correcciones a la vista

¿Han encontrado los inversores la excusa para el 'sell in may'? Vuelve China

Es un mantra de estas fechas el famoso 'sell in may and go away', que responde a la marcada estacionalidad de cara a la caída de volúmenes en los meses estivales

Foto: El mercado chino (Efe)
El mercado chino (Efe)

Cuando el mes de mayo ha llegado a su ecuador, en los mercados europeos todavía no se percibe ni la mera intención de poner punto final al rally que ha llevado a los principales índices a avanzar entre un 10% y un 16% en lo que va de año. De hecho, desde la última sesión de abril, las subidas superan el 2% una vez se ha despejado la cuestión más desestabilizante del momento -las elecciones francesas- con la victoria de Emmanuel Macron sobre la extrema derecha.

Sin embargo, es un mantra de estas fechas el famoso refrán que dice eso de "sell in may and go away", que responde a la marcada estacionalidad de esta época del año que se gestó a a raíz de la costumbre que tenían antiguamente los brokers de la City londinense y de Wall Street de disfrutar de un largo descanso estival alejados de la ciudad. Un momento que coincidía con la temporada de carreras de caballos, con lo que su interés se desplazaba de las plazas bursátiles a las apuestas en los hipódromos y en demás eventos deportivos.

La cuestión ahora es cómo en un entorno de crecimiento económico en europa, una mejora de los resultados empresariales tras conocerse las cuentas del primer trimestre y una vez resueltos de manera satisfactoria los focos de incertidumbre política, el gusto por el riesgo en activos del Viejo Continente se va a disipar. Y aquí, vuelve a entrar en juego China.

De esta manera, como siempre que ocurre cuando la calma vuelve a los mercados occidentales, el gigante asiático se cuela entre las preocupaciones de los inversores que buscan una excusa para recoger beneficio. Y es que el miedo a la ralentización de China ha sido un tema recurrente en los últimos años y este no iba a ser menos.

Desde Saxo Bank avisan del próximo frenazo en las bolsas europeas que, tradicionalmente, han evolucionado en línea con las materias primas hasta este año, que se ha producido una descorrelación en la tendencia con subidas de los principales índices cuando petróleo y oro volvían a las caídas. En este sentido, Peter Garny, responsable de estrategia de renta variable de la firma explica que "cuando todo parecía calmarse, la renta variable europea se topa con un nuevo foco de preocupación: la presión de los precios de los metales debido a la dinámica de la economía china", que podría convertirse en el "nuevo tendón de Aquiles" del mercado.

"Seguimos siendo positivos en renta variable europea, peso si la situación de China se agrava, probablemente tendremos que cambiar nuestra opinión", asegura. Algo, que probablemente ocurra atendiendo a los datos de UBS sobre China que "indican que la economía va a parar de lleno antes de la conferencia del Partido Comunista este otoño, lo que conducirá a un crecimiento cero o negativo y la detención del impulso crediticio del país", que representa más del 50% del crecimiento global

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios