REGISTRARÁN LOS MAYORES CRECIMIENTOS DE EUROPA

Las oportunidades de inversión se encuentran a orillas del Báltico

Isabel Mauricio  27/10/2012  06:00h

Europa está sumida en una crisis económica que a muchos inversores les desanima a invertir en el Viejo Continente. Sin embargo, no conviene generalizar. Hay países, olvidados normalmente, que ya han hecho los deberes y se encuentran en la senda de la recuperación. Son las regiones bálticas. Aunque en España no se comercializan fondos que inviertan de manera exclusiva en estos mercados, los productos vinculados a Europa del Este permiten en muchos casos tener exposición a ellos de manera diversificada.

  

Los países bálticos cuentan con las previsiones de crecimiento más favorables dentro de Europa, según las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional. El organismo otorga un avance del PIB para este año del 2,4% para Estonia, del 4,5% para Letonia y del 2,7% para Lituania. Cifras que se mantienen más o menos estables para 2013, mientras que el resto de economías lucha por salir o evitar la recesión.  

La razón de que estos países estén en mejor estado económico radica en que ya han hecho sus deberes y han llevado a cabo profundos ajustes en sus cuentas públicas debido a que fueron de los primeros en sucumbir a la crisis financieras e incluso en solicitar ayuda a Bruselas.

“Letonia tuvo que ser rescatado por la Unión Europea y el FMI a finales de 2008, pero llevó a cabo rápidos ajustes para corregir sus desequilibrios”, explica Thomas Hempell, estratega de Generali Investments Europe.  Asimismo, las medidas adoptadas por los países bálticos les han permitido fortalecer su sector bancario. “Estas credenciales son muy importantes para atraer capital e inversión extranjera directa”.

La misma opinión comparten en Pictet donde recuerda que el “doloroso proceso de devaluación interna” que experimentó Letonia entre 2008 y 2010 le “han permitido tener un crecimiento nominal suficiente para mantener al país en senda sostenible en la unión monetaria”.

Además, las buenas perspectivas que tiene, en general, Europa del Este también contribuyen al optimismo. “Todos los mercados de renta variable de la región, salvo Turquía, tuvieron una rentabilidad mensual positiva en septiembre debido a la mejora del ánimo de los inversores y ampliaron sus retornos en 2012. “Somos optimistas sobre nuestras acciones en la región a corto y medio plazo”, señala Thomas Gerhardt, director de renta variable de mercados emergentes de Edmond de Rothschild.

Los riesgos, presentes también

No obstante, los países bálticos no son la panacea y sus economías aún entrañan riesgos, ya que están llevando a cabo reformas y, además, se ven inevitablemente influidos por la crisis que afecta a la eurozona.  “Las economías de Europa  emergente todavía se están recuperando de los efectos de la crisis del euro y están estudiando la posibilidad de poner en práctica una mayor flexibilización monetaria”, remarcan en Axa.

En el caso de los países bálticos, además, el tamaño de sus mercados también constituye una dificultad.  “Los inversores deben de ser conscientes de que, dada la limitada liquidez de los activos del Báltico, la región es solo atractiva para los inversores que cuenten con un horizonte temporal a largo plazo”, concreta Hempell.

Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5)(0/5 | 0 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 0 Comentarios

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados