El analista de Saxo Bank, Peter GarnryEl analista de Saxo Bank, Peter Garnry

Las bolsas del Viejo Continente se preparan para encarar el mes de septiembre y la vuelta a un curso que comienza cargado de referencias. Los inversores, por lo pronto, dieron un aviso la pasada semana en forma de recogida de beneficios, marcando una pausa en la acentuada trayectoria alcista del mercado. Peter Garnry, director de estrategia de renta variable de Saxo Bank, considera que España sigue siendo uno de los focos más rentables del continente y precisa que los valores con bandera española pueden presentar un elevado potencial alcista de cara a los próximos seis meses.

PREGUNTA: En estos últimos días hemos sido testigos de fuertes correcciones en los mercados. ¿Ha terminado el repunte veraniego?

RESPUESTA: Por el momento, la retirada de las medidas de relajación cuantitativa se está dejando sentir en los mercados de renta variable y, hasta que a finales de septiembre se anuncie probablemente la reducción y retirada de medidas expansivas, es posible que las acciones muestren una cotización lateral. No obstante, nuestra apuesta es que gran parte de la retirada del programa de estímulo ya se refleja con creces en los niveles de los tipos de interés actuales y en las acciones. Por tanto, la perspectiva a corto plazo para las acciones dependerá de la psicología que uno tenga y de las conjeturas que uno haga en torno a las políticas expansivas más que de la realidad. Y la realidad es que la retirada de las medidas es reflejo de la mejora de la economía estadounidense y de la reducción de su déficit fiscal, lo que, en última instancia, es positivo para las acciones.

P: ¿Prevé que veamos un cambio de rumbo significativo en septiembre?

R: Desde nuestro punto de vista, tras el anuncio de la retirada del programa de relajación cuantitativa a finales de septiembre, las acciones comenzarán a subir de nuevo hasta alcanzar nuevos máximos hacia finales de año. También prevemos que la renta variable suba en los próximos doce meses a medida que la economía global progrese. 

P: El mercado estadounidense ha iniciado una fase correctiva. ¿Puede la retirada de los estímulos hacer tanto daño? 

R: Es una interesante cuestión. Los mercados ya entraron en fase de corrección tras el “daño” inicial en mayo y junio, cuando la retirada de las medidas de relajación cuantitativa comenzó a estar en la mente de todos. Por tanto, la pregunta está realmente obsoleta.

P: ¿Qué sectores pueden sufrir más el próximo trimestre?

R: Durante el próximo mes esperamos que los sectores favorables al ciclo, tales como el sector tecnológico, de materiales y financiero (bancos) muestren un peor rendimiento.

P: ¿Con qué sectores se queda para el resto del año?

R: En nuestra opinión, tras el anuncio de la retirada del programa de relajación cuantitativa y en adelante, el mejor segmento del mercado serán los valores favorables al ciclo, de beta elevado y con alto apalancamiento operativo, como son fabricantes de automóviles, minería, sector bancario, de empresas industriales, etc., que serán las acciones ganadoras.

R: Por lo que respecta a países, le gustan Holanda, Alemania y Francia. ¿Es España una buena oportunidad de inversión? 

R: Las acciones españolas han pasado en esta última época a ocupar la segunda posición dentro de los mercados preferidos de nuestro modelo de renta variable. No obstante, consideramos que las acciones españolas cuentan con un buen potencial alcista para los próximos seis meses

P: ¿Qué perspectiva tiene sobre el sector bancario europeo?

R: Los bancos europeos siguen siendo el talón de Aquiles de Europa ya que el saneamiento de los balances es todavía un tema pendiente y supone que el incremento del crédito continúe trasladándose a la economía real. No obstante, respecto de los bancos europeos, creemos que los principales bancos franceses son los bancos más infravalorados en términos relativos.

P: ¿Realmente cree que la banca española está en una coyuntura mucho peor que otros bancos europeos?

R: Los bancos españoles arrastran dos grandes lastres: por una parte, ni BBVA ni Banco Santander han informado todavía de la plena implementación de la ratio de capital básico Tier 1 pro forma de Basilea III, mientras que otros 19 grandes bancos europeos ya lo han hecho. Todo ello supone una gran incertidumbre, ya que los inversores no conocen en definitiva el capital básico de primer orden o Tier 1 previsto, que, de ser muy bajo, es probable que origine cuestiones de derechos para aumentar el capital. Un buen y reciente ejemplo de la importancia de informar de la plena implantación de la ratio de capital Tier 1 de Basilea III es Société Générale. Han situado la ratio de capital básico Core Tier 1 en el 9,4 por ciento en el T2, un dato que mejora con creces las previsiones del mercado y, tras la noticia, subió el precio de su acción.

El segundo lastre que arrastran los bancos españoles es la incertidumbre en torno a las carteras crediticias y las garantías subsidiarias que se esconden tras los créditos. Dado que España sigue en recesión, es complicado afirmar cuándo se estabilizarán las pérdidas crediticias. A la vista de estas dos cuestiones, nos resulta difícil estimar si los bancos españoles son un buen valor o no.

P: ¿Prevé que presenciemos nuevas tensiones en los mercados de renta fija y en los bonos periféricos en septiembre?

R: Las elecciones alemanas van a quedar en nada, ya que Angela Merkel va a ganar y las políticas actuales se van a mantener. Los mercados de renta fija experimentarán volatilidad tras la próxima reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de Fed a finales de septiembre. El BCE no hará grandes variaciones en los tipos en su próxima reunión tras implantar nuevas orientaciones de cara al futuro, por lo que en la zona euro ya se ha tenido todo en cuenta. A medida que el crecimiento de la zona euro siga fortaleciéndose, los mercados de renta fija deberían ir reflejando esta circunstancia paulatinamente a través de una bajada de tipos en los mercados de la periferia, y, en concreto, mediante una rebaja en los diferenciales de los bonos estatales alemanes.