COLOCA 5.755 MILLONES A 12 Y 18 MESES

El Tesoro paga a 18 meses el interés más bajo desde 2010, antes del tijeretazo de Zapatero

Segundo éxito del Tesoro en lo que va de año y sigue haciendo caja. Al igual que ocurriera con la subasta de bonos de la semana
Foto: El Tesoro paga a 18 meses el interés más bajo desde 2010, antes del tijeretazo de Zapatero
El Tesoro paga a 18 meses el interés más bajo desde 2010, antes del tijeretazo de Zapatero
Fecha
Segundo éxito del Tesoro en lo que va de año y sigue haciendo caja. Al igual que ocurriera con la subasta de bonos de la semana pasada, la secretaría dependiente del Ministerio de Economía ha vuelto a superar sus objetivos -entre 4.500 millones y 5.500 millones- colocando en total 5.755 millones de euros en letras a 12 y 18 meses por las que, además, ha pagado hasta un 42% menos 
aprovechando la caída de las tensiones en el secundario, a pesar de que la demanda no ha aumentado con respecto a diciembre, como se esperaba.

Concretamente, en la última subasta de letras a 18 meses -ya que el secretario del Tesoro, Iñigo Fernández de Mesa, anunció la eliminación de este plazo que se sustituye por 9 meses- la institución ha vendido 2.500 millones de euros, por los que ha pagado un 1,687% frente al 2,77% de diciembre, lo que supone una caída del 39% de la rentabilidad, con una ratio de cobertura de 2,7 veces. En cuanto al vencimiento en un año, el montante ha sido de 3.500 millones al 1,472% y una demanda ligeramente inferior a la subasta anterior que ha superado en 2,21 veces la oferta.

La prima de riesgo española, que desde ayer se venía tensando a la espera de la subasta y que a primera hora alcanzaba los 355 puntos básicos, se empieza a relajar tras la emisión y ya se sitúa en los 349 puntos, con la rentabilidad del bono a diez años a punto de perder el 5% de rentabilidad.

"Al final, fuerte demanda y tipos de interés más bajos....¿qué más queremos?", analiza José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi. "Pero el reto será mantener esta dinámica en los próximos meses, una vez que el efecto de principios de año haya finalizado, a tipos de interés bajos y los problemas de fondo de la zona euro resurjan".

Éxito, porque mientras que las letras a 12 meses han vuelto a los niveles de la subasta del 20 de marzo de 2012 -cuando pagó un 1,47%-, en el caso del 18 meses se trata de su rentabilidad más baja desde el 20 de abril de 2010, cuando el Tesoro pagó un 1,18% justo antes de que España entrara por la puerta grande de la crisis de deuda cuando un mes después, en mayo de 2010, el Gobierno entonces de José Luis Rodríguez Zapatero recibiera un toque de atención de Bruselas, obligandole a adoptar las famosas 10 medidas de austeridad en el mayor recorte del gasto social hasta el momento y coincidiendo con el primer rescate de Grecia.

La siguiente cita del Tesoro será este mismo jueves, cuando tratará de vender hasta 4.500 millones de euros en bonos y obligaciones del estado con vencimientos en 2015, 2018 y 2041 y cupones de entre el 3,75% y el 4,70%.

De esta manera, Economía aprovecha la calma de los mercados para hacer acopio de liquidez de cara a los próximos vencimientos, siendo el primer trimestre del año el más fuerte de todos, con unas necesidades totales de 53.777 millones entre el principal y los intereses. 

En total, el  Tesoro necesitará una financiación bruta de entre 215.000 y 230.000 millones de euros en 2013, lo que supone una caída de hasta el 13,9% menos con respecto a 2012. Así, la emisión neta será de 71.000 millones de euros, incluidos los 23.000 millones para el FLA.