RBS RECOMIENDA LOS BONOS DE LAS REGIONES, PERO NO LOS DEL ESTADO

Los inversores localizan sus 'oasis' en España: Madrid, País Vasco y Navarra

Aunque España vuelve a estar en el radar de los inversores internacionales, si se mira punto por punto -aumento del paro, caída del consumo, desplome de
Foto: Los inversores localizan sus 'oasis' en España: Madrid, País Vasco y Navarra
Los inversores localizan sus 'oasis' en España: Madrid, País Vasco y Navarra
Fecha
Aunque España vuelve a estar en el radar de los inversores internacionales, si se mira punto por punto -aumento del paro, caída del consumo, desplome de las inversiones, relación bancos y Estado, etc.-, el escenario no es precisamente el idóneo para entrar todavía. Sin embargo, mientras España continúa en cuarentena para muchos analistas, cinco regiones se han convertido en un 'oasis' para los inversores de deuda.

RBS, en su último informe, asegura que Madrid, País Vasco, Navarra, Castilla y León y Canarias son "más sanas" que la deuda soberana y las "más seguras y más estables en términos de perspectivas fiscales, con déficits inferiores al 3%, por lo que recomienda "comprar sus bonos". 

Concretamente, el País Vasco paga una rentabilidad del 4,15% a 2019, Navarra del 5,529%. Castilla y León lo hace al 3,85% con vencimiento a 2016 y Madrid un 6,213%. De hecho, esta estrategia que iniciaron el pasado 29 de octubre les ha reportado ya un 10,3% y esperan una ganancia del 16% para los próximos seis meses, con una stop loss del -7%. 

Es decir, están ofreciendo importantes primas de entre el 5% y el 11,5% respecto a la deuda soberana, que a cinco años paga alrededor del 3,7% cuando precisamente España no está a salvo de un nuevo aumento de las presiones y una rebaja de la calificación crediticia a bono basura. Y es que "las rentabilidades de los bonos no muestran del todo las diferencias en la calidad de crédito", explican.

Así, los números son tozudos. País Vasco, Navarra y Madrid tienen un PIB per capita de más del 35% cada uno, mientras que el crecimiento de la economía en 2011 para Canarias fue del 2,1%, el 1,5% en el caso del País Vasco y del 1,3% para Castilla y León. Además, las tres primeras han renunciado a utilizar fondos públicos para pagar sus facturas.

Comprar protección sobre deuda española

"Las recientes medidas han estrechado el vínculo estado-bancos-regiones en el país y han fracasado en encauzar los problemas estructurales, desde nuestro punto de vista", aseguran desde el departamento de análisis liderado por Alberto Gallo. "El país necesita reestructurar su excesivamente grande sistema bancario no solo a base de fondos públicos, sino compartiendo el peso con los tenedores de bonos".

A este riesgo hay que sumar el fuerte aumento del independentismo en algunas regiones, la caída de los precios de la vivienda, el elevado desempleo y la subida del IVA -que han deteriorado el consumo-, el abrupto descenso de las inversiones -que tiene implicaciones negativas para el crecimiento de cara a los próximos años-, el ajuste fiscal, que debe ser mayor que en el resto de la eurozona... "España puede no cumplir sus objetivos de déficit", aseguran en RBS. En este sentido, la recomendación es clara: "comprar protección sobre los bonos a cinco años". 

Y mientras los diferenciales de las comunidades más fuertes van a tender a estrecharse, los spreads de los bonos de otras regiones como Cataluña, Andalucía, Valencia, Murcia y Castilla-La Mancha van a ensancharse mientras aumenta su dependencia del Gobierno central para poder financiarse. "España podría reducir su deuda pública en un 1,6% de manera inmediata con una quita del 50% de las cinco regiones más débiles", afirman. "La reestructuración regional de la deuda es una posibilidad".