lento ritmo de recuperación económica "deja a ésta más propensa a la crisis y eleva el riesgo a una recaída a través de una reducción del PIB".

La recuperación en Japón también se ha desacelerado en 2010 tras un crecimiento muy fuerte experimentado durante los últimos seis meses. En cualquier caso, Fitch espera que el crecimiento de la economía japonesa alcance el 3% este año después de los últimos movimientos llevados a cabo por el Banco de Japón y de las medidas de estímulo fiscal. Las débiles contribuciones al consumo se verán compensadas por una fuerte contribución del gasto públicom, según la agencia.

Por lo que se refiere al conjunto de los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China), se espera que crezca un 8,2% en 2010, en línea con las previsiones anteriores de la agencia crediticia. Por lo que se refiere a Brasil, hay que tener en cuenta su avance en los últimos años y que en estos momentos se encuentra en una muy buena posición para salir de la crisis y captar inversiones, según un informe de la propia agencia crediticia.

Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)(4/5 | 6 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 0 Comentarios

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados