AUMENTAN SU PRESENCIA EN 20 VALORES Y LA REDUCEN EN 11

Los bajistas se estrenan en Telefónica, vuelven a Repsol y Jazztel y crecen en Santander y BBVA

Los bajistas se estrenan en Telefónica, vuelven a Repsol y Jazztel y crecen en Santander y BBVA
Pedro Calvo 23/04/2013   (06:00h)
Enviar
17
12
 
0
Menéame
Imprimir

Los inversores bajistas o cortos, aquellos que invierten en una compañía con la expectativa de que sus acciones caigan para obtener beneficios con ese descenso, apuntan alto. Según los datos difundidos ayer por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), entre el 5 y el 19 de abril entraron por primera vez en Telefónica, volvieron a Repsol, Jazztel y OHL e incrementaron su presencia en los dos grandes bancos, Santander y BBVA. Ampliando la perspectiva, durante esa quincena aumentaron su posición en una veintena de valores, la redujeron en 11 y, en total, pasaron a estar presentes en 46, desde los 43 anteriores.  

A los bajistas nunca se les había visto en la teleco. Pero siempre hay una primera vez, y se han estrenado en Telefónica con un 0,24% del capital. A otro de los grandes del Ibex 35, la petrolera Repsol, han regresado con un 0,41% tras medio año de ausencia. El retorno a Jazztel ha sido igualmente sonado, porque ha coincidido con el anuncio de su incorporación al Ibex. Los cortos han vuelto dos meses después a la operadora, con un 0,3% del capital. También han retornado a OHL, con un 0,2%, tras haberse marchado en marzo. 

Al mismo tiempo, han crecido con fuerza en Santander, donde han pasado del 0,21 al 0,76%, y en BBVA, del 0,41 al 0,63%. Representan las mayores posiciones cortas en estas entidades desde octubre y julio de 2012, respectivamente. Entre los incrementos, también sobresale el caso de Mediaset, donde aumentan por tercera ocasión consecutiva. El incremento ha sido importante, puesto que han subido su apuesta bajista del 3,3 al 4,37% del capital. Otros ascensos notables se producen en Sabadell -del 3,28 al 3,98%, máximo desde enero de 2011-, Gamesa -del 1,16 al 1,59%- y en Abengoa -del 4,09 al 4,61%-. 

Además, los bajistas siguen más fuertes que nunca en Acerinox, Abertis, Banesto, La Seda y Realia. Eso sí, en los cuatro últimos valores sólo porque han mantenido su posición, puesto que en las más recientes remesas de datos ofrecidos por la CNMV no se han registrado aumentos. No es lo que le ocurre a Acerinox, donde la sombra de los cortos no deja de alargarse. En la última quincena, nada menos que en 0,6 puntos porcentuales, hasta el 6,26% del capital. 

Menor presión

Por el contrario, los cortos han dado un respiro a varios valores en los que estaban con las posiciones más importantes de siempre. Son los casos de BME -han bajado del 6,12 al 5,82%-, Almirall -del 0,77 al 0,61%-, CaixaBank -del 0,57 al 0,51%- y CAF -del 0,51 al 0,31%-.

Otros descensos llamativos se observan en Deoleo, donde han desaparecido por completo del 0,42% que poseían 15 días antes; en Bankia, donde han retrocedido del 1,17 al 0,8%; o en Indra, del 10,14 al 9,78%. También han bajado en Popular -del 1,37 al 1,21%-, FCC -del 4,47 al 4,2%-, Red Eléctrica -del 0,85 al 0,63%- y en Zardoya -del 0,79 al 0,69%-. 

Invertir a la baja o ponerse corto es una estrategia mediante la que también se puede operar en bolsa. Su peculiaridad radica en que genera beneficios cuando las acciones caen –consiste en recomprar más barato las acciones vendidas antes a un precio mayor-. Se diferencian así de las inversiones alcistas o posiciones largas, en las que las ganancias se producen cuando el precio del título sube –vender a un precio superior al de compra-.

Para activar esta operativa, los bajistas toman prestadas las acciones de la empresa en la que quieren ponerse cortos. Cuando las reciben, las venden en el mercado y, si su intuición se ve confirmada y pierden valor, las recompran luego a un precio inferior. Consiguen como ganancia la diferencia entre el precio de la venta y el de la recompra, menos el interés que deben abonar por el préstamo inicial de los títulos. Por el camino asumen el riesgo de que su corazonada no se vea cumplida. Si, en vez de bajar, las acciones suben, los bajistas sufrirán las pérdidas derivadas de recomprar los títulos más caros y de abonar los intereses del préstamo. 

17
12
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados