Jornada roja en casi la totalidad de los mercados bursátiles mundiales. Los principales índices del Viejo Continente -así como los de Wall Street en su apertura-, mostraron pérdidas durante toda la sesión en una jornada marcada por la rebaja en las previsiones de crecimiento tanto para España como para el conjunto de la Unión Europea. 

En el caso de España, el Producto Interior Bruto (PIB) del país sólo crecerá un 0,5% durante el próximo año, lo que supone dos décimas menos de lo apuntado en anteriores previsiones. En la Unión Europea la tasa será del 1,4% y en la Eurozona la cifra de crecimiento se ve reducida al 1,1%. 

Con estas nuevas, los inversores se decantaron de forma clara por las ventas mientras aguardan a la reunión del Banco Central Europeo (BCE) que mañana tendrá lugar. En ella, el mercado espera que el presidente de la institución, Mario Draghi, aclaré cuál será el futuro inmediato de las políticas monetarias del BCE después de que se haya producido una caída de los precios en la eurozona del 0,7%, y no descarta que anuncie una nueva oleada de inyecciones de liquidez para los bancos (LTRO).

Ante estos condicionantes, el Ibex se vio obligado a entregar los 9.900 puntos tras perder un 0,79% y cerrar la sesión en 9.795 unidades. La caída, aunque notable, no fue la mayor de las que se registraron en Europa. El Mib italiano perdió un 1,13%, el Cac de París cedió un 0,82% y el Eurostoxx 50 cayó un 0,83%. Por detrás del selectivo español estuvieron el Dax, que se dejó un 0,31%, y el Ftse 100 de Londres, que retrocedió un 0,25%.  

Más resultados empresariales

La sesión también deparó las presentación de nuevos resultados empresariales. En el aspecto positivo destacaron Grifols y Gas Natural, cuyos buenos números hicieron que ambas compañías lideraran las subidas del selectivo, con un repunte del 2,2% y el 1,9%, respectivamente. La cruz la representó Jazztel, que tras no cumplir con las previsiones del mercado perdió casi dos puntos porcentuales en la sesión, hasta los 7,9 euros. 

Tampoco fue positivo el comportamiento de los grandes valores del selectivo, con BBVA perdiendo un 1,8%, Banco Santander un 1,1% y Repsol un 0,9%. Telefónica, que mañana repartirá un dividendo de 0,35 euros brutos por acción después de un año sin hacerlo, retrocedió un 0,85%, hasta los 12,8 euros. 

En el mercado de divisas, el euro dio continuidad a su caída frente al euro, que comenzó con las dudas de la Fed y se asentó tras el mal dato de inflación, y ya se cambia a 1,345 dólares. Por último, el interés del bono repuntó hasta el 4,1% y la prima de riesgo rebotó hasta los 236 puntos básicos