SEGÚN GOLDMAN SACHS

España tiene en sus manos que en Wall Street se instale un mercado bajista

TAGS  >

Wall Street

M.I. 09/06/2012   (06:00h)
España tiene en sus manos que en Wall Street se instale un mercado bajista
Dow Jones. Reuters
Enviar
24
15
 
0
Menéame
Imprimir

En condiciones normales, los inversores europeos siempre han mirado a Estados Unidos y eran los movimientos de Wall Street los que marcaban el ritmo de las bolsas del Viejo Continente. La crisis, no obstante, ha puesto los mercados patas arriba y, aunque parezca mentira, la tendencia alcista o bajista del S&P 500 está en manos de España.

“Un contagio financiero o de la crisis en España podría llevar el S&P 500 abajo un 14% desde el nivel actual de los 1.125. Esa caída puede suponer un mercado bajista y el S&P 500 puede situarse un 20% abajo desde sus máximos de marzo”, aseguran los analistas de Goldman Sachs en su último informe de mercados americanos.

Teniendo en cuenta que sobre la mesa se encuentra la recapitalización de la banca, que se estima en unos 40.000 millones según los cálculos del FMI, los rugidos comienzan a oírse en el parqué de la Bolsa de Nueva York al mentar el rescate de España.

No obstante, la deriva que tome la situación en España en particular y en Europa depende de otro país mediterráneo, Grecia. Los analistas de Goldman Sachs proponen tres escenarios posibles y lo triste es que en el punto en el que nos encontramos, cualquiera de los tres tiene las mismas posibilidades de producirse.

Las elecciones helenas son el próximo 17 de junio y en las urnas no sólo está en juego el próximo gobierno del país, sino también la desmembración de la Unión Europea. Llegados a este punto, puede ocurrir que Grecia salga al paso y los votantes elijan un ejecutivo que en ningún caso contemple la salida del euro. “Esto puede paralizar los pagos por parte de la troika, pero no supondría la exclusión de la eurozona, con lo que los bancos griegos seguirían teniendo acceso a las facilidades del BCE”, aseguran desde Goldman. “En este escenario nuestra estrategia espera un comportamiento plano de las acciones durante los próximos tres meses”.

El otro extremo, y la situación menos deseable tanto para los mercados europeos como para Wall Street, pasaría por la huída descontrolada de Grecia del euro. “Si Grecia de manera unilateral introduce su propia moneda, el BCE frenaría la liquidez hacia Grecia, esta perdería el acceso a los mercados de capital y el crecimiento del PIB de la eurozona podría caer hasta un 2%”, explican los analistas. “Este escenario sería el peor para los mercados” y podría llevar el Eurostoxx 600 a caer hasta un 34% si la respuesta de las autoridades no es creíble o las turbulencias de los bancos se extienden a otros países.

Finalmente, en un término medio se contempla la salida controlada de Grecia. En tanto que no existe un mecanismo legal para obligar a un país a salirse, bloquear el acceso de los bancos al BCE puede tener el mismo efecto. En un escenario como este, el regulador monetario intervendría comprando bonos para limitar el contagio y evitar una fuerte subida de las rentabilidades. “Una fuerte respuesta de las autoridades podría provocar un rally en renta variable”, concluyen desde Goldman Sachs.

24
15
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados