SEGÚN EL LAUDO DEL ARBITRAJE

Carabante deberá pagar 35 millones de euros a Trinitario Casanova para sellar la paz

Carabante deberá pagar 35 millones de euros a Trinitario Casanova para sellar la paz

José Ramón Carabante (EFE).

Carlos Hernanz  04/01/2011  06:00h

El empresario murciano José Ramón Carabante acabó 2010 con noticias relevantes para su patrimonio. En realidad, para el suyo y para el de Trinitario Casanova, el otro empresario inmobiliario de la región con el que mantiene un frente judicial abierto en una corte de arbitraje por el impago de 50 millones de euros. Finalmente, el laudo ha resuelto que la paz entre ambos quede sellada por 35 millones de euros, según han reconocido a este diario los propios interesados. 

La Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA) de Madrid ha resuelto recientemente que José Ramón Carabante, propietario del equipo español de Formula 1 Hispania Racing Team, pague 35 millones de euros que adeudaba a Trinitario Casanova. Esta cantidad se corresponde a los 50 millones que Carabante se había comprometido a pagar como parte del precio acordado por la compra de Grupo Hispania, transacción que se cifró en un total de 100 millones.

En esas fechas, en pleno mes de julio de 2008, José Ramón Carabante abonó 50 millones de euros en efectivo y suscribió pagarés por otros 50 millones, los cuales debería ir abonando a medida que se cumplieran los plazos. Sin embargo, las discrepancias surgidas a posteriori, por las que Carabante alegó pasivos ocultos, reclamaciones de Hacienda y deudas con terceros, bloquearon la segunda parte de la operación y dejaron todo en manos de un arbitraje.

El pasado mes de diciembre, seis meses después de que Carabante y Casanova comparecieran ante los tres miembros del tribunal de arbitraje, como informó este domingo La Verdad de Murcia, el laudo ha resuelto que el patrón del equipo de Fórmula 1 tenga que pagar a su antiguo amigo un total de 35 millones en lugar de los 50 firmados inicialmente, después de que se hayan descontado unas partidas de 1,3 y 13 millones de euros que habían sido recurridas.

De esta manera, aunque las fechas de vencimiento de los pagarés (firmados con Bancaja, Banco Pastor y Caja Murcia) se repartía entre diciembre de 2010 y diciembre de 2011, el laudo de la corte de arbitraje adelanta todos los plazos de pago y obliga a que Carabante abone los 35 millones fijados en el menor tiempo posible. “Este asunto quedará zanjado este mismo mes”, reconocen desde el entorno de Carabante, dando así por concluido su pulso con Trino.

De manera paralela, este proceso de arbitraje había bloqueado el pago de toda la cadena de acreedores que tenía Grupo Hispania, con procesos judiciales iniciados de por medio. Además del pago de 100 millones, con la compra del holding Carabante asumió un pasivo de casi 600 millones de euros, deuda que ha conseguido refinanciar in extremis gracias al apoyo del Banco Popular, principal entidad financiera comprometida.

Precisamente, parte de la deuda acumulada por el Grupo Hispania tiene que ver con la inversión realizada por el propio Trinitario Casanova en el Banco Popular. El promotor murciano, al que se le vino abajo su proyecto estrella de La Zerrichera (Águilas), llegó a amasar más de un 3,5% del banco, posición que tenía apalancada. El desplome del precio de las acciones del Popular dinamitó su inversión y gran parte de su fortuna, a la que acudió al rescate Carabante.

Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) Valorado (5/5) (5/5 | 12 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 0 Comentarios

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados