El crudo Brent, de referencia en Europa, ha visto como su cotización se ha hinchado, a la vista de las tensiones que se están produciendo en Siria. El precio del barril sube más de un 3% y llega hasta los 114 dólares en la que es la mayor subida desde el pasado 2 de mayo. Esta cota supone regresar a máximos del pasado mes de febrero.

Las declaraciones de Estados Unidos sobre Siria, asegurando que el país utilizó armas químicas en ataques de la pasada semana, vuelven a impulsar el precio del petróleo.

Esta materia prima ya lleva unas cuantas semanas sufriendo las tensiones en Egipto, un conflicto al que ahora se une Siria, donde ya se teme por una posible intervención de Estados Unidos. Esta combinación de factores podría hacer que el precio del crudo subiese hasta los 117 dólares, según explica el analista de XTB Daniel Álvarez.

Aunque ninguno de estos dos países es un productor importante de petróleo, si se teme por que estos conflictos repercutan en el suministro de la materia prima hacia Europa. Como señala Álvarez, la mayor parte del crudo que viaja al Viejo Continente pasa por el Canal de Suez, "lo que provocó el miedo hace unos días a que posibles boicots en esta zona impidiesen el paso de crudo".

Igualmente, otro de los principales miedos en la región es al efecto contagio a otros Estados que sí sean productores potenciales, "como Qatar o Libia", indica el experto de XTB, quien avisa de que el movimiento "más lógico" en el mercado de materias primas es el de las subidas de precios, "aunque si todo se resuelve rápido, la situación tenderá a normalizarse".

No obstante, Álvarez avisa de que si las tensiones en Siria se prolongan y se llegase a superar esa resistencia de 117 dólares, "sería un problema para la recuperación europea, ya que provocaría un aumento de los precios".

Por su parte, el crudo Texas tampoco escapa al clima de tensiones y cotiza a 108 dólares por barril.