publicidad

POR LAS EXIGENCIAS Y LAS REFORMAS ADICIONALES

La oposición socialista de Portugal rompe el consenso sobre el rescate

La oposición socialista de Portugal rompe el consenso sobre el rescate

Pedro Passos Coelho, primer ministro de Portugal

Agencias  14/09/2012  07:38h

 El Partido Socialista luso (PS), principal de la oposición, rompió hoy el consenso con el Gobierno conservador en torno a las exigencias del rescate financiero del país y pidió la retirada de los últimos ajustes anunciados por el Ejecutivo.

En una declaración televisada al país, el secretario general del PS, Antonio José Seguro, expresó su total oposición a esas medidas, y adelantó que está dispuesto a presentar una moción de censura y rechazar los Presupuestos estatales de 2013, aunque el Ejecutivo tiene mayoría absoluta para superar ambas votaciones.

Seguro escenificó el fin del frágil consenso que mantenía el PS con el Ejecutivo conservador sobre las obligaciones del programa de austeridad pactado con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio del rescate de 78.000 millones negociado en abril de 2011, cuando los socialistas estaban aún en el Gobierno.

El líder del PS avisó que si el Ejecutivo de coalición de centro-derecha no da marcha atrás en la subida del 11 al 18 % en la tasa que los trabajadores pagan a la seguridad social, presentará la moción de censura en el Parlamento, aunque difícilmente prosperaría con las actuales alianzas políticas.

"Hay una línea que separa la austeridad de la inmoralidad -y esa línea se superó. O el primer ministro rectifica y retira la propuesta, o el PS tomará todas las iniciativas constitucionales a su disposición para impedir su entrada en vigor", manifestó Seguro.

El Ejecutivo luso anunció el viernes y el martes pasados una nueva batería de recortes para 2013, incluyendo la muy criticada subida de la aportación de los trabajadores a la seguridad social.

El Gobierno explicó que gracias a ese aumento rebajará a su vez la contribución de las empresas desde el 23,5 al 18 % como medida para fomentar el empleo, aunque los mismos empresarios, los sindicatos, la oposición de izquierda y varias figuras de la coalición en el poder han criticado la medida.

Para sustituirla, Seguro propuso hoy un nuevo impuesto a las sociedades de carácter público y privado, responsables de la creación y gestión de grandes infraestructuras.

"Nunca, pero nunca, seré cómplice de esta política del Gobierno", declaró Seguro con vehemencia, aunque aclaró que seguirá comprometido con el cumplimiento de los compromisos del rescate de Portugal.

"Soy consciente de la situación difícil del país y de los compromisos externos que asumimos. Prometí honrarlos y los honraré hasta el fin", aseguró.

Por exigencia de la UE y el FMI Portugal ha acometido profundas reformas económicas, laborales, administrativas y judiciales, ha recortado el gasto y las inversiones públicas, ha privatizado sus principales compañías estatales y ha hecho fuertes subidas de los impuestos al salario y al consumo.

En la última evaluación sobre el cumplimiento de objetivos, concluida el martes, la llamada troika reconoció, no obstante, los problemas económicos y sociales que sufre el país y aceptó suavizar sus metas de reducción del déficit, que pasaron del 4,5 % al 5 % este año y del 3 % al 4,5 % en 2013.

Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5)(0/5 | 0 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 0 Comentarios

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados