LOS INVERSORES PRESIONAN A LAS GESTORAS

La elevada edad de los gestores de ‘hedge funds’ dispara la contratación de seguros de vida

La elevada edad de los gestores de ‘hedge funds’ dispara la contratación de seguros de vida
Warren Buffett, uno de los gestores más prestigiosos
Isabel Mauricio 30/06/2012   (06:00h)
Enviar
36
27
 
0
Menéame
Imprimir

Dicen que la experiencia es un grado, y en la gestión de activos esto es una realidad. Más de 600.000 millones de dólares invertidos en ‘hedge funds’ están gestionados por profesionales de al menos 60 años, que son el alma mater de estos productos. Sin embargo, esto constituye un arma de doble filo, ya que la jubilación de estos gestores puede estar cerca y también la probabilidad de que fallezcan.

De hecho, estos hipotéticos escenarios (sobre todo el de una muerte repentina) y la escasez de planes de sucesión que hay en las gestoras mantienen en vilo a los inversores, que presionan a las compañías para que contraten seguros de vida para sus gestores estrella que, en caso de fallecimiento, permitan proceder a una liquidación ordenada del fondo.

Según las estimaciones de SKCG Group, la contratación de seguros para los gestores estrella se ha incrementado un 10% entre 2008 y 2011, convirtiéndose prácticamente en un elemento más de las políticas de riesgo de las compañías, que no han dejado de ampliarse desde que se inició la crisis financiera.

“Los ‘hedge funds’ son únicos. Los retornos que ofrecen estos productos dependen a menudo de la inteligencia de su gestor”, asegura David Parker, presidente del área de beneficios para los empleados de SKCG. “Si un fondo pierde a su estrella, el siguiente paso suele ser la disolución del producto y tenerlo asegurado puede marca la diferencia entre llevar a cabo un cierre ordenado o caótico”, subraya.

Pero no solo los inversores reclaman la contratación de estos seguros, el resto de empleados de la gestora también. Parker explica que muchos profesionales abandonan sus puestos de trabajo –normalmente más estables- para incorporarse a los ‘hedge funds’, que a final de año suelen pagar un bonus en función de los resultados. Si el gestor estrella faltara, el cobro de esta paga extraordinaria sería complicado. “Ellos saben que cobrar la prima de un seguro dejaría a la empresa en una mejor posición”.

Los empleados apuntan, además, que dentro de las políticas de riesgos asegurar a un gestor es relativamente barato, pero solo si la persona es joven, y no suele ser el caso. “Es un dinero bien invertido, ya que aporta seguridad y puede contribuir a aumentar la demanda”.

El ejemplo más mediático del envejecimiento de los gestores de ‘hedge funds’ y la falta de planes sucesorios es el de Warren Buffett. El conocido como el Oráculo de Omaha, con 81 años, se mantiene al frente de Berkshire Hathaway, pese a estar luchando contra un cáncer de próstata. Aunque Buffet ha señalado que ya ha elegido sucesor y que no se conocerá hasta que él decida retirarse, el mercado continúa especulando con la posibilidad de que no sea así y, sobre todo, con lo que sucederá con Berkshire una vez que el multimillonario inversor deje la compañía.

Ya ha habido casos en los que la jubilación del gestor ha supuesto el cierre del producto, como Leon Lewy y Jack Nash, socios de Odyssey Partners, Michael Steinhardt, de Steinhart Partners o Julian Robertson de Tiger Management Corporation.

Aunque también los ha habido de gestoras donde se ha producido una transición ordenada, como la firma de gestión cuantitativa D.E. Shaw Group & Reinaissance. O la venta de Trout Trading, que llevó a cabo el legendario operador de futuros Monroe Junior en 2002. Hoy la firma, que pasó a llamarse Tewksbury Capital Management, continúa operando y gestiona 4.000 millones de dólares.

36
27
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados