LOS INTERESES NO VAN A VOLVER AL NIVEL DE JULIO, PERO HAY OPORTUNIDADES

¿Todavía es buen momento para apostar por renta fija corporativa?

TAGS  >

rentabilidad

¿Todavía es buen momento para apostar por renta fija corporativa?
María Benito 25/09/2012   (06:00h)
Enviar
10
6
 
0
Menéame
Imprimir

El plan del Banco Central Europeo ha abierto una ventana de liquidez que las empresas españolas han aprovechado para emitir deuda. Pero el buen comportamiento que ha tenido el papel corporativo europeo limita el recorrido de los bonos, por lo que los expertos aconsejan aprovechar los repuntes de los diferenciales para comprar y hacerlo de manera selectiva o a través de fondos muy diversificados.

“El repunte del riesgo -a mediados de año- tras diluirse el efecto de los LTROs ha revertido en gran medida. Los spreads están muy cerca, en nuestra opinión de niveles de ‘equilibrio consistentes’ con un escenario como el actual”, explican desde Inversis. “Creemos que pude seguir el buen comportamiento, pero el recorrido será menor al visto en estos diez meses”, añaden.

Por eso, Inversis aconseja mantener las posiciones tanto en deuda high yield -más riesgo y más rentabilidad-, como en bonos con grado de inversión –en función de las calificaciones de las agencias-, aunque en Europa están más cómodos en estos últimos.

En este sentido, Javier Muñoz, director general de Tressis Gestión, coincide en que “ha habido oportunidades de compra” en buenas empresas y con elevadas rentabilidades. En su opinión, aunque las emisiones “han corrido bastante”, sigue habiendo margen para ir “comprando algunas cosas”. Eso sí, seleccionando bien los nombres, decantándose por deuda senior y de buena calidad.

En opinión de Muñoz ya no vamos a volver a ver los diferenciales de julio -cuando la prima de riesgo española se disparó hasta 638 puntos básicos, máximos del euro-, pero todavía vamos a ver que los spreads a los que colocan las empresas se pueden ampliar algo y entonces será el momento de comprar.  

Estos repuntes de los intereses pueden producirse si se retrasa mucho la petición del rescate. “Los inversores extranjeros quieren que se solicite ya, para mantener los spreads estables”, destaca. Pero si los diferenciales se abren por un incremento de las tensiones sobre la deuda soberana, “será el momento de ir picoteando en el crédito corporativo”, añade el responsable de Tressis.

Por su parte, Victoria Torre, responsable de producto de SelfBank, cree que la renta fija corporativa ofrece unos spreads que descuentan un nivel de impago muy elevado, por el contagio del riesgo soberano, cuando éstos se encuentran en niveles históricamente bajos. Por lo que sí ve oportunidad de inversión. “Sigue siendo un complemento para las carteras, pero teniendo en cuenta que el actual escenario no es idílico, optaríamos por fondos diversificados para diluir el riesgo”.

Las mayores tensiones en los mercados europeos por la crisis de deuda han provocado que este año la renta fija corporativa haya sido objeto de mayor deseo que la soberana y una alternativa para apostar por buenas empresas excesivamente castigadas en bolsa por la aversión al riesgo. De hecho, el crédito corporativo ha sido una de las apuestas claras de las gestoras para la recta final de año. En esta línea se encuentran, por ejemplo, JPMorgan o Lyxor. 

10
6
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

Los Favoritos Los mas Populares Mi cartera


los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados