LAS SUSCRIPCIONES SUPERAN LOS 40.000 MILLONES DE EUROS

Dos mercados, una tendencia: la deuda seduce a los partícipes de fondos americanos y europeos

Dos mercados, una tendencia: la deuda seduce a los partícipes de fondos americanos y europeos

Isabel Mauricio  27/09/2012  06:00h

Las diferencias entre la industria de fondos europea y la de Estados Unidos son más que evidentes. Prácticamente no existe nadie que ponga en duda las múltiples distinciones que existen tanto en los mercados de bonos y acciones, en materia regulatoria, en gestión e incluso en el comportamiento de los partícipes entre el Viejo Continente y América. Sin embargo, con la crisis, las tendencias se han homogeneizado y los inversores muestran una clara preferencia por la renta fija a ambos lados del Atlántico.

Hasta hace unos años, el inversor americano se caracterizaba por tener un carácter más arriesgado que los europeos y las posiciones en renta variable eran destacadas, fomentadas también por su visión a más largo plazo. De hecho, el partícipe de EEUU mantuvo su confianza en los fondos de inversión y el patrimonio de estos vehículos continuó aumentando durante los años más duros de la crisis, al contrario de lo que sucedía en Europa.

En la actualidad, la distancia entre ambas industrias se ha estrechado notablemente e incluso los avances patrimoniales son similares. En Europa, las instituciones de inversión colectiva armonizadas registraron en el primer semestre un crecimiento del 5,6% hasta los 5,95 billones de euros, según los datos de Efama –si se incluyen las no armonizadas, el patrimonio asciende a 8,44 billones-.  Por su parte, los activos en fondos americanos aumentaron un 4,8%, hasta los 9,67 billones, según las cifras de la patronal de fondos americana Investment Company Institute (ICI).

Y, por supuesto, las tendencias se han igualado en la demanda. La renta fija es, sin duda, el activo de moda por excelencia.  En Europa, los fondos de deuda han experimentado suscripciones netas de 41.837 millones de euros, mientras que entre los fondos norteamericanos alcanzaron los 60.794 millones de dólares.          

En lo que sí se distinguen americanos y europeos es en su apetito por los fondos monetarios. Mientras que en el Viejo Continente ha regresado el apetito por estos productos y ha aumentado su patrimonio en 10.000 millones, en Estados Unidos se encuentran en el olvido más absoluto y se ha registrado reembolsos netos de 72.445 millones de dólares.  En Europa, por contra, la peor parte se la llevó la renta variable, con salidas de 27.959 millones de euros.

Alemania lidera los avances

No obstante, el comportamiento de los partícipes entre los países de Europa es muy diverso. Las industrias de Irlanda y Alemania fueron las más prósperas en el primer semestre del año y los activos gestionados aumentaron un 10,1% y 10,7%, respectivamente. En el caso de Dublín, el patrimonio roza ya casi el billón de euros.

Una cifra que superan ampliamente los líderes de la industria: Luxemburgo, con 1,7 billones gestionados, y Francia, con 1,1 billón, tras registrar sendos avances del 5,8% y 3,7%, cada uno.

Por su parte, los países más castigados por la crisis fueron los que reflejaron los peores datos. En España, continuó la sangría de reembolsos y los activos cayeron un 3,4%, hasta los 146.000 millones de euros, mientras que en Italia la reducción fue del 4,6%, hasta 133.000 millones de euros.  

Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5) Valorado (0/5)(0/5 | 0 votos)

|

 Compartir

|

 Deja tu comentario

|

 0 Comentarios

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados